Elixir I ©

Tamaño de fuente: - +

CAPÍTULO 21

(Hoy se actualiza dos capítulos adelantados. Gracias por leer esta linda trama)

▬⁂⁂♥⁂⁂▬

 

Luego de tranquilizar las cosas, y de tener una charla con mi cabeza, la cual, casi se vuelve loca por todos los sucesos, al fin puedo respirar profundamente y analizar lo que pasó con más profundidad y tranquilidad. O eso creo. ¿Qué se puede esperar de lo que acabó de suceder? ¡Están todos locos! Empezando desde ese tipo principesco roba beso, hasta terminar con el pulgoso voluble.

Bebo un poco del té de manzanilla y miro hacia Julien, quien está de pie en mi habitación. Mi hermana, lo dejó entrar al decirle que tuvo un contratiempo y necesitaba algo de mí.

La ventana…

Dirijo la mirada al lugar que minutos antes estaba el pulgoso.

«Hay un festival cerca, vamos para allá».

Sonrío levemente. Nunca nadie, vino a verme solo para ir a un festival clandestinamente. Ni nada por el estilo.

—¿Lucie? —inquiere Julien a mi lado, sacándome de mis pensamientos. Lo miro a sus orbes azulados—. ¿Puedo preguntar algo?

—Claro.

—¿Por qué huele a Edrick? ¿Acaso estuvo en tu cuarto? —pregunta con un tono muy adusto—. Eso explicaría por qué estaba a tu lado cuando pasó eso.

Sí.

Totalmente. A él, no le gusta eso.

—Sí. Vino a buscarme para ir al festival. Ya sabes cómo es él. —Sonrío algo incomoda por la conversación sobre el pulgoso—. Me gustas tú, Julien. El pul… Edrick, solo es un amigo.

Por un momento, solo me mira en silencio, pero luego despliega una sonrisa hermosa en sus labios perfectos. Ahí fue todo mi autocontrol. Mis deseos por él, se elevan hasta mi garganta, provocándome una sed espantosa y avasalladora. Al instante, siento como mis colmillos salen a relucir en mi boca, demostrando mi otra mitad sangrienta.

—Lucie…

—Mañana hablamos de lo que acabó de suceder. Podemos ponernos de acuer….. —Detengo mi dialogo al observar como cierra mi habitación con seguro. Los latidos de mi corazón, rezumban dentro de mis oídos—. ¿Julien?

—Estoy algo celoso por cómo te comportas con Edrick —habla suavemente a medida que sus ojos brillan en la oscuridad de la noche—. Sé que son amigos, pero no puedo evitar sentir ese deseo de no compartirte con nadie.

Oh Dios mío.

Ambos nos quedamos mirando fijamente. Dejo a un lado todo. Mi cabeza se pone en blanco por completo. No hay pensamientos que molesten en este momento, ni que eviten que haga una completa locura.

Él se acerca a paso lento y sujeta mi rostro entre sus manos.

—Julien…

—Puedes beber de mi sangre. Somos una pareja. Te daré todo lo que necesitas en el futuro. No te faltará nada, Lucie. —Besa suavemente mi frente, bajando hasta mi mejilla y llegando a mi cuello—. También padezco de deseo por morderte.

Sí. Eso quiero escuchar.

No espero más y lo beso sin reserva alguna. Nuestros labios encajan a la perfección, moviéndose, saboreándose y derritiéndose al compás de nuestras respiraciones. Lo necesito como loca. Quiero todo de él.

Sobre todo, su sangre.

Muerdo sus labios, saboreando el delicioso sabor metálico. Ambos gemimos, acercándonos más a nuestros cuerpos. Hay una fricción provocadora entre los dos. Sus manos viajan a mi cintura, enredándola para que no me mueva de ahí.

—Lucie…

—Más, Julien. Quiero más —musito entre nuestros labios. Chupo su labio superior, saboreando la sangre. Sé que estoy volviéndome loca por el líquido que corre por todo su cuerpo.

—Espera —dice, separándose un poco de mí. Gimo de molestia al hacerlo—. Bebe de mi cuello. Calmará tu sed —aparta un poco su camisa, mostrando su piel nívea. Otro latido resuena dentro de mi pecho, y me le voy encima, directo al lugar que está señalando.

Muerdo sin reserva alguna.

Bebo su sangre como si fuera la cosa más deliciosa del planeta.

Él es mi pareja vampírica. Siempre seré adicta de su sangre. No importa nada, ni la aguja que siento en mi cabeza, ni mucho peor, si estoy en mi habitación con él y el deseo carnal que me rodea.

—Es normal sentirte así —murmulla. Lamo su cuello, quitando restos de sangre—. Solo recuerda, no ponerte así con otras personas.



Señorita Yuuki

Editado: 18.10.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar