Ella es mía

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 9

El sale de su auto para poder acercarse a ella, Axel sabía muy bien que lo había visto y esa era su oportunidad para hablar con ella, antes de que entrara a su casa y así lo hace

Gema: no entiendo el motivo porque el cual estas aquí. Sera mejor que te vayas, mi padre no tarda en llegar y no le va a gustar verte.

Axel: he venido solamente por ti. Además, no me pienso ir sin hablar contigo y tenemos muchas cosas que aclarar, mi cielo. Espero que entiendas todo lo que te voy a decir.

Gema: no hace falta que digas nada. Llego la hora de volverte el anillo de compromiso que me diste, la última vez se me olvido dárselo a tu madre y no quiero que me digas mi cielo, porque no somos nada.

Axel: ese anillo te pertenece a ti, Gema. Pero, como antes no sabía tu nombre, tenía que nombrarte de alguna manera y esa fue la única que me gusto.

Gema: si estás aquí, lo más seguro es que hayas recuperado tu memoria. No es necesario que vengas a pedirme una disculpa por haber rompido nuestro compromiso y como te diste cuenta seguí con mi vida, estoy comprometida nuevamente.

Ella no espera volver a verlo y la única manera de alejarlo de ella era mentirle. El chico que había estado con ella era su primo y siempre venía a pasar una temporada con ellos

Axel: todavía no he recuperado mi memoria del todo. Le dice lo siento mucho, pero tú no te vas a casar con nadie y precisamente de eso quiero hablarte.

Gema: esto no tiene ningún sentido para mí. Además, si antes de que pasara lo de tu accidente, nunca te habías interesado en mí, el día de por fin tengas todos tus recuerdos, te olvidaras de que existo.

Axel: no lo hare. Estoy decidió en quererme casar contigo y quiero entrar a tu casa, porque necesito hablar con tu padre de nuestra boda y tengo pensado esperarlo hasta que llegue.

Gema: estas consciente de lo que vas a ser. No se te olvide que estoy comprometida y mi padre no cancelara otro compromiso, pero de una vez te lo digo para que desista de esa idea.

Axel: quiero que entiendas que eres mía. Si es así, no tendré otra opción que hacerlo a mi manera y eso no te va a gustar, mi cielo.

Gema: siempre has sido una persona que nunca le ha gustado demostrar sus sentimientos. Solamente falta que me digas que estás enamorado de mí.

Axel: todavía no sé lo que siento por ti, Gema. Desde que desperté en el hospital y te vi, no puedo dejar de pensar en ti, además también apareces en mis sueños.

Gema: entonces fue un error de mi parte irte a ver ese día. Solamente quería despedirme de ti para siempre y desearte que fueras feliz.

Axel: mi felicidad la tengo enfrente de mí. Le dice aunque recupere mi memoria, jamás estaré dispuesto a dejarte ir, eso te lo juro.

Ella se sorprende con sus palabras, sentía que él no era la misma persona. Porque él nunca la miraba como lo estaba haciendo



Karen Pamela De La O Jaimes

#936 en Novela romántica

En el texto hay: boda, romance celos, fea

Editado: 23.10.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar