En El Cuerpo De Mi Asesina

Tamaño de fuente: - +

CAPITULO 7 (MALAS NOTICIAS)

Me quedé quieta por un segundo, de pronto el tiempo se congeló tenía que responder rápido volteé a verlo y sonriendo le dije alguna vez lo mencionó en alguna de nuestras charlas y tu cocina está tan bien organizada es fácil encontrar todo esposa es una gran mujer.

Mi marido me miró con tristeza y dijo algo me dice que no va a volver, sentí mi corazón quebrarse no podía soportar la idea de verlo sufrir por mí.

Mientras preparaba el almuerzo comencé a preguntarle sobre cómo estaban tomando los niños las cosas, el con una voz casi quebrada me dijo que tenía la esperanza de volver a ver a su madre.

Mi hija me dijo extraño a mi mami, terminé el almuerzo y comencé a servir mi hijo estaba levantándose y preguntó quién era yo, una amiga de tu mamá respondió mi esposo siéntense a desayunar, servir el desayuno como lo hacía todos los días mi hijo comentó sabe cómo la comida de mi mamá, mi gato entró por la ventana y al verme corrió y empezó resbalarse entre mis piernas él sabía que era yo, mi esposo dijo es verdad la comida tiene su mismo toque yo sonreí nerviosa y les dije tal vez es que la extrañan demasiado.

Desayunamos tranquilos entonces me preguntó ahora sí cuéntame ¿qué sucedió anoche?, nada de importancia sólo que estoy un poco paranoica; mi esposo me dijo gracias por el desayuno pero debo preparar a los niños para la escuela yo torpemente le dije gracias a usted por permitirme desayunar con ustedes, también yo debo irme tengo que investigar qué sucedió anoche.

Salí de ahí tomé el auto fui a casa de Laura a bañarme y prepararme para el trabajo durante este rato vino a mi mente la idea ir a hablar con el brujo de nuevo, para ver si sabía sobre algún hechizo para regresar a mi cuerpo pero entonces pensé moriré? Tan confuso he increíble es mi caso, que empezaba a perder la esperanza recuperar mi vida.

Salí de mi casa, conduje hasta el trabajo, al llegar a la empresa Juan me estaba esperando y me preguntó ¿qué le dijiste a la policía? No he hablado con ellos pero ya te lo dije yo no voy ser tu cómplice en nada.

La actitud de Juan era diferente, esta vez era hostil al menos ya no me acosaba ni me obligaba a tener sexo con él se dio la vuelta molestó y me amenazó diciendo esto no ha terminado.

Me fui a mi área de trabajo, me encontré con mi amiga la esotérica que se acercó y me preguntó disculpe ¿sabe si hubo noticias sobre Leticia? Tenía que seguir fingiendo así que con un tono enfadoso le dije metete en tus asuntos y me di la vuelta.

Habían pasado algunas horas la duda de quién pudo seguirme, daba vueltas en mi cabeza, cuando de pronto escuché una voz familiar buenas tardes señorita Laura; soy el detective Cisneros me permite unos segundos de su tiempo, se me congeló la sangre me levanté de mi asiento, me di la vuelta para saludarlo y le dije claro que sí, en qué puedo ayudarlo, abrió una libreta y dijo me podría dónde puedo consultar el recorrido de las rutas especiales que toman los empleados; así como los registros de salida y de entrada a la empresa, los vídeos de seguridad del estacionamiento, cuando dijo esto Juan se acercó nervioso y saludo al detective Cisneros con una actitud nerviosa le preguntó ¿qué anda haciendo por aquí? apoco anda buscando empleo y se rió haciéndose el chistoso, el detective Cisneros le dio una sonrisa sarcástica contestándole lo veo muy animado supongo que ya le avisaron que esta tarde tenemos usted y yo una plática pendiente, a Juan le cambió el rostro por completo respondió claro no tengo nada que esconder, el detective Cisneros dio una risa sarcástica de nuevo, aún no pero veremos que arrojan los videos, yo puse una media sonrisa sígame lo llevaré al departamento de seguridad, Juan camino junto con nosotros pero el detective Cisneros lo detuvo diciendo lo siento caballero pero este asunto no es de su incumbencia.

Juan hizo sólo una mueca y dijo sólo quería ser amable el detective Cisneros le respondió muchas gracias pero Laura me llevará hasta donde quiero.

Cruzamos la empresa, de nuevo mi amiga la esotérica se acercó, le preguntó el detective Cisneros, ¿está aquí por Leticia? El detective Cisneros le dijo rápidamente sí, sacó su libreta y preguntó ¿cuál es su nombre jovencita? Sofía respondió ella, ¿qué relación tenía usted con la víctima? Éramos amigas, ya veo ¿hay algo que usted quiera decirme? Sofía me miró, dijo sí pero a solas el detective Cisneros sacó una tarjeta, se la entregó diciendo búscame la fiscalía mañana en la tarde y platiquemos; si necesita algún papel firmado para que le permitan salir de la empresa no dude en pedirlo, estrechó su mano y siguió caminando conmigo, me puse nerviosa sí Sofía hablaba con el de mi sueño, de lo que había pasado con el brujo podría darle una pista al detective Cisneros pero qué tan válido argumento de Sofía para Cisneros. Se veía que era un hombre muy cabal, difícilmente creería sobre embrujos y hechizos no me quedó más que imaginar qué tomaría todo como una broma.



Ángel Medina

#1188 en Paranormal
#3724 en Thriller
#2126 en Misterio

En el texto hay: amor y magia, reencarnaciones

Editado: 05.04.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar