En El Cuerpo De Mi Asesina

Tamaño de fuente: - +

CAPITULO 12 (AJEDREZ)

EL brujo tomó una silla y se sentó frente a mí, yo lo miraba con odio pero él tenía una sonrisa en su boca, el detective Cisneros nos miraba y dijo entonces dígame ¿cuál era su interés? ¿Por qué este brujo dice que usted es la culpable? Yo miré a Cisneros y le dije quiero a mi abogado y no hablaré más, el brujo sin dejar de verme le dijo al detective ¿me dejaría hablar a solas con ella? Yo le respondí no tengo nada que hablar con usted, él sonrió y me dijo claro que sí; pero no te has dado cuenta, Cisneros notó que la tensión crecía y yo estaba acorralada. El brujo despertaba cierta intriga en mí, así que le dije bueno está bien si Cisneros se va acepto, el detective se puso de pie y salió de la sala dijo iré por café y a ver lo de su abogado, el brujo dijo no cuando usted regrese la señorita va a confesar todo.

Cisneros salió de la sala y nos dejó solos me crucé de brazos y el brujo sonrió diciendo ¿y esa actitud de niña regañada te va a solucionar las cosas?

¿Qué quiere? le pregunté. El sonrió burlón y dijo que piensas que busco, ¿dinero? Pregunté yo, el de nuevo dio una sonrisa dijo algo mas valioso, algo que te pedí hace rato, yo lo miré con extrañeza y dijo pido tu paz, este problema surgió por tu necedad de negar la magia y en ocultar la verdad con mentiras por miedo, algo que tu llamas lógica, si desde el inicio hubieras dicho la verdad y no hubieras negado la magia las cosas serían distintas, yo me exalté diciendo si ya me hubieran metido a un manicomio él sonrió de nuevo ¿por qué? ¿Por aceptar lo que otros no pueden entender? Mírate ahora, ¿sería más tonto he ilógico que pensaras que la magia no es real, que era más fácil complicar todo y esconder tu cuerpo y tratar de vivir una vida ajena a decir lo que ocurrió y tener la fe en la magia para dar una explicación clara de lo que sucedía?

¿Pero si lo hubiera hecho como lo hubiera probado? el brujo sonrió de nuevo, la magia es un misterio tan grande que no necesita mucha explicación y prueba de eso es que la fe te salvó la vida si no hubieras mordido el amuleto serias tú la que estaría bajo tierra.

Ahora; no te delaté, te regalé la oportunidad de hacer las cosas bien, sin remordimientos de todos estos errores que si seguías ocultando bajo mentiras, tarde o temprano terminarían por ahogarte tal y como le pasó a tu cuerpo.

Piensa; el callarte te ha alejado de tus hijos, de tu marido, de la oportunidad de recuperar tu vida y lo más importante de alejarte de vivir una vida robada, que de cierta manera el mismo destino te obligo a tomar, las personas pueden con la verdad por muy dura que sea todos la asimilamos, tu misma ahora asimilaste lo que te ocurrió; pero montaste tu nueva vida en muchas mentiras, esta tarde que te vi me di cuenta de la necesidad que tenías y de cómo la soledad te apretaba el corazón, un rato después de que te fuiste llegó el detective Cisneros y me contó todo lo que pasaba, me dejó saber las evidencias y su serio rastro para contigo, entonces entendí que nuestro destino estaba mas entre lazado de lo que pensábamos y que tenías que tener este cierre para poder empezar de cero sin mentiras y ni remordimientos, lo de tu familia, tú debes decidir si quieres que tu esposo sepa quién eres; pero también recuerda que lo muertos, muertos se quedan y nada será igual, dejaste pasar mucho tiempo, asimilaron tu muerte cosa que es resultado nuevamente de tu silencio tan prolongado; pero hoy no solo vine aquí con una acusación, si no con una solución.

Primero necesito que admitas lo que pasó, que le cuentes a Cisneros toda la verdad; él la merece, deja que su juicio y su corazón entiendan lo que te pasó, también es un humano de corazón muy cálido y se merece que le seas sincera, porque se ha esforzado en encontrar a tu asesino y castigó a tu violador, Cisneros entró con un café y me dijo veo que su plática le cambio la actitud señorita, yo lo miré con mucha calma y dijo ¿quiere decirme algo? yo me puse de pie y le dije si, de pronto tocaron la puerta, entró un abogado con Sofía detrás y tenía el diario, Sofía me dijo Laura ya no dejes que te estén acosando, ya traje un abogado y deben dejarte hablar con él; además quiero hablar contigo en privado y señaló el diario, el brujo me miraba con decepción como pensando que seguía escondiendo cosas y de alguna forma sus palabras me habían llegado a lo más profundo, las estaba considerando. Cisneros dijo vamos a calmarnos hagamos lo siguiente, usted, su amiga y su abogado vayan a otra sala; platiquen y consideren un trato, el señor y yo esperaremos aquí con un buen café para empezar a negociar, el brujo puso su mano en mi hombro y dijo piénsalo, esta noche te estoy liberando y te daré un regalo. Mi abogado me pidió ir a la sala, Sofía caminaba detrás de mí, ella le pidió al abogado que se adelantara y me habló aparte, estuve leyendo el diario de la loca y sigue hablando de sus viajes astrales; pero quiero que leas éste, la página de la noche previa a tu muerte.

Anoche tuve el sueño más raro de todos, la mujer que a rondado mi casa todas estas noches por fin me dio la cara, ya no le tengo miedo, bajé la escalera y mi cuerpo se quedó en la cama, llegué a la sala, ella estaba sentada en el sillón pequeño observando un tablero de ajedrez era una mujer de tés blanca, sus ojos eran negros y me dijo con una voz que solo pude escuchar en mi mente, siéntate vamos a jugar, yo entendí su reto, le dije quién eres, ella contestó soy la muerte. Hizo un movimiento en el tablero y dijo siento que no eres feliz en tu cuerpo, ni en tu vida; yo respondí la jugada y le dije ¿como ser feliz cuando te sientes tan vacía? hizo otra jugada y dijo ¿es un hombre el que te hace perder las ganas de vivir? Yo volví a mover derribando su pieza y respondí, no es cualquier hombre es por el que daría mi vida, ella hizo una jugada de nuevo y todo en la sala empezó a desaparecer, era como si la sala volara a otro lado, por fin pude salir de la casa; empecé a escuchar sonidos de grillos y agua, estábamos cerca de un canal y la luna era nuestra única luz, movió la pieza diciendo ¿y quitar una vida? De nuevo derribé su pieza y dije lo que fuera por ser suya, ella me miró, sus ojos reflejaban el universo y dijo; debes amarlo mucho si estas dispuesta a matar y a morir, yo de nuevo derribé su pieza y la puse en hake diciendo, sólo me liberare de lo estorbos pase lo que pase; ella tiró su rey diciendo hay más de una forma de quitar la vida, te lo prohíbo no juegues a ser Dios por un capricho tonto, no me hagas darte una dura lección y desapareció; desperté en mi cama con el corazón acelerado como presintiendo que algo malo sucederá hoy.



Ángel Medina

#181 en Paranormal
#403 en Thriller
#219 en Misterio

En el texto hay: amor y magia, reencarnaciones

Editado: 05.04.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar