En El Cuerpo De Mi Asesina

Tamaño de fuente: - +

CAPITULO 15 (INTERCAMBIO)

El brujo y yo miramos a Cisneros, el brujo preguntó ¿por qué no se podría? Cisneros se puso de pie y dijo -ustedes piensan que es sencillo para mí, me estoy jugando no solo el puesto si no la reputación en una evidencia que no tiene bases-, el brujo lo interrumpió -¿como que no tiene bases?-, Cisneros dijo en tono sarcástico -usemos la lógica, ahora tendré que no solo mentir si no que debo darle un giro a la historia y a las evidencias de un caso que esta confeso, casi resuelto- , caminé a Cisneros que estaba algo alterado, lo tomé de las manos y le dije, -¿realmente piensa que no vale la pena el intercambio?, ¿realmente no cree que todo lo que sucedió sea cierto? Sabe cuándo conocí a mi esposo supe que era el hombre con el que quería envejecer, no era el más guapo ni tenía dinero; pero sus ganas de enfrentar la vida y el hacerlo conmigo como inspiración me motivó a jurarle que lo amaría pasara lo que pasara, hasta el momento que sentí mi cuerpo sin aire mi último pensamiento fue él, recordé su primer beso, sus tonterías, su manera despistada de ser, sus chiste malos y buenos, esa forma tan carismática de cocinar, extrañé nuestros momentos hasta las peleas, porque aunque sé que él lo sabía nunca pude decírselo, no sabe detective lo difícil que es no poderle decir a quien uno ama un último adiós, y mucho menos imaginará lo que es tenerlo frente a frente y no podérselo decir, cuando me embaracé de mi niño me dio mucho miedo, estaba sola en esta ciudad, el único hombre cerca era mi esposo y miles de cosas me abrumaban a veces no podía dormir, mi embarazo fue una difícil experiencia, en su momento la soledad me abrazó y de no ser por mi esposo no sé qué hubiera sido de mí; pero cuando lo escuché llorar después de casi una noche de labor de parto todo ese sufrimiento y miedo se volvió fortaleza juré, estar ahí para él, juré que sería la mejor madre, mi esposo llegó me dio un beso y le dijo a mi bebé bienvenido, empezamos una vida tan diferente un hijo lo cambia todo, con el paso de los años decidimos que tendríamos una pequeña por si algún día le faltábamos a mi hijo tuviera alguien en quien apoyarse, ¿y hora? Él esta allá afuera luchando solo, enfrentándose a la vida sin mí, atendiendo a sus hijos solo, sin nadie que escuche sus problemas y lo abrace diciendo que todo va a estar bien, ahora mismo está afuera confundido con todo esto sin saber que hacer o pensar de la única mujer que llegó a tenderle la mano en medio de la tormenta, compréndalo Cisneros, necesito recuperar a mi familia no es justo que yo pague por este crimen, ¿no le parece suficiente pena que tener que despertarme viendo en el espejo el rostro de la mujer que me arrancó la vida, que convirtió en huérfanos a mis hijos y a mi esposo en viudo? ¿Sabe cuántas lágrimas me debe Laura? ¡No solo las mías, me debe la preocupación de mi esposo al despertar en la mañana y no verme, me debe el llanto de mi hija pequeña que solo se pregunta dónde está su mama para que le haga su bollito, me debe la soledad y tristeza de mi hijo que no logra asimilar que su madre ya no está, me debe los cumple años de mis hijos, mis aniversarios de boda, las bodas de mis hijos me debe tantos momentos que ya no se cumplirán! ¿Acaso no vale eso mi libertad? ¿Acaso no vale eso que usted tenga un poco de sensatez y haga su vista a un lado para dejarme rescatar lo poco que me queda?- Cinseros bajo la mirada pude notar que mis palabras le llegaron al alma, miró al brujo y le dijo -¿está seguro de este plan? ¿Se da cuenta que aceptarlo es aceptar que usted cambiará de cuerpo con alguien y ese alguien deberá morir?- El brujo lo miró y dijo -Cisneros usted sobrevalora la muerte, esa persona sabe que va a morir desde que nació, mi cultura es demasiado complicada y extensa, esa persona morirá sí; pero también reencarnará, esto es un ciclo tan complicado como fascinante, no tenemos tiempo para una clase de historia, arrésteme por el asesinato de Leticia, confieso que yo la engañé dándole un potente veneno que ella bebió sin saber de las consecuencias y deje a esta mujer recuperar su vida, renacer en otro cuerpo y que la culpa se vaya al fondo de una fosa común en este cuerpo viejo y gastado-, Cisneros nos miró a ambos, tomó el teléfono ordenando arrestar al brujo, dejándome en libertad, dijo los policías ya vienen aproveché y abracé al brujo, -perdóneme por haberlo tratado de esa manera, gracias por devolverme la vida aunque sea de esta manera; pero más que nada gracias por devolverme la libertad-, el brujo me miró -ahora tú ya que has visto mi plan, sigue mi consejo deja a los muertos descansar, dale a tu vida la segunda oportunidad olvidando el pasado y empezando de cero, los vestigios del romance perdido son la peor base para un amor sólido, siempre sigue la regla del alfa y el omega cierra círculos, cierra historias y aprovecha las virtudes de la vida de Laura que ella no aprovechó, has de tu nueva vida un acierto de un error, reconquista a tu marido, gánate a tus hijos hazlos tuyos; pero siendo Laura y deja que Leticia descanse en paz-.

Le di un beso al brujo, las lágrimas me traicionaban un policía entró a llevárselo, él sonrió y dijo -no olvide Cisneros mi visita-, Cisneros me miró diciendo -Laura usted queda en libertad y libre de toda culpa, una vez que confesó el brujo ya no hay delito que perseguir-, me acompañó a la entrada, me entregaron mis cosas, Cisneros me acompaño afuera mientras llamaba un taxi me dijo -¿puedo darle mi opinión? Creo que las palabras del brujo son las correctas, solo le faltó una cosa extra, recuerde que sus hijos forman con usted una conexión y más con todo lo que me contó, ellos pueden ser la llave que necesita para entrar de nuevo al corazón de su esposo, que ahora mismo está muy confundido y lo estará más cuando sepa lo que pasó, tenga mucho cuidado en como le dirá las cosas o piense si esta historia sea apta para él, yo tuve un hijo alguna vez y no sabe lo mucho que le rogué a la vida que le diera otra oportunidad, murió en mis manos por mi culpa y es algo que jamás me voy a perdonar, jamás debí aceptar el caso del juguetero; pero si le diré una cosa no hay día que me arrepienta y no me duela no poder regresar el tiempo al momento de esa mala decisión, Leticia acostúmbrese que ahora es usted Laura, acéptese usted misma, en vez de ver lo malo y estar lamentándose de lo que pudo pasar vea los beneficios que esto le trajo, adáptese a este cuerpo y a esa vida, usted tiene lo que muchos rogamos al cielo una segunda oportunidad, ahora está libre y la vida empieza a sonreírle muchas veces debemos destruir el mundo para crear uno nuevo, al principio duele; pero hasta que usted entienda que ya no hay vuelta atrás no va a poder ver la solución y lo que es más importante encontrar de nuevo la felicidad-.



Ángel Medina

#190 en Paranormal
#402 en Thriller
#209 en Misterio

En el texto hay: amor y magia, reencarnaciones

Editado: 05.04.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar