En libertad [#e3]

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 9

Entre a la habitación en busca de Alexander, una vez dentro lo encontré sentado en la cama, estaba jugando con el anillo de compromiso en su dedo, me acerque despacio a él y noto mi presencia.

—Hola cariño—Intento besarlo, pero él corre la cara, retrocedo un paso y lo miro con incredulidad ¿Me acaba de rechazar un beso?

—Si vas a besarme con los mismos labios que con los que besaste a James, prefiero pasar. —Su tono frío me sorprendió, mejor dicho me sorprendió sus palabras. —¿Creiste que me ibas a mentir toda la vida?

Oh, oh...

—Cariño, lo puedo explicar...

—Sabes, no me molestó que te haya besado, de hecho si me molestó pero no sería justo que lo discuta contigo cuando tú solo lo alejaste.—Se cruzó de brazos—Me molesta y demasiado que me hayas mentido con tanta simpleza, me mentiste en la cara. ¿Creiste que me enojaria? Anda, Mclaren, sabes que prefiero razonar antes de crear una discuta.

—Tuve miedo, no quería que le hagas daño a James por culpa de unas botellas de ron.—Suspire—Lo lamento.

—No, no, es que...—Se toca la nuca—¿Te preocupa que le haga daño a James? Por que ami solo me preocupa nuestra caótica relación.

—No dije eso, yo solo... déjame explicarlo.

—No, no, espera.Tengo una incógnita que me come la mente poco a poco, ¿Cuántos secretos aún escondes de tu fiel marido? Por qué, que yo recuerde, yo no tengo ninguno.

Una lágrima cae por mi mejilla.

—Velkan no fue el único.

—¿Disculpa?...

—Velkan, no fue el único que te traicionó. Cuando te conocí me tratabas mal, horrible, me encadenabas y me... Aish, el punto es qué, Lucas al inicio de todo, dejó a Jaqueline por mi. ¿Recuerdas su mate, que me quería matar por razones "inexistentes"? Bueno, siempre fue por eso, Lucas estaba enamorado de mí, pero con el tiempo se dió cuenta que solo era la adrenalina, la acción y la aventura que me rodeaba.

Su rostro se volvió neutro y miró el suelo, sentí un dolor en mi pecho era la señal de la marca cuando uno de los corazónes se rompia.

había roto el corazón de acero de Alexander William.

—Vete de mi castillo, por favor.—Con voz débil y delicada tragó en seco y me miró a los ojos—Vete, ahora mismo.

—Alex...

—¡No! No puedo creer que mantengas una mentira de pie tanto tiempo ¡Diez años, Katherine! ¡Diez años mintiendome! —Su voz se rompe y cubre su rostro con las manos—Vete, Mclaren, vete antes que haga una locura.

Hoy había luna llena, su lobo iba a tomar el control si seguía insistiendo. Retrocedi lentamente mientras lo miraba a los ojos

—Los niños quedarán conmigo.—Afirmó

Mis ojos se abren al tope.

—¿QUÉ? ¡NO PUEDES ALEJARLOS DE SU MADRE!

—¡TÚ LO ALEJASTE DE SU PADRE DURANTE SEIS PUTOS AÑOS Y RESPETE TU MALDITA DECISIÓN! VETE DE MÍ CASTILLO, MCLAREN!—Gritó contra mi, se estaba desahogando

El dolor de profundizo en mi pecho y estalle en llanto.

—No, no, no, no, no, no me puedes dejar Alexander. Por favor, ustedes son lo único que me mantiene a corde no pueden abandonarme.

—Agarra tus cosas y vete, ya no puedo ni siquiera verte la cara, mentirosa. —Se puso de pie y salió de la habitación chocando su hombro con el mío.

CALEB POV

Miré por la ventana y suspire, había comenzado a llover por lo cual, podría seguir con mi maratón de Netflix tranquilamente, las palomitas ya estaban listas y la televisión exclamaba que apoye el trasero en el sofá y mi pulgar en el botón del control remoto.

—Eres una basura, una basura, todos saben que eres inservible por eso te ocultan cosas...

Cuatrocientos dió paso a sus crueles comentarios, blanqueo mis ojos con irritación.

—Encerio, me tienes cansado. No siempre vas a poder bajar mi autoestima, sombra.

—Mira —La pantalla de la televisión se pone toda negra. ¡Genial, rompió la televisión! Aish. De pronto, la televisión vuelve a la normalidad pero con un vídeo reproducciendose. Parecía ser la toma de una cámara de seguridad...—Aquel hombre es Derek Mclaren, tu padre, Katherine te oculto que lo tiene prisionero por que sabe que eres una basura al cual no le interesa ni en lo más mínimo tu opinión, te mintió evidentemente y te hizo pedazos por dentro. Eres una basura andante, Caleb.

Mi celular comienza a sonar y veo la pantalla "Llamada entrante de: Katy❤"

Atiendo hecho una furia.

—Ca...

—Eres una mentirosa.—La interrumpo—No puedo creer que me hayas mentido en la cara, no puedo creerlo eres una total perra. ¡También es mi padre, mierda! Eres tan egoísta que ni siquiera pensaste en decirmelo, pudrete. Encerio estoy que ardo del enojo. ¡Ya ni me llames!

—No, no, no, espera hermanito, no me dejes tu también...

—Adiós, Mclaren.

Cuelgo y aviento el teléfono contra la pared. ¡Aigh!



SolWalton

Editado: 09.05.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar