En sus manos

Tamaño de fuente: - +

Capítulo: 6

Charlie despertó en un lugar extraño, por el olor se dió cuenta que era un hospital, su madre estaba durmiendo en un sillón al lado de él... Cuando ella vio que Charlie estaba despierto, se exaltó y lo revisó para ver si se encontraba bien.

— Ay Charlie, la verdad no sé que te pasa, tu no eras así, literalmente te importaba un comino lo que dijera o pensará la gente.

— Ahora es diferente mamá, me he puesto a pensar ¿Qué será de mi cuando tú mueras?... ¿Quién me cuidará?... Pues papá se fue de la casa cuando se dió cuenta que el único hijo que pudiste concebir era ciego, arruiné todo, tu vida, la mía y la de papá.

— No pienses así, ninguna decisión que haya tomado tu padre es culpa tuya, si el me hubiera amado de verdad estaría conmigo no importase la circunstancia.

— No importa ya, porque al fin y al cabo, nadie me va a amar jamás... Ninguna mujer.

— Oh Charlie — dijo la madre de Charlie mientras acariciaba su cabello y lloraba con el, pues ella sabía que en parte era cierto, pero nada era imposible en esta vida, aunque Charlie no lo creyera así... Ella no podía impedir nada de lo que le estaba pasando a su hijo.
 


 

Las madres quieren hacer todo para proteger a sus hijos ¿Pero y si no se puede hacer nada?... Por más que lo intentes, sabes que no puedes hacer nada por el.
La madre de Charlie lloraba todos los días y Charlie no lo sabía, a ella le afectaba todo, en su corazón extrañaba a su marido, cuando era pequeña simplemente quería una vida normal, vivir con el chico que siempre amó y tener 3 hijos, lamentablemente sus ovarios sólo soportaron uno y le salió ciego, se odia por no ser suficiente para Charlie, por no haberle dado la mejor vida, por haberlo concebido de esa manera, pero no es su culpa como dije antes, no es de nadie.
 


 



Gerardine

#6938 en Novela romántica

En el texto hay: romance, amor, ciegoamor

Editado: 21.07.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar