En Tus Manos

Tamaño de fuente: - +

CAPÍTULO 12

 

 

Sábado 03 de julio, 7:30 pm

Es la primera vez que me siento de esta manera así que no es fácil para mi describir lo que siento, es como estar dentro de una puta burbuja y que lo que este afuera no importe, estar en un lugar seguro, sentirte cálida y feliz, sentir que nada de te hará enojar porque donde estas todo al final estará bien, así se siente estar en los brazos de Neil.

Justo ahora estoy sentada entre sus piernas y envuelta por sus brazos en la parte trasera de su camioneta, tenemos vista directa a la playa y no puedo pedir nada más para que esto sea perfecto.

—Sabes, ya sé quién es el hermano de tu amigo —le digo, trato de ignorar la sensación que provocan sus dedos cuando acarician la piel de mi brazo—. Y confirmado, jamás saldría con él.

Jamás en la vida saldría con ese tipo, primero porque no es mi tipo y segundo porque corresponde al tipo de Elías. Si, el hermanito del chico extraño tuvo sus cuantos encuentros hot con Elías, pero le fue más fácil decirle a su hermano que estuvo conmigo.

—¿Y eso porque? —su tono se vuelve curioso, giro un poco a verlo y le respondo obvia.

—No es mi tipo.

—¿Tu tipo?

—Sí, musculosos, con tatuajes, condenadamente sexys, atléticos con…

Cuando siento su cuerpo tensarse cierro los ojos con fuerza y me doy cuenta de lo que he dicho. Así que de un rápido movimiento giro y cómo puedo me siento a horcajadas sobre él.

—Pero eso es pasado porque ahora mi tipo eres tú.

—No te creo.

—No te me hagas el ofendido Neil Crossley. Que bien que tú también tienes tu tipo, que lo odio por cierto.

—¿Si? Y según tú, ¿Cuál es mi tipo?

—Rubias, muy rubias con horribles ojos azules —el parece estar a punto de reír, pero lo golpeo con fuerza—. Las vi, las vi en tu Instagram. Todas las chicas que sigues son rubias.

—Yo te sigo y no eres rubia.

—No te hagas el chistosito, Neil.

—¿En serio viste a las personas que sigo?

—Sí, y también te active la active las notificaciones —su pecho se mueve rápidamente debido a su risa—. ¿Hay algún problema con eso?

—No, para nada —después de reír un poco más, para abruptamente—. Pero que buen plan el tuyo el de invertir todo para que olvide todo lo que dijiste.

Lo miro inocente y bato mis pestañas haciéndome la desentendida.

—Pero tú ahora eres mi tipo —me dice, usando mis propias palabras—. Toda morena y con ojos morrones y de premio pecas en la nariz y hombros.

—Yo odio mis pecas.

—Yo las amo.

Al decir la palabra con “A” mi corazón empieza a golpear contra mi pecho y cuando se acerca y besa mi hombro justo donde están mis pecas mi cuerpo se estremece por completo.

—Tú tienes una linda nariz.

—¿Que? —ríe, la risa de Neil me derrite por completo—. ¿Una linda nariz? —Asiento—. No pues, gracias.

—En serio me gusta tu nariz y también me gusta besar tu boca.

—A ella también le gusta que la beses.

Neil pasa sus brazos por mi cintura y une sus manos en la parte baja de mi espalda para pegar mi pecho al suyo incentivándome a lo que ya tenía planeado hacer, besarlo.

Bueno, condenadamente bueno se siento besarlo.

Mi cuerpo se llena de anticipación cuando me toma fuerte de mi cintura y comienza moverme sobre él, gustosa desvió mis besos de su boca a su mejilla y me dirijo a su oído para empezar a susurrarle.

—También me gusta cuando me tocas —gimo descaradamente para provocarlo y parece funcionar porque entierra su cara en mi cuello y lo escucho respirar frenéticamente—. Tócame, Neil.

Separándome un poco llevo las manos a mi cuello para desatar el nudo de mi traje de baño, su boca se abre completamente y juro que sus ojos parecen querer salirse.

¿Acaso nunca ha visto un par de tetas?

Levantándose un poco mira sobre mi hombro, adivino que debe de estar viendo si hay alguien quizás notando lo que estamos haciendo, pero lo tranquilizo.

—No hay nadie —le susurro, pero el permanece aún en shock—. Neil, ¿Qué pasa? ¿Me tapo o qué?



YariiTorrez

#1461 en Novela romántica
#458 en Joven Adulto

En el texto hay: amor, romance, pasion

Editado: 24.11.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar