Enamorada de mi hermano

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 33 La felicidad de Mabel

Dipper no puede imaginar la oleada de emociones que invadía a Mabel, la castaña se sentía feliz, se sentía la chica más feliz del mundo. 

Mabel ya no lo soporto más, ya no se quería reprimir, ya no querías resistir sus emociones quería dejarse llevar. 

Tomo a su hermano, ella  acerco su tu rostro hacia él, hasta que estuvieron a milímetros uno del otro, Mabel podía sentir la temperatura de su hermano, podía oler su aroma,  podía respirar su aliento ya no quería resistirse solo quería de devorarlo. 

lentamente Mabel beso a Dipper, pero esta vez no era un simple beso ya no era un accidente esta vez era algo real, era algo verdadero ya que Dipper había aceptado ser el novio de Mabel ella ya no tenía razón para resistirse ni para controlarse ahora los besos hablarían más que las palabras. 

Mabel profundizó más el beso la castaña podía sentir la boca su hermano, Mabel jugaba con la lengua de Dipper, parecía como si sus dos lenguas fueran una sola por un momento Mabel sitio que la respiración le faltaba en cualquier momento tendría que soltarse para respirar y recuperar el aliento pero ella no estaba dispuesta a ser eso tampoco estaba dispuesta a darle un respiro a su hermano. 

El beso solo duro unos minutos pero para Dipper parecieron horas o incluso días, ambos chicos se quedaron sin aliento, Dipper estaba hecho un desastre, lo que sentía, lo que estaba viviendo parecía algo de otro mundo era demasiado extraño para ser real. 

Dipper estaba nervioso y asustado ya solo quería dormir, dejar que él mundo de  los sueños le aliviara toda la confusión, se arrojo sobre su cama y cerró los ojos dispuesto a dormir pero Mabel  tenía otros planes, sin pedir permiso a su gemelo se acostó junto con él y no sólo eso sino que se cubrió con la misma cobija que su hermano, Dipper no sabía esto pero con ese beso Mabel estaba comenzando a imaginar que el sueño que había tenido podría hacerse realidad el futuro, tal ves y solo tal vez si el destino era amable con ella algún día estaría con Dipper como su esposa, algún día ellos dos serían marido y mujer. 

A la mañana siguiente Dipper se despertó se sintió muy bien, se sentía relajado, feliz y contentó por alguna razón había dormido muy bien aunque no recordó lo que había pasado la noche anterior sólo cuando trató de levantarse fue cuando se dio cuenta que encima de él estaba su hermana. 

Dipper se sintió culpable al verla tan tranquila, en verdad era una niña hermosa, era una verdadera lástima que el fuera el hermano de Mabel  “no Dipper deja de pensar esas cosas es tu hermana” Dipper trato de sacudir su cabeza de un lado a otro para hacer que esos pensamientos dejaran su mente tenía que mantenerse firme ella era su hermana no podía aprovecharse de ella a pesar de que estuviera enamorada de él tenía que ser el hermano mayor el más responsable y hacer lo correcto. 

Se lo estaba pensando, le había tomado tiempo imaginarlo la idea de ser el novio de Mabel no parecía tan malo sólo tenía que mantener la distancia para que nadie se diera cuenta y evitar que Mabel fuera muy cariñosa lo único que tendría que hacer es ser su novio hasta que ella estuviera completamente satisfecha con algo de suerte ella podría conocer un chico, después de todo, Mabel ya era una chica bien desarrollada era prácticamente imposible que un chico no se fijara en ella. 

Tratando de salir de la cama Dipper movió a Mabel, solamente quería salir, tomar un baño y despejar sus ideas lo que había pasado la noche anterior, que su hermana se le confesará, que estaba enamorada de él todavía lo tenía muy sorprendido, su plan fracaso ya que al tratar de salir de la cama su hermana se despertó aunque no por completo Dipper se vio atrapado por Mabel ella había capturado uno de sus brazos, ella lo abrazaba como si de un peluche se tratara, Dipper se sonrojó ante este acto en verdad Mabel era peligrosamente tierna cuando quería en especial cuando estaba dormida. 

-Mabel suéltame, por favor tengo que ir al baño – Dipper dijo estas palabras suavemente con la esperanza que su dormida hermana entendiera el mensaje claro que era una tontería como podría, estaba dormida. 

Este acto Fue suficiente para que Mabel soltara su brazo por fin Dipper era libre, cuando estaba por dirigirse al baño se detuvo frente a la puerta empezó a escuchar unos murmullos al voltear miro a su hermana las lágrimas podían verse, las gotas de agua se veían caer de sus ojos de repente Mabel hablo dormida. 

- Dipper por favor no me dejes, hermano te amo, te amo con todas mis fuerzas tú eres el único chico que me ha cuidado. 

Estas palabras solo hicieron que el corazón de Dipper se hiciera pedazos aún dormida Mabel sufría, la castaña tenía miedo, miedo de que su hermano la dejara. 

Dipper se acercó a Mabel pegó su frente con la de ella y susurro suaves palabras. 

- Tranquila hermanita yo también te amo, no te preocupes Jamás te dejaré yo siempre estaré contigo. 



joharbertcoello

Editado: 20.03.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar