Enamorada del mal

Tamaño de fuente: - +

Prólogo

Veía como caí la nieve en mi ventana empañando todo a su alrededor, quería salir a jugar con ella, hacer muñecos de nieve, ángeles con mis manos, sentir ese hielo en mis manos y todo mi cuerpo.

Mi compañero de aventuras hacia cualquier cosa por mí, era mi protector de cualquier mal que me quisiera acechar, pero ante aquel suceso no pudo hacer nada, ni yo pude hacer que no pasará, hubiera deseado que ese día jamás llegará, lo recordaría por toda mi vida.

Cómo puede ser que de un momento a otro tu vida perfecta se vuelva tan gris, sin brillo alguno, solo vez todo opaco para que color si no lo necesitas, eso pensaba hasta esa tarde que miraba aquel atardecer.

Mis ojos les volvieron aquel brillo que por mucho tiempo había perdido, que había ocasionado en mí, era un alma que no sentía nada, pero por qué sentía una corriente por mi cuerpo que hacía que mi piel se erizara cada vez que estaba cerca de mí.

Iba a cambiar mi vida tanto que jamás pensé vivir todo eso con él, me enseñó tantas cosas, pero también se llevó consigo ese brillo que me daba con sus mentiras y todo lo que me ocultaba.

Él no sería el único que le daría sorpresas a mi vida, creía que todo era perfecto color rosa, que mi mundo era perfecto, que nadie destruiría esa aura, pero pasarían tantas cosas que no tendrían explicación.

¿Por qué él? ¿Qué daño le hizo? ¿Por qué me dejaría? Quería tener tantas respuestas a todo lo que pasaría, pero ni yo misma entendía el ¿por qué? De las cosas, solo ese hombre tenía respuesta a mis preguntas ¿pero si me daría respuestas?

El cuento de hadas de la princesa de papá, sería arruinado por alguien que jamás pensó, les daría ese golpe tan certero que no lo verían llegar, tenía envidia de la vida de mi padre, ¿por qué tanto odio así él? A caso amaba a mi madre en secreto y odiaba que mi padre tuviera su amor.

Esa princesa de papá no quedaría nada de ella, sería una princesa sin sonrisa e ilusiones, solo quería una cosa en su vida venganza, pero si lograría su objetivo, era muy claro para ella, sabía que tendría muchos tropiezos, pero eso le impediría proseguir ¿qué dices tú?

Su sonrisa era fingida hasta que él llego a su vida, como ese sol que observaba ese día tan candente, ocultándose para dar paso a su fiel compañera la luna, sería ese chico el brillo de la vida de la pequeña de papá triste.

Había tanto en juego, ella estaría dispuesta a tomar el riesgo por él, tirar todo a la borda por lo que regreso a hacer, podía ser más fuerte el amor que el odio y venganza.

¿Qué harías tú, si te enamoras del hijo del asesino de tus padres? ¿Qué harías al saber que el hombre que ama es una farsa? Dejarías de lado tu objetivo o principal por él.

Ese era el dilema de Andrea vengar la muerte de sus padres y poder tener paz después de tanto tiempo, o jugársela por amor perdonando al asesino de sus padres, quien sería su suegro.

¿Qué harías tú?



Nana Ramírez

Editado: 01.01.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar