Enamorada del mal

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 18

Andrea - Lina

Estoy enamorada de ese hombre por dios me hace sentir súper feliz a su lado pero no me gusta sus celos obsesivos conmigo se está tomando atribuciones que no debe hacerlo. Estoy aquí sentada en archivos revisando las pruebas que me entrego Smith y nunca dude que Marcos tuvo que ver con la muerte del piloto.

Ahora entendía el modo operandi en la operación con el general ellos hacían el trabajo sucio por el tipo. ¿Ellos tendrían que ver con la muerte de mis papás? Viendo lo engrudados que estaban en la mafia no lo dudo.

Estoy con una sonrisa bobalicona en mi puesto pensando en el hombre que me pone está sonrisa en mi rostro, sé que no lo veré en un semana y siento que lo extrañare mucho. No me gusta la idea que cada vez que está conmigo tenga que aguantar a los guaruras de su padre.

¿Por qué tanto misterio con la familia de Ian? ¿Qué me ocultaba?

Tarde o temprano iba a saber que me ocultaba Ian. No soy de las que se queda con las dudas él poco le gusta hablar sobre su familia. Pero en esa cena conoceré un poco los misterios que me ocultaba mi novio y sabré a qué atenerme con Ian. Así que aprovecharé para llevar un rastreador y algunos mini chips para saber más sobre ello e investigar los verdaderos negocios de su familia.

Si dirán que soy una Psicópata por crearme fantasmas donde no los hay, pero mi sexto sentido me dice otra cosa me gusta prevenir que luego lamentar. Hablaré con Smith para que les haga creer a Marcos y Kalet que me envió por una semana a cubrir algo para que no sospechen de mi ausencia durante la semana. Ya he completado más de un año aquí y no he pedido mis vacaciones que mejor que esté momento para conocer la familia del hombre que amo.

Salgo de mi oficina fijándome que ellos no están en la oficina, raro en ellos, pero si están sus espías que parecen moscas en la leche. Me dirijo a la oficina de Smith que lo noto algo agobiado por algo. Entro a la oficina cuando él me dio la entrada.

- ¿Pasa algo? Lo noté algo tenso antes de entrar a verlo ¿A descubierto algo más? Dígame algo Smith.

- Siéntate Andrea, mira todos estos documentos que tengo en mis manos, Marcos y Kalet tuvieron que ver con la muerte de tus padres lo siento mucho pequeña.

- ¿Qué? – fueron todas mis palabras mis lágrimas empezaron a salir por si solas sin reparo alguno.

- Andrea no quería decírtelo así. Por eso estaba así tan mal, Kalet y Marcos eran como unos hermanos para tu papá así lo veía él. Jamás me imaginé que pudiera pasar algo así, nunca pensé que sus límites se sobrepasaran hasta tal punto de ver a tus papás muertos aún no salgo de mi asombro.

- Smith le quiero pedir dos favores hoy. El primero que me dé un permiso de irme hoy para mí casa, el segundo es que la otra semana necesito 5 a 6 días de permiso estaré fuera unos días, necesito que Marcos y Kalet crean que ando en una misión tengo sospechas que mi novio tiene algo que ver con la mafia y eso lo averiguaré.

- Andrea eso es muy peligroso ¿Por qué no dejas eso de lado? Ya has sufrido mucho mi niña para tener otro problema encima.

- Smith ya me han roto demasiado en la vida he aprendido a llevar el dolor desde que era una niña uno más uno menos no importará. Sí quiero tener una vida plena con amor debo saber la verdad ¿De qué me oculta mi novio? Para poder seguir adelante porque esta desconfianza me está matando viva.

- Andrea solo cuídate. Una pregunta ¿Él te conoce como Andrea o Lina?

Lo miro fijo aún con lágrimas en los ojos – él no sabe nada de Andrea me conoce como Lina, cree que soy una simple profesora de lenguas extranjeras. Hasta que no descubra que me oculta no sabrá ¿Quién soy? Y no conocerá mi pasado Smith.

- Cuídate mucho mi niña, estaré atento a todo y claro que te ayudaré con esas dos arpías que tenemos aquí contaminando la agencia.

- Gracias Smith hora del teatro para nuestros chismosos.

Salí de la oficina llorando como una magdalena por lo que Smith me confirmó. Al fin estaba descubriendo lo que pasó con mis padres juro por la vida de ellos que Kalet y Marcos me pagarán su traición. Vengaré la muerte de mis padres como un día se los jure cuando estaba en medio de sus cuerpos inertes. Todos me miraban murmuraban entre sí. Los tres mosqueteros que me espían estaban con la boca abierta de ver lo que pasaba pensarían que me hecho del trabajo es mejor que creyeran eso.

Entro a los archivos tomo todas mis cosas y salgo como alma que lleva el diablo. Me dirigí a mi carro manejando al único lugar donde me siento libre donde siento que puedo estar con los seres que me dieron la vida. Mis ojos se inundaban sin cesar en ocasiones me tocó parar para no accidentarme.



Nana Ramírez

Editado: 01.01.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar