Enamorada del mejor amigo de mi hermano (editando)

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 2: El enamoramiento de David

Hace unas dos horas que a había regresado a la recepción, y ahora la fiesta estaba más intensa debido a que el trago se estaba descontrolando un poco por lo que me decidí a ya no tomar demasiado, a David se le notaba que estaba empezado a sentirse mal, lo conocía tan bien a pesar de que no nos llevábamos. Parezco acosadora

─Adara bailamos de nuevo ─propuso David y mi mamá que se encontraba a mi lado me miro dándome a entender que me dejaba bailar con él

─Vamos ─le di mi mano y de nuevo un nerviosismo recorrió dentro de mí y no olvidemos el cosquilleo en mí estomago que decía: estoy presente

Puedo decir que desde que lo conocí llamo mucho mi atención, al poco tiempo me empezó a gustar, pero después ese gusto se esfumo cuando andaba con la que ahora es la ex, pero como digo se quedo en gusto y en ese lapso de tiempo me empezó a gustar un chico del colegio y se podría decir que me había "olvidado de él", se fue de la ciudad y estaba convencida de aquel olvido, pero ese sentimiento volvió cuando termino con aquella chica y regreso después de hacer un cambio de universidad a la ciudad

─En que tanto piensas ─susurro cerca de mi oído ya que la música estaba demasiada alta

─En nada

─Te puedo pedir un consejo ─musito y yo asentí─. Veras, es que me gusta una chica, tiene 18 años, no se quizás estoy enamorado de ella

Dentro de mí hubo una ilusión y sonreí

─Y yo que tengo que ver ahí ─dije mirándolo

─Que me recomiendes cómo conquistarla, como tú eres mujer tu me podrías ayudar ─respondió y yo seguía con la esperanza de que era yo

─ ¿Y como estas seguro de que ella no está enamorada de ti? ─pregunte y sonrió negando

─La conozco es súper diferente he conocido muchas mujeres e inclusive he estado con mayores pero como te digo es diferente ─dijo él y a través de su mirada de podría ver un brillo que antes lo había visto con Daniela pero el de acá tenía algo diferente. En algo que estoy segura, es que cada persona despierta nuevos sentimientos, nuevos brillos, nuevas miradas e inclusive nuevas esperanzas que pensamos que no necesitamos.

─Yo creo que siendo tú mismo, hablando con ella, preguntándole como estuvo su día o dedícale estados, música ─musite y la verdad era que no le seguíamos el ritmo a la canción ya que solo teníamos entrelazados nuestras manos y bailábamos muy cerca

─Te puedo hacer otra pregunta ─ él

─Claro ─dije

─ ¿Es verdad que Antonio te estaba echando los perros? ─pregunto y lo quede mirando con cara de confundida─. Te estaba tratando de conquistar

─O sea sí, pero yo le dije que no ─respondí y mi voz interior decía: como le voy a hacer caso a Antonio, si tú eres la única persona que me gusta y con que me veo cuando empiece a luchar por ti

─Ahhh, entonces dime ¿crees que el físico importa? ─pregunto de nuevo

─Un poco sí, mi punto de vista y tú qué piensas ─dije y el sonrió.

Maldita sonrisa que posee que hace que cada centímetro de mí pida que solo sea él, el que me sonríe, esa sonrisa hace que no quiera más sonrisas que no sea la de él

─Yo pienso que el físico importa y mucho, dirás que más importan los sentimientos, pero eso es mentira ─susurro él y lo mire asombrada─. Te pongo un ejemplo claro, ¿te acuerdas de Joel? ─asentí era un conocido de mi hermano, y como no conocerlo cuando me cae tan mal debido a que siempre he hacia propuestas indecentes─. Si te dieran a escoger entre él y yo ¿a quién escogerías?

─He ahí la gran pregunta ─bromee vacilando un poco y fruncí el ceño─. Te escogería a ti

─ ¿Por qué? ─pregunto y en ese momento me puse como un tomate pero como estaba oscuro y solo estaba la animación prendida no se veía en el estado en el que estaba más que la iluminación que alternaba de colores verde y rojo

─Porque contigo me llevo más ─respondí y el rio fuerte

─Eres una pequeña mentirosa ─toco con un dedo mi frente y solté una carcajada

─Ahora porque me dices así ─reclame en tono indignado

─Te interesa el físico de la persona no me mientas, yo no me creo el guapísimo pero si mejor que Joel y por eso me has escogido ─respondió y no evite sonreír

─Pero por ejemplo siguiendo en el mismo, si a mí de pronto me gustara Joel yo encantada ─me excuse empezando a dudar de mis palabras ya que me había hecho reflexionar

─Pero a las personas le importa el físico es por eso que no te llaman la atención ─y sí, David tenía razón y aunque lo niegue ya que yo defendía mi pensamiento, empezaba a dudar



Nathaly

#189 en Novela romántica
#43 en Joven Adulto

En el texto hay: primer amor, apuestas

Editado: 26.09.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar