Enamorada del mejor amigo de mi hermano (editando)

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 4: La salida

Habían pasado dos semanas prácticamente de aquella fiesta, con David hablábamos todos los días, ya que si me respondió pero luego de dos días, nuestras conversaciones duraban muy poco, he estado pensando en cómo enamorarlo y no se me ocurre nada para que se cumpla mi objetivo.

─Adara me estas escuchando ─me saco de mi ensoñación Roberta agitando mi mano frente a mis ojos─. Efectivamente no me estas escuchando

─Lo siento pero es que no logro encontrar una manera para lograr enamorarlo ─respondí

─Adara te estaba tomando la tabla de los elementos químicos y me sales con el tema del pendejo del David ─pego suavemente mi pierna con un cojín y lanzándome miradas de asesina en serie

─Es que tu sabes, no se qué hacer no se me ocurre nada ─ mire el techo ya que me encontraba acostada horizontalmente en la cama de Roberta y ella en un sillón que tenía cerca de una gran ventana

─Adara ya te he dicho sólo se tú misma ─respondió ella

─Pero que puedo hacer para "ser yo misma" ─explique al ver que no me decía nada detalladamente y ella empezó de nuevo con sus consejos lo cuáles no puedo cumplir porque David no me responde rápido o que no se explica bien

─te llaman ─me paso mi teléfono y conteste sin ver quién era

Llamada

─si, buenas tardes ─salude

Hola Adara ─saludo David y me levante rápidamente de la cama

─David ─respondí algo extrañada y Roberta sonrió─. ¿Cuál es el motivo de tu llamada?

─ ¿Qué vas a hacer esta tarde? ─pregunto y me puse a repasar las cosas que iba a hacer y eso arrojó un resultado: NADA

Nada, ¿por qué?

─Puedes acompañarme a ver una nueva película que salió ─propuso y sonreí

─Claro ─respondí inmediatamente sin pensarlo

─Entonces pasó por tu casa, ya que ahorita creo que no está tu hermano ─dijo

─No estoy en mi casa, estoy en casa de una amiga ─mire a Roberta

─Pásame la ubicación y paso por ti ─menciono y asentí como si me estuviera viendo

─Ya te mando mi ubicación ─ cerré la llamada

Fin de llamada

─Roberta voy a salir con David ─chille emocionada y ella pego un grito tambien por la emoción

─Que emocionante es escuchar eso ─respondió mientras yo pasaba mi ubicación a David─. Anda aplícate un poquito de brillo en los labios y algo de delineador

David: te veo en 10 minutos estoy cerca

Yo: está bien, aquí te espero

Mientras llegaba David,yo seguía repasando los elementos químicos mientras me arreglaba un poco y luego de 7 minutos escuche una moto, me despedí de Roberta con un beso en la mejilla y mientras bajaba las escaleras también me despedí de la señora que trabaja en la casa de ella

─Hola ─salude mientras cerraba la puerta de la calle de la casa de Roberta

─Hola ─dijo él cuando ya estuve cerca y se bajo de su moto para saludarme con un beso en la mejilla─. Ponte este casco

─Bueno ─agarre el casco

─Te ayudo ─sugirió y negué

─Se como ponérmelo no te preocupes, no es nada de otro mundo, a demás he salido con mi mejor amigo y ya es algo habitual ─le reste importancia al hecho de que me quería ayudar a poner el casco

─Pero este casco es bien raro, ven acá para ayudarte ─me jalo suave la chaqueta y me acerque

Estábamos muy cerca, en el momento que me estaba ayudando su mano rozó suavemente mi cuello y una corriente recorrió todo mi cuerpo, erizándome la piel por su toque, aun no me acostumbrada a su tacto

Estúpido David

Gracias ─murmure tímidamente

Luego de 20 minutos, estábamos en el estacionamiento del centro comercial

─ ¿Cuál película vamos a ver? ─pregunte mientras me sacaba el casco

─Bohemian Rhapsody ─se notaba su emoción por ver aquella película ─. Si sabes ¿quién es?

─Obvio ─respondí y era algo cierto ya que recién se había estrenado y en Internet era tendencia

Cuando llegamos al cine fue a comprar las entradas mientras yo fui por unas palomitas y soda

─ Ven, dentro de unos minutos empieza la función ─ tomo mi mano suavemente y nos dirigimos a la entrada

Estos últimos días David había pasado de ser un conocido que me gustaba, a ser, un amigo que me gusta, pues era algo obvio que ya éramos amigos

─Oye puedo preguntar algo ─pronuncie hablando bajo mientras nos dirigíamos a los asientos

─Si es del porque te he traído ─vaya que parece adivino─. Es porque eres mi amiga

Para mí esa palabra amiga, algún día tendrá que desaparecer o cambiar

Adivinaste mi pregunta ─ironice rodando los ojos

─Algo me decía que eso me ibas a preguntar ─me dedico una sonrisa.

Vuelvo y repito, esa maldita sonrisa, me encanta

─Y me tienes que hacer acuerdo de devolverte el dinero por lo que has comprado ─lo mire de mala gana

─No te preocupes ─le reste importancia

Luego de dos horas y media la película estaba terminando. Cuando nos dirigimos a la salida David cogió mi muñeca y me guió rápidamente a la salida y yo tenía cara de desconcertada

─Discúlpame por haberte jalado así ─se disculpo mientras yo sobaba mi mano ya que si me había apretado duro la muñeca

─ ¿qué ha pasado? ─pregunté

─nada, enserio discúlpame ─dijo

Pero luego de aquella disculpa sus ojos viajaron a una chica de cabello castaño largo que venía tomada del brazo de un chico, fue fácil reconocerla debido a aquellas fotos que me había mostrado aquella noche, era Paulina. Me hice la loca y jale a David lejos del cine, ¿por qué tenía que aparecer ella aquí?

─te diste cuenta de aquella chica ─ David señalo hacia donde Paulina se encontraba de espaldas

─cuál─ respondí aunque ya sabía de quien trataba

─la que paso cerca de nosotros ─dijo él y yo asentí

─ah sí, si, ahora la recuerdo ─murmure

─Ella es paulina ─miro de nuevo hacia donde estaba Paulina─. Ella es la chica de la que estoy enamorado



Nathaly

#187 en Novela romántica
#42 en Joven Adulto

En el texto hay: primer amor, apuestas

Editado: 26.09.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar