Enamorada del mejor amigo de mi hermano (editando)

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 12: ¿David celoso?

Al llegar a la habitación observe una gran cama con sabanas muy blancas, por lo que me quite los zapatos y me recosté en la cama

─Adara tendré que dormir contigo ─informó y levante la cabeza negando

─está el piso, o el sillón ─señale y él me miro incrédulo

─deberás Adara quieres que haga eso ─se hizo el “sufrido” y yo asentí─. Vamos Adara, como te dije no pasara nada que tu no quieras. Aparte solo vamos a dormir ni que te fuera a hacer otra cosa

─está bien creo que la cama es demasiado grande y si cabemos los dos ─dije accediendo a que duerma conmigo ya que era una cama matrimonial y me acosté en el lado izquierdo de la cama mientras él en el derecho

─Adara mírame ─dijo  tocando mi brazo y me arrope más, pero no servía de nada porque hasta compartimos cobija

─ ¿qué pasó? ─pregunte dándome la vuelta y quedando frente a él

Nos quedamos mirando por un buen rato, a pesar de que estábamos a oscuras podia ver que él también me estaba observando, por primera vez lo tenía más cerca de lo normal y pude ver sus lunares, sus ojos y sus labios para luego llevarlos a una hermosa sonrisa, formándosele sus hoyuelos, cuando se dio cuenta que me había quedado atentamente mirándolo me guiño un ojo y sonreí

─dame tu mano ─se la di ─. Eres mi súper amiga

─y tu eres mi súper amigo ─me reí y entrelazamos nuestras manos

─hasta mas luego Adara ─ se despidió y le respondí con una sonrisa

─bueno ─dije y no nos soltamos la mano

5:55 de la mañana

─Adara ─ escuche que me dijeron mientras yo dormía plácidamente

─mmm ─me queje somnolienta aun no los ojos cerrados

─ya es tarde y el trato esta de que se acaba tu encantamiento a las 7 de la mañana ─dijo David muy cerca de mí

─ ¿qué hora es? ─pregunto extendiendo mi mano para buscar mi teléfono

─son las 6:20 ─dijo él y me desperté

─vamos ─me levante de un solo haciendo asustar a David

─tranquila Adara son las 6:00 y estamos a unos 20 minutos para llegar a tu casa ─dijo él tomando mi cintura y jalándome de nuevo para que me acueste, mi piel se erizo con su toque encima de mi ropa y me puse nerviosa

─sabes que me estas incomodando ─dije al sentir que metió su mano debajo de mi camisa y empezó a acariciarme suavemente el abdomen no tan plano que tengo, aunque no quería separarlo era necesario

─disculpa ─se disculpo sacando su mano rápidamente

─yo creo que hay que levantarnos ya ─murmure levantándome ya que el ambiente se había tornado incomodo

─ es cierto ─me dio la razón y también se fue levantando.

Cada quien se puso sus zapatos y fui al baño a lavarme la cara.

─Ada vamos rápido ─dijo David y me apresure a salir

**************************

─ te veo luego Adara, tu madre ha invitado a mi familia a un almuerzo y tengo que venir ─murmuro para luego darme un beso en la mejilla

─bueno ─dije y me tomo la mano

─nos vemos súper amiga ─susurro y soltó mi mano.

─ adiós súper amigo ─sonreí haciendo un ademan con mi mano y camine a paso lento. Mi escusa era algo tonta ya que ¿Quién sale a correr con una ropa semi deportiva y lo peor con una chaqueta de cuero?

Cuando llegue a casa abrí la puerta de la calle con delicadeza y cuando estaba por introducir la llave en la siguiente puerta esta se abrió de inmediato

─Adara ─dijo mi madre sorprendida

─ma...mami ─sonreí tratando de sonar segura y vi que ella si andaba con ropa deportiva ahora yo tenía que preguntar─. Se puede saber ¿a dónde vas?

─ voy a salir a trotar, te estuve llamando pero veo que me ganaste a salir ─dijo ella mientras cerraba la puerta de nuevo y nos dirigíamos a la cocina y luego se quedo mirando mi chaqueta─. Sales a correr con chaqueta

─ah pues sí, es que estoy probando un método que vi en internet ─fui por un vaso de agua y mi madre me hizo con la mano para que continuara─. Te ayuda a bajar de peso porque como es caliente, hace que sudes más y ya sabes yo lo necesito

─cuando nazca tu hermanito o hermanita tendré que usar ese método para recuperar mi figura ─dijo ella y yo apreté mis labios para no reírme─. Ya regreso ─informó y asentí mientras tomaba agua─. Me esperan para desayunar



Nathaly

#208 en Novela romántica
#58 en Joven Adulto

En el texto hay: primer amor, apuestas

Editado: 20.10.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar