Enamorada del mejor amigo de mi hermano (editando)

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 15: Rompiéndome el corazon

─Adara aún te gusto ─lo mire sorprendida─. Necesito saber

─pues... ─dije dudando, la verdad es que no se considera gusto cuando ya han pasado más de cinco meses y a mí no solo me gusta si no que estoy enamorada de él

─Porque de eso viene el tema de paulina ─me interrumpió y asentí

─habla, olvida mis sentimientos ─musite para que se deje de rodeos

─estoy pensando decirle a Paulina que sea mi novia ─murmuro y en ese momento no sabía cómo sentirme. Me quede por un momento callada y me levante. Mis lágrimas estaban acumuladas en mis ojos

─sabes, no solo me gustas, estoy enamorada de ti─ susurre en un hilo de voz acercándome lentamente a donde se encontraba él y clavando una mirada profunda y sonando tranquila ─. Eso es lo que querías escuchar, o me equivoco

─Adara... ─rápidamente se levanto de su silla mientras ponía una mano en mi cintura y con la otra mano trato de quitar una lagrima que rodo─. Yo...

─tu que David, es tu vida entiendo que estas enamorado de paulina ─alce mi voz y me miro de nuevo con sus ojos brillosos

─tu sabias que yo estoy enamorado de pies a cabeza de ella y yo te veo como una amiga ─reprocho y yo asentí fingiendo una sonrisa con eso me había dicho todo

─lo sé, yo soy una ilusa, pero créeme que te entiendo ─retire su mano bruscamente y salí de aquella cafetería no sin antes dejar cinco dólares en la mesa. Limpie mis lagrimas, tenía que ser fuerte

Mentiría si dijera que me siento bien o que no me afecto nada de lo que acabo de pasar pero me afecto más de lo que pensé que me afectaría. Cuando dijo aquellas palabras en efecto mi corazón se rompió, no salían lágrimas de mis ojos pero mi ánimo estaba por los suelos. Aún faltaban 15 minutos para la clase de algebra, me senté en el césped del parque que había en la universidad y escondí mi rostro con mis manos.

─mi vida que pasó ─Roberta llego sorprendiéndome y a su lado estaba Julieta que también me miraba preocupada

─pasa que soy una estúpida ─musite mirando a la nada, si antes estaban confundidas ahora estaban más

─ ¿por qué? ─preguntaron al unisonó

─por pensar que David se fijaría en mi ─ellas se acercaron y se sentaron a mi lado─. Pero tranquilas el mundo no se acaba y voy a estar bien en estos días

─segura ─exclamo preocupada Roberta y asentí

─exacto no se acabara tu eres bonita, inteligente y asombrosa ya llegara alguien que si te valore, que se enamore perdidamente de ti, que no le importe nadie más que tu ─ Julieta acariciaba mi cabello

─tengo clases, gracias chicas por escucharme nos vemos ─me levante y corrí a la facultad

Mientras iba caminando hacia el salón tropecé con una chica que se veía asustada

─perdón ─se disculpo y sonreí

─ ¿a dónde vas? ─pregunte y ella me miro dudosa

─soy nueva y voy a clases de algebra de primer año ─dijo ella, las clases habían comenzado hace una semana y prácticamente no se había perdido de nada, me mostro su hoja con la información y en efecto y para mi buena suerte era mi curso

─yo voy a la misma clase, vamos ─pronuncie y ella camino a mi lado

─Sabrina ─se presento

─Adara ─la imite y nos reímos

─te puedo preguntar algo ─asentí─ ¿qué tienes?

─porque lo preguntas ─me sorprendí

─porque veo en tus ojos tristezas, se ve que eres una chica fuerte pero tus ojos reflejan que estas triste ─dijo ella y la quede mirando sorprendida─. Ahora me crees loca

─no te creo loca, pero me paso que a veces todas tenemos un amor no correspondido y que fui demasiado estúpida ─sonreí y se rio

─me paso hace unos años ─dijo ella mientras llegábamos al aula y nos sentábamos cerca

─cuéntame tu historia ─dije y se rio

─me enamore de mi mejor amigo y el solo tenía sentimientos de amistad, mientras yo sentía más que eso, cuando me dijo que no sentía nada más que amistad llore como nunca en mi corta vida había llorado y en parte eso me ayudo porque yo aun no estaba preparada para amar ─saco teléfono─. Pero después el tiempo me enseño que para amar hay que primero amarse uno mismo y ahora ya voy a cumplir 9 meses con mi enamorado

─ ¿amarse uno mismo? ─pregunte y ella asintió

─si Adara porque si tú te das el valor que te mereces y te tratas bien, te aconsejas eso refleja que  tienes amor propio, que cuando estás en una relación a pesar de que ese chico es alguien quizás importante en tu vida, siempre tu prioridad vas a ser tu misma ─asentí ─. Ahora cuéntame tu historia ─ordeno



Nathaly

#192 en Novela romántica
#46 en Joven Adulto

En el texto hay: primer amor, apuestas

Editado: 16.10.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar