Enamorada del mejor amigo de mi hermano (editando)

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 16: ¿Adara la más dura llorando?

─Te dije que ella no iba a estar bien ─escuche que dijo Roberta a Julieta mientras tocaban la puerta─. Adara por favor abre la puerta, no has comido nada

─ mañana hablamos chicas ─grite rogando que accedan y no llamen la atención de mi mamá

─estamos aquí porque somos tus amigas y te queremos dar apoyo ─dijo Julieta─. Por favor abre la puerta ady

─se lo agradezco muchísimo, ya me dieron apoyo así que por favor vayan a su casa, mañana quizás nos vemos ─grite

─Adara Emilia Romero, sal ahora mismo y no me hagas tumbar la puerta ─grito ahora mi madre mientras tocaba la puerta como loca ─. Carajo, te estoy hablando Adara

Me levante con la pesadez de mi alma y abrí la puerta, así como abrí fui de nuevo a mi cama, como dije ya no estaba llorando sólo estaba deprimida, sin ánimos de nada

─ya me vieron, estoy bien solo estoy enferma ─me volví a acostar en mi cama y taparme de pies a cabeza

─mi amor que te paso ─mi mamá se sentó en la cama─ ¿estás enferma?─. Pregunto alarmada

─creo que me dará gripe ─musite para no preocuparla y mucho menos decirle que era lo que había pasado entonces me destape

─hijita linda, pero otro día no le hagas eso tus a tus amigas, ellas estaban muy preocupadas ─me regaño mi madre

─mami, chicas enserio gracias por preocuparse, pero estoy bien ahora vayan a descansar ─dije sentándome y mi mamá asintió entonces volví a taparme

─Te dejo hablar con tus amigas mi vida, iré por algunas pastillas ─dijo mi mamá y sentí un beso en mi frente, ¿existirá una pastilla que alivie lo que estoy sintiendo? Una pastilla que te cure un corazón roto

Escuche que cerró la puerta y de nuevo quedó a oscuras mi cuarto

─Carajo como tú mismo dices, Adara porque no eres capaz de contestarnos pensamos lo peor ─reclamo Julieta

─no soy tan estúpida como atentar mi vida por alguien, ni que fuera el único que existiera, que feo que piense eso, estoy indignada ─dije mientras buscaba huecos para poder respirar─. No estoy indignada, estoy indignadísima.

─y como no íbamos a pensar eso si no respondías ─exigió Roberta

─estaba haciendo deberes─ dije y me quitaron la cobija

─ ¿Adara la dura, la más fría del mundo mundial estuvo llorando? ─bromeo Julieta y Roberta fue a prender la luz

─y esta vez sin ninguna gota de alcohol en su cuerpo ─ironizo Roberta

─ cállense no digan nada ─dije volviendo a arroparme

Días después

Se preguntarán como estoy y la verdad es que iba muy bien tanto física como mentalmente, desde esa noche prácticamente ocupe mi mente y como siempre no había recibido respuestas de David, había archivado su chat, no esperaba ya nada ni un mensaje.

─quedaste burra ─se burlo Alan

─eso no se vale hiciste trampa ─dije no contenta con mi derrota

Nos encontrábamos con Alan en la sala jugando barajas, porque no había tenido ganas de salir de mi casa

─vamos Adara, sólo tienes que tragarte el huevo ─dijo él y lo mire pervertidamente

─solo tragármelo ─mordí mi labio para luego reírme de las tonterías que hago

─Adara no seas así ─rogo él y me dio el huevo

─no pienso comerme de nuevo ese huevo, tú has estado haciendo trampa ─me excuse y lo culpe de mi desgracia por lo que se río

─mi bonita, comete el huevo o yo tendré que dártelo en la boca ─respondió él y negué

─me da asco ─dije aunque ya me había comido dos, entonces Alan empezó a hacerme cosquillas, entre risas caí en la alfombra y para no caerme sola agarre a Alan y el cayó encima de mí quedando por segundos sus ojos en los míos

─estas justo como quería ─murmuro quitando el huevo de mi mano y lo empezó a abrir

─noo ─apreté mis labios

Por estar jugando no escuchamos cuando entraron a la casa y Alan estaba muy cerca de mí para introducir el huevo crudo en mi boca entonces se acerco mas y cuando estaba por darme el huevo se detuvo, escuchamos que tosieron falsamente y mis ojos viajaron hacia los pies de mi hermano y el idiota de David

─ ¿qué estás haciendo? ─pregunto mi hermano enojado y Alan se sentó encima de mí

─nada que te importe ─ lo ignore ya que no quería ver al otro

─nosotros vamos a estar en la sala, así que se vaya Alan y tú a tú habitación ─ordeno mi hermano

─ya te gane y no me iré ─desafié a mi hermano, mientras empuje un poco a Alan y el huevo cayó de su mano

─ Pásame el huevo ─ordene a Alan y después lo abrí un poco mientras que hablaba

─Adara te estoy diciendo que.... ─escuche que dijo mi hermano

Me trague el huevo crudo, todos clavaron su mirada en mi y luego pusieron cara de asco

─sigamos ─le sonreí y Alan cogió las barajas para mezclarlas

─bien, tendremos que ir a mi habitación ─se rindió mi hermano mirando a su amigo

Subieron a la habitación de él mientras en la sala seguíamos jugando con Alan.

─ando con ganas de pizza ─murmuro Alan

─te invito ─dije y el negó pero aunque me lo había negado yo también andaba con ganas de pizza y quería salir de casa después de ver al idiota de David no soportaba un minuto más aquí─. Espérame voy a quitarme la pijama y ponerme ropa para salir



Nathaly

#187 en Novela romántica
#45 en Joven Adulto

En el texto hay: primer amor, apuestas

Editado: 22.10.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar