Enamorada del mejor amigo de mi hermano (editando)

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 30: Empezando la desconfianza

Días Después

Eran las 10 de la mañana y yo solo quería que ya fuera la 1 para ir a visitar a la pequeña Amaya. Roberta tenía dado el alta por lo que ya se encontraba en casa. David seguía de raro pero no quería preocuparme más. Mis amigas habían ido a secretaria a solicitar la solicitud de cancelación de intercambio, porque ellas no querían ir a estudiar a ningún lado más que no sea nuestro país y los directivos no muy convencidos, aceptaron ellos apostaban ´por los buenos promedios y que dos de ellas le digan que no, les perjudicaba porque era un reconocimiento mas para la historia de la universidad.

─ ¿no vas a ir tú a cancelar? ─preguntaron y negué ya que estuve meditando toda la noche sobre eso

─después lo hare ─sonreí restándole importancia y ellas negaron

─si te quieres ir ─indagaron y  yo solo alce mis hombros en señal de respuesta

Salimos a la cafetería porque teníamos una hora hueca mientras buscaba mi teléfono me codeo Leonela.

─ahí viene tu mejor amiga ─sentencio esta y alce mi mirada para luego rodar mis ojos

─Adara ─Paulina sonrió falsamente─. Les invito un café

─que acomedida pero no gracias ─dije sonriéndole, no quería nada con ella porque algo me daba mala espina

─bueno pero de que la otra semana salimos, salimos si amiga ─dijo y asentí de mala gana─. Las dejo chao

Semana después

Al final Paulina me rogaba tanto que acepte la dichosa salida, la próxima semana salía ya de la universidad a vacaciones y solo le había aceptado por cordialidad

─amor no salgas con paulina ─rogo David por decima vez y negué

─ya acepte y di mi palabra ─ lo mire con los ojos entrecerrados

─pero amor, Paulina no te cae bien ─inquirió David tomándome de la cintura para luego sentarme en su regazo

─se puede saber que pasa, porque no quieres que salga con ella acaso hay algo que no me he enterado ─reclame mientras él se limito a rascar su nuca como lo hace cuando está nervioso y alce una ceja

─no tengo un buen presentimiento y no quiero que después vaya a arruinar nuestra relación, por favor piénsalo un poco ─ negué

─o me dices que pasa y le cancelo a Paulina o yo voy y me entero ─dije alzando una ceja y negó apretando los labios

─no ha pasado nada ─dijo David─. Solo que ella me amenazo un dia con arruinar nuestra relación, porque se supone que ella me iba a tener tras sus faldas, pero luego me enamore de ti

─voy a ir, y si es de pararle el carro, le paro el carro ─dije y se resigno─. Así que tranquilo, que aquí tú con tu actitud estás haciendo que la relación se vaya al carajo

─amor es... ─dijo llamando mi atención y arque una ceja─. Mejor olvídalo

─es... ─dije haciendo énfasis con mi mano para que continúe y negó

─así te ruegue vas a ir cierto─ dijo dándome un beso en la punta de la nariz y asentí─. Está bien amor me resigno, mejor cuéntame que tal la semana de clases de exámenes y tantas cosas

─pesada ya sabes estudiando al cien por ciento para no arrastrar alguna materia ─murmure no muy contenta por el cambio de tema y se rio

─yo ya en una semana defiendo mi tesis para graduarme ─dijo y se acerco más para darme un beso

─me alegra tanto escuchar esa noticia te felicito de todo corazón, es por eso que pensándolo bien he decidido que te acompañare ─informe mientras me levantaba de su regazo para ir a ponerme los zapatos

─si, lo sé, es por eso ya pedí un pase también para ti ─dijo

─yo ya termino el miércoles las pruebas y si no me equivoco tú defiendes la tesis el viernes ─dije y asintió sonriendo

─te amo ─dijo y asentí, hoy estaba muy extraño─. Enserio que te amo y mucho no lo olvides

─yo también te amo ─tomo mi mano para luego besarla

*************

Al llegar al restaurante que habíamos quedado de acuerdo con paulina la pude ver a lo lejos que estaba sentada cerca del ventanal, decidida camine hasta donde se encontraba y me prepare mentalmente, para cualquier cosa que se avecine

─Adara pensé que me ibas a dejar plantada ─dijo mientras se levantaba a saludar

─ganas no me faltaron, pero en fin aquí estoy ─ asintió haciéndose la ofendida

─y cuéntame ya estas a dos semanas de acabar el semestre y a dónde vas a ir a pasar esos días ─la mire, sabía que le caía mal, pero aun así me sorprendí al saber que estaba enterada de mi vida



Nathaly

#193 en Novela romántica
#50 en Joven Adulto

En el texto hay: primer amor, apuestas

Editado: 22.10.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar