Enamorada del mejor amigo de mi hermano (editando)

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 37: Uno puede luchar por lo que desea

 

David saludo con la mano a cada una, y me ruborice más de lo que ya estaba

─esas miraditas ─empezaron a susurrar mis amigas

─ya regreso ─me levante con la pequeña con Amaya, tenía que ir a hablar con mi hermano. Llegue a su habitación y entre sin golpear

─Eithan ha salido ─murmuro David sonriendo incomodo

─vuelvo más...

─espera ─tomo mi mano que se encontraba libre

─ ¿podemos hablar, aunque sea por última vez? ─insistió

─te parece más luego ─accedí a hablar con él

Al bajar me encontré con mi mamá, por lo que la tome de la mano y la jale un poco para hablar en privado

─no quería hacerlo más público, ahora David sabe que me voy ─reclame y mi mama negó

─es para otra cosa hijita que he llamado a tus amigas y David ha venido porque Eithan lo invito y no se dirá nada de tu viaje, hoy aunque sea con esta cena  será tu despedida ─dijo y negué

─lo que menos quiero es que se entere David, así que nadie hable de eso ─murmure y asintió

─siente esta cena como una despedida de nuevo te digo ─dijo y estaba por irme cuando volvió a hablar─. Por cierto de casualidad vi tu boleto de avión y dice que sale a las 7:15 de la mañana, aun no puedo creer que te iras

─si mami y yo tampoco, pensé no ir pero ahora esta decidido ─ tome la mano de ella y la entrelace.

 Volví a la sala con las chicas y deje reposar a Amaya en su coche  porque se había quedado dormida y estaba muy pesada

─que le das de comer, esta pesada ─exclame y Roberta se rio

─leche materna mujer ─respondió Roberta algo obvia y asentí

─cuando va a ser el bautizo ─pregunte y me miro

─en seis meses o no sé, el dia que regreses y hasta ese dia ya podre tomar dos que tres traguitos ─dijo y asentí

─tienes que avisarme bien la fecha, quien quita y me quede en París ─bromee y se puso sería

─es por David, cierto ─dijo Julieta y negué

─es la oportunidad chicas que siempre quise tener ─insistí y me miraron de mala gana ─regresare, tengo que estar pendiente de la fábrica lo recuerdan, aunque si no me acostumbro de nuevo, me quedare en Paris

─no digas eso, que me pongo sentimental ─dijo Julieta y suspire

─vuelvo y les digo es mi oportunidad ─murmure

─después de todo me da felicidad, porque ese fue tu sueño, ¿cuándo te vas?, me imagino que dentro de un mes ─dijo Roberta y negué

─el miércoles ─musite

─recién te vemos y te vas ─espeto Julieta y alce mis hombros

─existen las video llamadas ─sonreí y me miraron de mala gana

Luego de la cena, no pude hablar con David por lo que quedo en espera esa conversación, ya llegara el dia

Lunes

Buenos días familia ─salude a todos y me miraron con los ojos entrecerrados

─que bicho te pico a ti ─pregunto Eithan y rodé los ojos

─papi, necesito un carro ─ignore al idiota de mi hermano y frunció el ceño─. Quiero ir a la playa

─está bien, llévate el carro rojo y cuando regresas ─respondió mamá y mi papá lo miro por haberse adelantado 

─entonces yo voy contigo ─propuso Eithan y lo mire de mala gana

─no Eithan, quiero ir sola o bueno no tan sola, iré con las chicas y Amaya, solo que quiero ir manejando yo, escuchando música y ya sabes y no tenerte de cuidador ¿entiendes? ─dije dedicándole una sonrisa triunfadora y rodo los ojos.─. Y mami vendré el martes en la noche

─todo lo que la princesa ogro desee ─dijo mi papá entregándome las llaves del carro y no se hablo nada más

******************

─regreso mañana en la noche ─dije por decima vez a mi madre

─has crecido tanto mi amor, que ahora lo que más me cuesta es  dejarte que andes sola ─respondió y me reí, siempre como un dia me dijo David, había vivido bajo las ordenes de mi mamá, en pocas palabras bajo la falda de ella, donde ella iba tenía que cargarme y en la época del colegio nunca me dejaba salir ni con mis amigas por lo que en dadas ocasiones me escapaba con escusas para salir con mi mejor amigo y a pesar de eso en otro caso me diera miedo de afrontar ahora mi vida que me voy a parís pero estoy ansiosa y sin miedo. Así es la vida, tomar riesgos, aprender de las caídas y volver a levantarse, como cuando estamos recién aprendiendo a caminar de bebés, disfrutarla porque he comprendido que no es un dia más si no un dia menos, cada año pasamos por la fecha de nuestra muerte y lo que yo quiero para mi vida es que dentro de años levantarme y decir: soy feliz con la vida que tengo.

─si mamá pero así es la vida, como una vez escuche: los hijos son prestados, a pesar de que nos quieran tener siempre a su lado, eso va a ser imposible  ─enuncie

─lo sé hijita, y recuerda que todos los días son para aprender y cuando estabas en el colegio te decía que te faltaba vivir, que esperaras con paciencia el proceso de la universidad, ahora me entiendes ─dijo tomando mi mano y dedicándome una sonrisa maternal que reflejaba tanto

─en eso siempre tuviste razón ─le di la razón, porque enserio nunca espere que iba a empezar a experimentar tantas cosas con el inicio de mis 18 y la universidad



Nathaly

#189 en Novela romántica
#42 en Joven Adulto

En el texto hay: primer amor, apuestas

Editado: 26.09.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar