Enamorada del mejor amigo de mi hermano (editando)

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 43

 

CAPITULO 43

─Margaret ─dijo mi madre extendiendo su mano y luego me miro

─Alexander Romero ─dijo mi papá muy serio

Y así toda la familia fue saludando a Javier e incluso las chicas cualquier sonrisa se esfumo en segundos, la recepción en donde estábamos era la misma cuando cumplí los 18 a excepción de que mi hermano había arreglado todo elegante

─Adara y tu anillo ─dijo Javier tomando mi muñeca

─se me ha olvidado por ponerme otros anillos ─dije soltándome de su agarre y negó

─si me disculpas quiero ir con mi familia tengo mucho que hablar con ellos Javier ─dije sonriéndole y pase haciéndolo a un lado

Busque a David con la mirada y nos quedamos viendo por varios segundos, estábamos en un duelo de miradas

─y que tal hijita lista para lanzar el vino doncella ─dijo mi mamá y me obligue a volver la mirada hacia mi familia y asentí

─es emocionante después de estar luchando y estar al pendiente con el análisis, con el etiquetado y registro sanitario por fin saldrá a la venta ─dije y Javier tomo mi mano

─y como se conocieron ─pregunto mi hermano

─en el avión cuando viaje a parís ─dije y mi hermano entrecerró los ojos

─pero nuestra relación comenzó hace un año ─dijo Javier interactuando con mi familia─. He estado con Ada ayudándole en todo desde que piso mi país y como no enamorarme de ella si es tan hermosa e inteligente

─amor ya ─dije incomoda

─ya tendremos tiempo de hablar ─dijo mi mamá ─. Desde luego que en mi casa están las puertas abiertas para recibirlos

Empezar a ser empresaria a la distancia y venir de vez en cuando fue lo más duro que he pasado, ahora tengo que empezar a preparar el lanzamiento, mientras la noche transcurría yo no había bebido mucho. Mi familia no se sentía muy a gusto con Javier y eso se notaba a distancias

─amor voy al tocador ─dije y le di mi cartera de mano

─está bien amor, te espero aquí ─dijo y asentí

Fui al tocador y de paso no quería llegar rápido por lo que como aquella noche subí a la terraza de la recepción viendo que la habían mejorado desde aquella vez y me recosté en la barandilla, estaba cansada de sonreír en la planta de la recepción porque vamos es inevitable no decir que en el momento que vi a David me falto el oxigeno, los dos habíamos tenido un cambio muy radical yo había adelgazado un poco mas y él se había puesto más musculoso, su semblante se había perfilado mas y sin negarlo estaba más guapo ,me entraron celos a ver que ahora Paulina es la que disfruta de la compañía de él, pero a él aun le hace falta ese brillo que poseía, ese brillo en su mirada, mirada que me volvía vulnerable a todo lo que él me pidiera. A mi mente llego el recuerdo de aquella noche y sonreí, quien diría que esta terraza había sido testigo de cómo empezó todo. Cerré mis ojos dejando que la brisa fría golpee mi cara y una mano se poso en mi hombro y voltee con la esperanza de que fuera David pero al que me encontré fue a Alan

─ Mi bonita regresaste, sabía que te iba a encontrar aquí ─dijo lanzándose a mis brazos y no pude evitar sonreir

─Alan volví ─dije mientras mi cabeza estaba en su hombro

─y hasta dentro de poco que te casas ─dijo separándome un poco de él y apreté mis labios

─algo así ─ dije haciendo una mueca

─tenemos tantas cosas de que hablar mi bonita ─dijo y asentí

─Leonela y Sabrina te está esperando ─dijo él y asentí

─bajo luego, no le digas a nadie que estoy aquí ─dijo y me dio dos besos en la mejilla y se fue

Me quede de nuevo a la oscuridad de la luna, pensando en que hubiese pasado si no ocurría tal desastre, tal vez hubiese regresado y le hubiese dicho a David, pero ahora ya es demasiado tarde. Al verlo de nuevo hace unas horas las mariposas no tardaron en aparecer y eso me asustaba mucho

─así que te casas ─dijo David y me asuste

─lo mismo digo, me he enterado que ya han fijado fecha para su matrimonio ─dije y desvío la mirada

─quien ha dicho eso ady ─dijo David mientras pego una carcajada y me abrazo─. Princesa yo no me casaré, he venido con Paulina porque me rogó que sigamos siendo amigos pero yo con ella jamás me casaría después de lo que hizo, yo sigo esperándote

Sonreí y me separe un poco de él

─a la mierda lo que pase ─dije y lo bese

─te hice una pregunta Adara ─ dijo y ahora fui yo la que desvíe la mirada

─yo a Javier lo aprecio mucho, lo quiero y...─dije

─y no lo amas verdad ─dijo y baje mi mirada ─. Entonces porque lo aceptaste

─quizás fue por agradecimiento por haberme ayudado desde que llegue a París ─dije y David asintió

─espérame ─dijo David y regreso con dos cervezas─. A que te recuerda

─a aquella noche ─dije y nos sentamos en una banca que había ahí

─bailas aún ─dijo y alce una ceja ─. Digo como toda la noche no has bailado sólo por restar recostada a tu novio marido

─David ─dije y se rio

─amo esta sonrisa ─dijo y mordí mi labio

Tomó mi mano y empezamos a bailar una balada romántica, puse mi cabeza en su hombro y nos movíamos lentamente mientras nos besamos de nuevo

Es que definitivamente yo lo amo, no he dejado de amarlo y sé que él es único dueño de mi corazón.

─ Lo sien... ─me interrumpió dándome otro beso

─te amo Adara, enserio que no dejado de amarte ni un solo un segundo te pienso a cada rato, te pienso a cada momento y te pienso cada vez que voy a esos lugares en donde vivimos nuestro amor ─dijo y apreté mis labios

─te admito que yo te amo, te amo y te amo con eso es suficiente para decirte que

─a la mierda lo que pase mañana, vámonos de aquí ─dijo y me quede analizando las cosas por un momento

─tengo miedo ─dije y me tomo la mano

─te admito que yo también ─dijo acercando su cabeza con la mía haciendo que nuestras narices rocen, cerramos por instinto los ojos y nos quedamos así por un momento ─. Entonces

─vamos ─dije y me quite los tacos



Nathaly

#191 en Novela romántica
#43 en Joven Adulto

En el texto hay: primer amor, apuestas

Editado: 16.10.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar