Enamorada del mejor amigo de mi hermano (editando)

Tamaño de fuente: - +

Capitulo Final

CAPITULO 47

Le sonreí y mientras miraba mi brazo que tenia ligeras marcas de aquel agarre al recuperar la energía de mi brazo le solté una cachetada

─ dejaste que él se enamorará de mi, tu lo rechazaste tanto, para mis 18 me contó que no sabía cómo enamorarte, después que se te había declarado y lo rechazaste y créeme que siempre después de tantas decepciones llegas a un punto en donde te cansas y decides alejarte y eso lo hizo él, yo no tengo la culpa ─solté y ella sonrió ingenuamente─. Paulina mi consejo es que mejor lo dejes en paz a veces no podemos forzar a las personas a estar con nosotros, se que al principio duele pero es la mejor decisión que uno puede tener o si él te alejo mejor evítalo ya no le hables y así empezaras a no sentir nada por él más que un simple afecto de amistad

─ Yo solo lo rechace una vez pero después apareciste tu, apareciste y te convertiste en mi tormento al saber que tu si lograste despertar sentimientos verdaderos en David y te odio, maldita seas te odio porque tuviste que aparecer, no me vengas a dar consejos cuando no te los he pedido ─dijo y me soltó una cachetada ahora la muy estúpida y luego agregó ─. Ahora sabrá de tu aborto y te odiara muchísimo así como yo te odio

─ ¿Que esta pasando aquí? ─grito al ver que le había dado un golpe a paulina y sangraba la nariz

─pasa que tú amada aborto ─dijo Paulina y David quedó atónito

─yo ya lo sabía ─dijo con tono neutro  y Paulina se burló

─eres tan estúpido que hasta cubres sus tonteras ─dijo y paulina pensaba volver a darme una cachetada y David la detuvo

─te calmas paulina, esto no hubiese pasado si desde la primera vez que me declare hubieses aceptado salir conmigo pero te crees la divina papaya cuando no le llegas a los talones a ady y si tanto te molesta que este conmigo que haces acá, vienes a querer hacer más daño ─espetó David y paulina se quejo debido al agarre ─. Pues no lo vas a lograr tú no tienes derecho de meterte en nuestras vidas, anda busca a alguien que te ame y te haga feliz, te haga sentir que eres su mundo, que eres la mujer más maravillosa que existe en la tierra pero sobretodo que te ame a pesar de todo, te entienda y te valore

─lo que yo quiero contigo no lo quiero con nadie más, porque no entiendes que tú eres mi todo ─lloriqueo paulina y  David lo miro incrédulo

─acaso no entiendes que él y  yo nos amamos ─dije acercándome a David y besándolo mientras que paulina apretó su mandíbula y desvío la mirada

─los odio ─dijo saliendo de la sala y David me miro

─hablamos ─dijo y asentí

Nos sentamos entonces el momento de la verdad se acercaba, el miedo me carcomida por dentro mientras David posaba su mirada penetrante en mi, cediendo mis palabras para explicar lo comentado por paulina tome una ni cada de aire

─te juro que no lo sabía, a un nos de llegar a París empecé con malestares que confundí con el exceso que le estaba dando a ni cuerpo, una noche una y otra punzada en el vientre y eso fue todo para que luego levantará en una habitación de hospital, el doctor dándome semejante noticia y mis amigas dándome apoyo porque te juro que entre en una depresión sólo caro, alexia y Javier lo saben ─dije y David se encontraba en estado neutro

─que hubiese pasado si te hubieses enterado me lo ibas a ocultar ─dijo con la mirada perdida

─claro que no, si lo hubiese sabido créeme que yo era capaz de regresar y decirte pero por cosas de la vida no paso eso ─dije y David tomó mi mano

─es muy cierto aquella noche en la playa no nos cuidamos ─murmuro más para él pero lo escuche

─ Si y créeme que al haberlo sabido yo no me iba a sobre explotar, enserio discúlpame ─susurre y David tomó mi mano y me sonrió

─en esta vida las cosas pasan por algo, quizás aún no estábamos preparados para ser padres o yo que sé, tenemos una vida para cumplir ese sueño y ese aborto yo sé que no fue porque tu lo quisiste ya que estas en contra de eso fue espontáneo y lo entiendo mi reina ─dijo y me abrazo

─si vez las cosas se arreglan hablando, mejor que vine a verte o si no paulina hubiese hecho lo mismo que hizo contigo ─agrego y le sonreí

─Si amor discúlpame ─dije y sonrió

─amor esas han sido etapas para que sigamos luchando ─susurro y me acorde que tenía que ir por el postre

─ahora si voy por el postre ─bromee y negó

***************************

─entonces hermanita para mañana necesito este vino en mi boda ─dio Eithan

─cuanto hay ─pregunte sería y se hizo el ofendido

─le estas cobrando a tu propia sangre ─dijo Eithan y me reí

─es broma hermano, sabes que lo mejor estará presente en tu matrimonio ─dije y me dio un abrazo

─tu enamoramiento hacia mi mejor amigo me hizo unirme más a ti ─susurro y sonreí

Era cierto nos llevábamos con el perro y el gato, discutíamos por todo, no teníamos confianza para nada incluso yo respetaba todo lo que decía él, pero luego de mi relación con David habíamos cambiado

─eres la mejor hermana, ahora esperemos que así sean los pequeños ─exclamó refiriéndose a los pequeños

─es fuerte decir esto para un padre pero me alegría que hayan encontrado a la persona correcta y que han estado con ustedes en las buenas, en más malas y lo estarán siempre porque cuando se encuentra a la persona correcta la lucha es constante para hacer crecer el amor ─agrego papá llegando a donde nos encontrábamos con Eithan



Nathaly

#186 en Novela romántica
#40 en Joven Adulto

En el texto hay: primer amor, apuestas

Editado: 26.09.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar