Encadenados [#e2]

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 1

—¡LOS VOY A MATAR, CUANDO LLEGUEMOS A CASA LOS ASESINARÉ CON UNA CUCHARA Y LOS VENDERÉ AL MERCADO NEGRO!—Grité enojada caminando

¿Por qué no puedo tener unos gemelos educados, cariñosos, respetuosos,o algo así? ¡Enserio, sus travesuras cada vez son más duras!

—Pero mamá... Te queda genial el cabello así—Dijo Dylan caminando vagamente a mi lado, lo fulmine con la mirada.

¿Pueden creer que solo unos niños de 5 años, puedan ser tan revoltosos? Solo han pasado 5 días desde que volvimos a este maldito lugar y ahora ¡Mira! En su primer día de pre-escolar Matthew golpeó a un niño y Dylan le cortó el pelo a la maestra.

Y ami... Bueno, tengo una lista incansable de tantas travesuras que me hacen. Pero con está ya se pasaron. ¡Me tiñeron el pelo! Pusieron pintura dentro de el Shampoo.

Para lo peor, que estoy segura de que ellos solos no lo hicieron. Y todas mis sospechas indican que un sujeto cuyo nombre es inexistente al igual que él los ayudó. ¿Una pista más? Es una silueta.

—¡Tengo el pelo fucsia!¡Fucsia! —Grité, la gente en la calle me miraba con diversión y a la vez pena

Encima la estúpida peluquera, dijo que debo tenerlo así hasta por lo menos 3 semanas para que des-teñirlo y que no se lastime el cabello.

LOS VOY A MATAR

—¡Mamá! Por favor perdona—Suplicó de nuevo Dylan.

—¡Déjala. es nuestra mamá,no se puede enojar con nosotros!—Dijo Matthew con orgullo.Me detuve en seco y gire al estilo exorcista a verlo

—No provoques,niño.—Murmuró—Agradezcan a los dioses qué no los castigue y ahora los llevo con Alexander.

Los gemelos asintieron sonriendo nerviosa mente.

—Pero ir con Alexander es un castigo—Murmura Matthew en voz baja, Sonreí ligeramente y seguí caminando.

Al llegar al castillo, las puertas de hierro sólido se elevan despacio y todos hicieron una coordinada reverencia, ya no es necesario que lo hagan y se lo he dicho pero ellos responden "Lo hacemos por respeto, ustedes se ganó nuestro respeto. Por favor dejemos demostrarlo". Por personas así me doy cuenta que el mundo aún no está perdido.

Es la segunda vez que vengo desde que aquel día que vine de forks. Solo han pasado 5 días y los usamos para encontrar departamento, trabajó, pre escolar, y varias cosas más.

Todos los guardias de la entrada me miraron con duda y con una sonrisa. Apreté mis puños y saque de mi bolso un gorro. Me lo coloco sin dejar que se pueda ver mi cabello.

Seguimos caminando saludando. Estaba mirando como a lo lejos entrenaban. a la sombra le encanta ver como entrenan y los movimientos que utilizan, según él le hace sentir cosas que aún no logra explicar con claridad

—Katherine, ¿Puedo ir a mirar? —Y si, al parecer aparte de ser madre de gemelos, soy madre de una sombra

—No es necesario preguntar, diviértete.

Sentí como la sombra se alejaba dé mi.pero no fue motivo de detener mi paso. Al llegar al salón pude ver como estaba Lucas hablando con una chica animada mente

—¡TÍO LUCAS!—El grito de Dylan suena por todo el lugar. ¿Ya le dicen tío? Vaya rapidez en agarrar confianza.

Yo a mi tío le decía .... Oh esperen, nunca tuve tío.

Lucas dejo de ponerle atención a la castaña y giro a ver con rostro neutro y aburrido. Al ver a los niños y ami sonrió emocionado y caminó hacia nosotros rápidamente, la castaña enojada me fulmino con la mirada y se fue. ¿Intentando ligar con el rey de los híbridos, castaña?

—¡Niños!—Lucas alegre alzó a Dylan—¡Hey Matthew!¿Como estás?—Miró a Matthew y lo alzó a el tambien—¿Y tú Dylan?—Los niños me miraron como cara de pocos amigos y suspiraron con rendición.El problema de que son gemelos, es que nadie sabe diferenciarlos Y ellos aveces se sienten mal por aquello.

—Lucas—Me acerco a él y le doy un beso en la mejilla—¿Como está todo? ¿Ligando con una castaña?—pregunté divertida.

Lo metida y chusma no se va ni con un millón de años.

—Bien, Bien. —Contestó bajando a los niños,—Y no. Hay una chica que me interesa más... Hace años no la puedo sacar de mi cabeza—Hace una mueca mirando el suelo, luego de segundos suspira y sonríe nuevamente—Da igual, ¿Como están ustedes?

—¡BIEN!—Grita Dylan

—¿Que te importa?

—¡Matthew!—Lo regaño enojada. El sonríe sin ganas.

—¡Me alegro, chicos! Pero...¿Katherine, que sucedió con tu moda? Un gorro negro con una camisa pastel y unos jeans blancos no combina mucho.—Lucas me miro de arriba a abajo con una mueca

Lo se, Lucas. Lo se.

Dylan iba a hablar emocionado pero Matthew le dio un golpe en el hombro y negó con la cabeza divertido. Ambos rieron y me miraron esperando mi contestación.

—Ug... Si, es lo primero que encontré.



SolWalton

Editado: 09.05.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar