Encadenados [#e2]

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 2

Estaba en mi oficina solo descansando con un vaso de mi colección favorita de whisky en mi mano. Entra a la sala Kylie y pasa directamente hacia la mesa con licor y se sirve un tragó. Ja, Bienvenida.

—Lucas me rechazo de nuevo,Me iré de aquí. No vale la pena querer a un idiota como él—Dice mientras agarra su vaso con vodka puro.

Bastante fuerte para tomar en la mañana.

Kylie está enamorada de Lucas, pero no es como bárbara. Tiene su dignidad en un gran puesto y no la baja por nadie. También se respeta a ella misma y eso admiro. No es la típica loca, es la típica tierna chica.

—Solo vuelve a intentar...—Insistí, sé que ella es buena chica.

—Lucas no va a visitar a Jaqueline desde que se recuperó de su adicción. Y supuestamente se va todos los fines de semana a verla.—Sorprendido abro los ojos como platos—Ha ido a otro lugar y nosotros como pendejos creyendo sus palabras. ¿Sabes que es lo peor? En su tarjeta afirma que cena en un restaurante para dos personas todos los putos fines de semana.

—Yo... No sabía, lo siento Kylie.

—Dah igual. La chica tiene mucha suerte. Pero no es mi suerte asique me iré, saqué un pasaje a Argentina, dicen que es un lugar maravilloso..

—Lo es.—Afirmo sonriendo ampliamente

—Bueno, cuida al idiota de Lucas que aún lo quiero.—Se ríe sin ganas—Adiós Alexander, fue un placer haberte con...—Antes que pueda terminar un temblor por todo el castillo se siente, un poco de tierra cayó de el techo y yo me sujete de la mesa

Confundido me puse de pie para ir a la ventana pero logré ver como de una catapulta impacta contra la torre de alado.

Mierda.

—¡KYLIE NECESITO QUE LUCHES CON NOSOTROS!—Grité corriendo.

—Bien, pero me las pagaras William—Ríe amistosa mente corriendo a mi lado.

Katherine POV

Nos detuvimos alfrente del pre-escolar, me agache y comencé a arreglar las cosas dentro de la mochila de Dylan quien por apurado seguramente olvidó algo

—Mama.¿Cuando llega Leah y Nick?—Pregunta Matthew.

—Su vuelo se retrasó, aún nose por qué. Dicen que hay muchos revueltos por aquí y no pudieron despegar.—Confesé, según me contó leah por llamada, todos los vuelos sé cancelan para ir a aquí.—Pero, mañana como es sábado los vamos a poder recibir todos juntos.—Coloque la mochila bien en el hombro de Dylan.

Ambos caminamos hacia las puertas cerradas de el pre escolar. Pero un cartel pegado en la puerta llamó mi atención “Hoy no clases, Att; dirección”

—Qué raro, siempre avisan con anticipación...—Murmura la sombra confundido

Me gire y comencé a ver las calles, resien ahora me doy cuenta que están completamente vacías, nisiquiera hay taxis

—¿No hay clases?¡Bien! Vamos al castillo—Dice con ánimos Dylan, Matthew hizo una mueca

—No, tengo que ir a trabajar. Pueden venir conmigo y me esperan—Digo sonriendo, trabajo de mesera en una cafetería supongo qué si les doy una chocolatada, comida y le doy mi celular para que jueguen pueden resistir hasta que mi horario termine

Comenzamos a caminar en silencio, por instinto a tanta rareza coloque a los niños frente a mi y ellos se tomaron de la mano, mientras yo tenía mis manos en sus cabezas. Todo estaba absolutamente raro.

Al llegar a la cafetería, veo como también estaba cerrada. Derrepente siento como el piso comienza a temblar como si fueran golpes a algo.

—¡El castillo!—Grita la sombra, gire y pude ver como a lo lejos se podía ver unas torres pero como mi vista no es la mejor estaba un poco borroso. Logré ver como faltaba una torre de las 5 torres que suelen verse por la distancia—¡Los están atacando, katherine!

No...

—¿Que hago?¡Mierda, me dijiste que iba a tardar más!—Grité asustada

—¡Escucha, tienes que actuar rápido antes que los demás países también se unan a la guerra! Antes de que la cuarta guerra mundial comience—la sombra me gritó—¡Yo estaré contigo en cualquier cosa que hagas, pero debes elegir. Los humanos o los seres míticos!

—¡No se que elegir, idiota de mierda!—Grite, estaba muy asustada y la sombra no me ayudaba en bajar mi estado de ánimo

—¡MIRA! Si los detienes ahora podrás evitar que ataquen demás países,y si atacan de más países otros se van a unir y se hará la cuarta guerra mundial. ¿Entiendes, pendeja?—Pregunta, la sombra estaba igual de desesperado que yo.

—¿Mamá? —el Susurró de los gemelos me hace mirarlos, apreté mis puños y cerré mis ojos con cansancio

Miré a los gemelos quienes me miraban confundidos y nerviosos. Volví mi vista al castillo con duda.

—Fue un error haberlos traído de forks... Lo siento—Les susurre, las caras de los gemelos eran impresionantes de tanta preocupacion

Y ni se imaginan, como era la mía.



SolWalton

Editado: 09.05.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar