Encadenados [#e2]

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 34

No podía creer lo que mis ojos veían.

Alexander firmó el contrato y hizo el pacto de sangre.

Velkan tiene el reinado.

Y yo, tengo la poción.

—Mantengan a todos encerrados aquí.—Velkan dió su primera orden a el ejército.—Si tienen que lastimar, háganlo.

Velkan tenía esa idea en su mente de querer ir a buscar a los gemelos conmigo.  Claro no dejará que ninguno de mis amigos y familia salgan de esta oficina.

Tomé la poción y siento como mi fuerza comienza a recobrar, mis musculos comienzan a retomar fuerza y siento como el hielo comienza a fluir por mi cuerpo con más velocidad y fortaleza. Mi cabello se tona castaño y siento mi piel estirarse.

Al finalizar de tomar, cierro mis ojos y suelto un suspiro abrumador para luego mirar mis manos, mi piel estaba estirada y no tardaron en tocar mi cara, estaba todo a la perfección.

Miró en el suelo como aún había un poco de hielo y agarro un pedazo, lo alzó y veo mi rostro en el reflejo dando a ver como estaba perfectamente curada.

—Vamos, Katherine.—Ordena Velkan elevando una mano en mi dirección mientras que su otra mano señala la puerta—Los gemelos no deben esperar.

—No ira a ningún lado.—Gruñe Alexander caminando en mi dirección. Pero un guardia lo sujeta

Cuando noto que Alexander iba a tocar su collar lo detengo rápidamente.

—No, Alexander. Los guardias son tus soldados. No merecen morir por una orden estúpida —Le hablo mirándolo. El asiente con la cabeza—Iré, y volveré. Tranquilo.

Comencé a caminar hacia la puerta, Velkan camina detrás mío hasta salír de la sala.

(...)

—¿Me contarás por qué ustedes se separaron o solo se te antojaba caminar? Por qué sí esto es una cita es algo muy estúpido. Además, hay otras maneras ¿No crees?—Lo mire

Faltaban unas 2 cuadras para llegar al preescolar, y desde el castillo hasta acá ninguno de los dos había dicho ninguna palabra

—Te dije que nuestra amistad término por tu culpa.—Dijo mirando el camino—Te creí inteligente, crei que ya ibas a darte cuenta la indirecta

Mi semblante se puso serio y cruce mis brazos dándome cariño.

—Veo que no me conoces, Kendrick.—Él giró un poco su cabeza a mirarme. —Ami no me gustan las indirectas, pistas, acertijos, adivinanzas ni nada por el estilo. Me gustan las cosas directas, si vas a decirme la razón por la cual se separaron dila, si no quieres decirla, yo buscaré respuestas por mi medio.

Él sonríe de lado negando con la cabeza.

—Soy un Licántropo. Mi mate murió por que yo mismo la maté, mi familia falleció de vejez y a mi hermano menor lo mate clavandole una garra en su garganta. Tuve un hijo que se llamaba Ian, con una prostituta. La prostituta al ver como era yo realmente, mató al bebé y luego se suicidio para que no sea la monstruosidad que yo soy; Un licántropo.

—¿Yo tengo la culpa que seas un Licantropo? Si intentas dar pena, fracasas, de hecho, nadie me da pena.—Mantengo el silencio—Menos a esa señora, pobre, se le va a romper la bolsa y se le caera todo en el barro.—Sonreí con pena mirando a una anciana con sus bolsas de las comprás.

—No. Te cuento todo esto para que pienses que me quitaste todo lo que yo tenía; a mis dos mejores amigos, hermanos y confidentes.—Comenta—Y todo lo destruiste con solo llegar al castillo.

Sigue sin darme pena.

—Hace 7 años, Alexander me contó el milagro de que aún tenga mate, apesar de que la antigua se haya muerto.—Suspira—Te fui a ver, estaban inconsciente por un golpe que Alexander he había dado en tu primer estadía en el castillo

FLASHBACK

Eres un hijo de...—Antes de que pueda terminar veo todo borroso, mis párpados se cerraban, el dolor en mi cara era inigualable

—Oh mierda Katherine, no, no... Lo siento, no me di cuenta que fue tan fuerte mi golp..—Antes de pueda terminar de escucharlo cierro mis ojos escuchando como la voz de Alexander estaba aún más lejos.

FIN FLASHBACK

—Estabas en su cama, recuerdo que Lucas te había recortado un mechón de cabello por qué según él tu pelo era peluca. Le hizo un ADN y todo.—Se ríe secamente—Yo solo revisé tus heridas y les puse banditas a los cortes en tu rostro... Alexander comenzó a darse cuenta al seguir los días que yo estaba interesado en ti.

Recuerdo haber despertado, y tener curadas mis heridas y con banditas en los cortes más profundos.

—Hemos discutido, los tres, hasta que lo explote y grité; “Si, Mclaren me interesa ¿Tienes un problema?” no le basto ni un minuto que ya estaba rodeado de sus hombres. Él ordenó que me sacarán... Ese mismo día por él enojo Alexander dejó que su lobo tome el control, fue el día qué te abuso sexualmente.

Un completo silencio nos reino, seguimos caminando.



SolWalton

Editado: 09.05.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar