Encadenados [#e2]

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 50

¡Mierda!

-Lo siento, oh mierda, lo siento.-Rapidamente me arrepienti mirando sus pies, él hace una mueca pero después ríe mirandome-¿De que ríes? ¿En venganza me vomitaras de vuelta? Cuidado por que cuando veo vomito, vomitó. -Advierto.

Escuché la carcajada de Alexander

-Está bien, supongo que debía esperarlo de una embarazada-Murmuró Caleb sonriendo

-No finjas-Alexander apoya su brazo en el hombro de Caleb y me mira-Aún no me acostumbro a despertar a las dos de la madrugada para ir a buscarle un antojo y a las cuatro por escucharla vomitar.

¡Gracias Alexander por tu comentario tan bonito y sutil! ¡Te aplaudiria pero mis manos quieren golpearte!

-Feliz cumpleaños-Lo miré, él sonrió y aceptó con la cabeza.

-Igualmente.

-¡Ven, vamos, tengo que presentarte a la familia! Pero antes deberíamos pasar por un cambiador, pedire unos zapatos y pantalones sin vomito.

-Tentadora propuesta-Blanquea los ojos siguiendome.

Alexander sujeta de mi brazo antes de que me vaya, lo miré con una sonrisa confusa.

-Sufre de esquizofrenia-Advierte-No te quedes mucho tiempo sola con él.

¿Esquizofrenia?

No tarde en mirar a Caleb de reojo. parecía normal, estar llevando las riendas del control. Pero pensé en las posibilidades que pueda perder el control gracias a las emociones fuertes que obtenemos al estar juntos, podría perder el control y lastimar a mini maní.

Era mi hermano, pero eso no significaba que no me iba a dañar.

-¿Como lo controlo, si llega a pasar algo?-Susurró.

-Escucha su corazón latir, si empieza a latir rápidamente es por que está perdiendo el control, si pierde el control y te quiere dañar, congela sus pies y advierte a mis hombres. ¿De acuerdo?

Asentí.

Caminé hacia Caleb y camine lentamente a su lado jugando con la tela de mi vestido.

-¿Mamá?-Pregunta-Papá me ha dicho que tú estabas con mamá. ¿Ella estará de acuerdo en qué te vea? Por qué muchas personas me han dicho que te vas a decepcionar conmigo.

Apesar de decir algo realmente triste y extraño, su rostro se mantenia serio y con la cabeza en alto mirando los pasillos.

Preferí no contestar sobre que había pasado con nuestra madre

-¿Quienes te han dicho eso?

-205, él es cruel aveces pero 217 lo calma, creo que la mejor persona es 320.-Acepta con la cabeza lentamente concordando con él mismo

Me estoy asustando,

-¿Quienes son?-Pregunté sonriendo-Parecen ser interesantes.

-Ellos están en mi mente, me hablan constantemente pero hoy estuvieron callados, no se por qué.-Se encoge de hombros con simpleza.-Muchos dicen que estoy loco, pero en verdad esas personas si están, me hablan.

-Te creo-Confese-Yo también he tenido una voz en mi mente, y era real, aún qué en cierto momento todos me creyeron loca. Lo obtuve por siete años.

-¿ Esquizofrenia?-Preguntó.

Negué

- Gwahanol.

-No parecemos normales-Se ríe nervioso Caleb, escuché su corazón acelerarse

-La normalidad apesta.-

-¿Nosotros apestamos?-Preguntó

Reí.

-No cariño, nosotros estamos lejos de apestar.-Él me miro con una sonrisa sincera y escuché como su corazón volvió a latir con normalidad-Somos fuertes, tenemos sangre de un verdadero líder. No apestamos, nosotros hacemos apestar.

-Me agradas, Katherine.

Detuvo su paso, yo copié su acción.

Su mirada era intensa, sus ojos demostraban cariño y para nada maldad o rencor como había visto a lo largo de estos años. Su mirada era inocente y pura.

—¿Por qué te fuiste?—Sus ojos se cristalizan—Me dejaste sólo, sólo, completamente sólo. Mis voces me atormentaban y nadie me ayudaba, ¿Dónde estabas? —Su corazón late con rapidez—¿Por que te fuiste? ¿No me quieres? Pero... Soy tu mellizo...—Duda ante sus palabras mirándome confundido.

Cada vez su corazón late más rápido.

—Yo no me fui, nos separaron. Nos alejaron y no sabía de tu existencia desde hace unos días, lo siento por no buscarte, lo siento por no ayudarte, lo siento por creer que estabas muerto, lo siento por todo, estaba muy asustada

—¿Crees que yo no estoy asustado?

No contesté.

—¿Estás llorando?—Preguntó suavemente—¿Por que lloras? ¿Nunca te han dicho las cosas reales y directamente?—Alza una ceja—167 siempre es muy sincero conmigo.

Solté un suspiro cargado de llanto y sentí que me derrumbaba frente a él.

Él estaba enfermo, y yo no lo busqué, yo no lo ayudé, yo no hice nada.

—Abrazame y prometeme qué no me dejaras apesar de todo.—Susurre asustada

—No puedo... Hueles a vomito.

—Digno hermano mío—Sonrió limpiando mis lágrimas.

(...)

—¿Cómo me presento? —Pregunta en un susurro

—¿Quedaría raro decir “Hola, soy el hermano perdido de Katherine, un gusto, ¿eso es asado?”—Pregunte, él ladea la cabeza—Por ahora solo, preséntate como mi hermano, y... No hables sobre tus números.



SolWalton

Editado: 09.05.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar