Encantada [#e4]

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 25

—¿Te encuentras bien?—Preguntó Drew en un susurro, lo miré con miedo y luego negué con los cabeza—Inhala, exhala, avísame si estás por perder el control. ¿De acuerdo? Sigo siendo un guardia, protejo a mis amos.

Lo miré agradecida, era muy atento conmigo y hasta ahora es el único que podía dominar mi ser inferior, aún que estemos en una situación muy dramática debemos mantenernos juntos. No sabemos que puede suceder en aquella cabaña, y tampoco nadie sabe quién saldrá con vida de allí.

—¡Oh vamos! ¿En serio Princesa te creerás eso?—Preguntó riéndose a carcajadas Allen, totalmente incrédulo. Golpeó el volante y se fijó en la carretera—¡Es un Demonio sin humanidad! ¿Por qué debería obedecer órdenes tuyas? ¡Eres una mocosa!—Me mira por el espejo retrovisor.

Allen parece más que atento a lo que hace Drew conmigo, desde que salimos del gran castillo tiene la mirada en él, hasta lo obligó a quitarse su armamento.

«–Puedes engañar a la mocosa de Li, pero a mí no, dame tus armas.»

—¿Puedes dejar de decirme mocosa? ¡Conduce que es lo único al cual ayudas!—Exclame cruzándome de brazos

—¡Yo di la idea que Emily nos esté mintiendo!—Para el coche de golpe y luego gira la cabeza al estilo exorcista a verme—¡Te protejo, mocosa!

—¡Claro! ¿¡Me proteges!?—Me reí rodando los ojos

—¿Dudas de mi capacidad de protector? ¡Dormí abajo de tu cama cuando tenías siete para que dejes de tener pesadillas, me metí en tu mente y tuviste un lúcido y hermoso sueño con unicornios y no con Chucky, al cual tú, mocosa, decidiste ver junto al inepto que protagonizaba como tú padre!

—¡Ya! ¡CÁLLENSE!—Gritó Mika

—¡Oh por Dios! El híbrido que romperá mi corazón en el futuro me hizo tener un sueño con unicornios. ¡Ahora llamo a Dylan y preparamos un festejo en tu jodido honor!

—¡Claro! Pero preocúpate que sea luego que arregle todos los daños de la cuarta guerra que tú creaste! —Gira todo su cuerpo a verme y me apunta con el dedo—Eres una jodida problemática

—¿Puedes dejar de atacarla?—Gritó Drew, sobresaltandome. Nunca había escuchado el tono alto de su constantes susurros.—¡Tú eres el problemático!

—¿Yo problemático? —Carcajea poniendo una mano en su pecho, fingiendo indignación—¡Yo solo era un guardia novato que se unió al ejército para darle medicinas a Mika, la perra de Katherine tomó todo lo mío y me convirtió en un jodido monstruo! ¡No me digas problemático cuando justamente la hija de la perra que me convirtió esta más buena que el Whisky y yo me siento mínimamente atraído a el Whisky! —Habla con suma rapidez que se me hace prácticamente imposible de seguirlo.

Todos guardan un gran silencio

—¡En mi jodido primer día de guardia ya me otorgaron llevarle una sopa a la Reina! ¡El destino ya quería cagarme! ¡No! ¡El destino solo me muestra lo cagada que está mi miserable vida!—Toma grande bocanada de aire—¡Odio la sopa!  ¡También odio mi humanidad en ese momento! Joder, si simplemente no le hubiera dado mi botella de agua ella estaría muerta, y yo estaría... Siendo yo.

Mirá el suelo con nostalgia y tristeza. No puedo evitar sentir que todo mi cuerpo se eriza ante aquello. Miro sus fracciónes; luce aterrado, enojado, melancólico, de todo tipo de emociones lo recorren en este instante. Trago en seco.

—Okey...—Mika susurra mirandonos a todos con atención—Allen, conduce cariño.—Le da unos golpecitos en su espalda y cuando su hermano se vuelve a girar para comenzar a conducir nos mira con horror a nosotros dos

Que incómodo...

Veo que Drew iba a hablar por lo cual fuí más rápida y lo interrumpí

—Llegas a decir algo más y te juro que bajaremos del auto y te dejaremos aquí entre los Demonios.—Él me mira con incredulidad

—Son mi raza.

—Entonces cuando lleguemos le diré a Emily que haga hielo y te lo meta por donde no llega el sol, amor.

(...)

Media hora después habíamos llegado a la susodicha cabaña. Lucia muy costosa; elegante y llamativa como para estar escondida en el bosque. Niego con la cabeza y todos bajamos del auto, no puedo descartar la idea de que quizá nos hallamos equivocado y en verdad Emily esté en la otra dimensión. Pero, solo es cuestión de minutos para saberlo, es mejor no suponer absolutamente nada.

—Rodeemos la cabaña, Drew viene conmigo. Ustedes dos vayan por detrás—Allen hace señas mientras susurra mirandonos con suma atención

—No dejaré que vayas con Drew.—Sonrió con desafío.

—Mierda.—Contesta—Tenia planeado romperle el cuello... Bueno, Amelie ven conmigo y ustedes vayan.

una luz llama nuestra atención, bajo la mirada y observo que es mi brazalete; prendía y apagaba una luz bordo constantemente. Frunzo el ceño confundida



SolWalton

Editado: 15.06.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar