Encuentro de amor

Tamaño de fuente: - +

capítulo 2

Capitulo 2 

 

 

hay ocasiones donde las personas te agradan a simple vista, pero por dios no puedo evitar sentir que odio a ese tipo, solo basto ver cómo me miraba de pies a cabeza para saber cómo era, casi, casi me desvestía con su mirada. 
Después del dichoso encuentro que tuve con ese tipo en el supermercado, porque si, no lo conocía y ya lo odiaba, llegue a mi departamento rogando no encontrármelo por ningún lado, y por fin alguien escucho mis plegarias ya que no me lo tope, cuando entre a mi casa me prepare un   digno desayuno, no es por presumir, pero soy una excelente cocinera gracias a mi padre que me enseño. 

al terminar mi apetitoso desayuno me cambie de ropa y salí rumbo a un lugar llamado salto del Tequendama  es una cascada natural que está formada por las aguas del río Bogotá he leído en internet y algunos que otros folletos que es un lugar muy hermoso y acogedor,  para poder andar agusto rente un coche ya que el mío se quedó en Boston, prendí mi GPS para poder guiarme,  tendría un viaje de una hora y cinco minutos desde Bogotá,  así que le subí el volumen de la música y  maneje hasta ahí. 

al llegar a la cascada era un lugar hermoso se sentía un lugar tranquilo para pasar el rato y relajarse así que eso hice pero también  me la pase tomando fotos y viendo el paisaje que me encanto, cuando termine de recorrer el lugar busque un sitio cercano para comer, trago como cerda y no engordo esa es la gran ventaja, al llegar al pequeño restaurante entre pedí una mesa, me senté ya estaba comiendo cuando siento que me observan  busco con la mirada a la persona que me acosa entonces lo veo ahí sentado a unas tres mesas de la mía .  

  veo que se levanta de su asiento lo único que se me viene a la mente es ¿me estará siguiendo? porque si es así lo iré a demandar por acoso, segundos después lo tengo parado junto a mí con una sonrisa de idiota que tiene en su cara. 

- hola guapa -  lo miro a ver me dan ganas de darle un golpe con una silla y no lo hago por respeto a esa silla, es que lo aborrezco.  

- ¿¡por qué me sigues?! - pregunto 

- para muñeca que no todo gira a tu alrededor -  contesta con una voz sexy, me di una facepalm mentalmente, como podía yo pensar eso. 

- ¿qué haces aquí? - 

- el restaurante es público - estúpido ya decía yo que no solo tenía la cara, sino que también lo era. 

- y también grande, porque no te vas a otro lado, hay mucho espacio vacío como para que vengas a joderme a mí- 

- porque a mí me apetece estar aquí - responde con una sonrisa burlona. 

- ok si tanto quieres estar aquí pues quédate yo me voy - me levante de mi asiento para retirarme de ahí entonces el volvió hablar 

-  no te vayas que voy hacer sin ti - luego de decir eso estalló en carcajadas, me levante agarre mi bolso me aleje de él, cuando mire a ver él solo sonreía como idiota, ush lo odio y es que ni lo conozco. 

Decido caminar hasta mi auto, mejor busco otro lugar donde comer  

Ya estaba lejos de ese patán o al menos eso creía porque su odiosa voz retumbó en mis oídos. ahora es el momento en que me comencé a preguntar por qué dejé tan lejos el coche. 

- hola, creo que empe... -  

- no me interesa no te quiero cerca, largo -. 

- cómo sea me voy presentar mi nombre es Léonard Johnson y me puedes llamar Léonard - seguí mi camino tratando de ignorarlo, pero me detuve en seco cuando se paró enfrente de mi deteniéndome.  

- a ver estúpido como te hago entender que no me interesa ahora quítate de mi camino -  dije con cierto enfado en mi voz. 

- que carácter tienes, me gusta - 

- y a mí me gustaría que desaparecieras de mi camino- 

- sabes que eres una niña malcriada, solo estoy tratando de ser amable, me voy, no te deseo mal, pero ojalá se te quiebre una uña - 

- si es lo mejor que puedes hacer adiós, bye, no vuelvas, y eso último sonó muy infantil, aquí el niño malcriado eres tú, y no tienes derecho a juzgarme si no me conoce -  sin decir más me aleje de él - es que acaso tú tienes derecho a juzgar y yo no-dijo, lo guapo no le quita lo idiota ¿qué se cree?  Ush es la primera persona que me molesta con solo su presencia. cuando logre encontrar el coche maneje de regreso a mi departamento, en la noche saldré un antro para divertirme y beber un poco. 



Darly

#1809 en Novela romántica
#408 en Chick lit

En el texto hay: amorjuvenil, amistad

Editado: 04.10.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar