Encuentro de amor

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 4

Capitulo 4

 

Emely

ayer estaba llegando al departamento cuando me dio un dolor fuerte en mi estómago, eso solo significa una cosa, *llego Andrés* mejor conocido como mi periodo, maldita sea tuvo que ser ahora, cuatro días donde estaré de mal humor, sentimental y lo peor con dolor, es que lo odio al igual que al estúpido que vivía alado, pero cabe aclarar que lo odio más que a mi vecino en esos momentos es donde desee poder ser hombre, ellos no se desangraban cada mes, que injusticia debería haber IGUALDAD, cuando llegue a mi habitación me bañe me puse una pijama y puse una película, no saldría en los próximos cuatro días, porque siento que odio a la gente hasta por respirar el mismo oxigeno que yo, bueno tal vez exagere, pero por ayer no salí más.

Hoy amanecí con un dolor que no le deseo a nadie, así que me quedaré encerrada hasta mañana, mejor veré una película, buscando a Nemo, ya se soy muy infantil, debería estar viendo 50 sombras de Grey, no tengo nada que comer, pero no quiero salir. Así que pedí comida como para tres ¿o seis? no estaba muy segura, estaba terminando la película cuando tocan la puerta, fui a ver creyendo que era mi comida por fin, pero en vez de eso ahí estaba el odioso de mi vecino, ¿cómo se llamaba? Amm... mm mm. Ya se Leonardo o ¿Léonard? Como sea siempre es un animal.

como sea el llego a interrumpir la paz que tenía en mi hogar, porque si, termino quedándose a comer la comida que había pedido y a ver una película que yo puse monster inc para ser exactos todo estaba bien hasta que comencé a llorar como loca histérica y no lloraba por la película lloraba porque tenía un dolor fuerte, pero claro el al principio creyó que era por eso hasta que se dio cuenta o mejor dicho yo hable demás y entonces él lo entendió comenzó a preguntar qué es lo que quería y pedí mi riquísima nutella.

- Nutella está bien - dije al fin, sin más leonard se fue a comprar le pude a ver prestado mi coche pero naa que busque como llegar al super. 

- Una hora después vuelven a tocar la puerta abrí ahí estaba él con dos bolsas del supermercado. 

-Ya regresé lo siento si tarde mucho, pero no conozco este lugar, bueno si conozco hasta el supermercado, pero no encontraba un taxi –

- No te preocupes, ven entra, ¿qué trajiste? – Nos sentamos en uno de los sillones enfrente de la televisión.

- Te traje un frasco de Nutella, es el más grande que busqué – dijo mostrándome el frasco - A también te traje esta barra de chocolate, y traje mucho helado, tenía una amiga que cuando estaba en sus días le gustaba comer mucho helado por eso te lo traje, hay sabor limón, fresa, napolitano, chocolate y vainilla. - acaso dije que me caía mal, pff estaba loca cuando lo dije. pero qué clase de amiga le decía a su amigo que estaba en sus días, yo creo que mejor dicho era su novia.

- Estoy segura que tú quieres que yo engorde - dije en tono molesto, pero obvio que solo bromeaba

- Yo.. No.. - lo puse nervioso que tierno.

- Era broma leo –

- NO ME DIGAS ASI - ups creo que se enojó, porque me grito...

- Yo lo siento, no quería llamarte así, solo... - ahí estaba yo de nuevo, llorando

- No llores, no quise gritarte solo no me llames así – y sin decir más se acercó y me abrazo, no dije nada es que la verdad estoy sensible.

- No es nada es que ya sabes estoy en mis días, créeme que si no estuviera así ya te hubiera dicho hasta de que ibas a morir, aparte que ya te hubiera sacado a patadas de mi casa –

- Entonces qué bueno que estas así porque no quiero saber de qué voy a morir, aun soy joven para eso - dice en un tono de broma

- Menso, pero ven vamos a ver una película más - solo asiente.

Empezamos a ver la película mientras comíamos todo lo que había traído, estoy segura que después de esto no voy a caminar si no voy a rodar. Por ratos él me contaba algunas cosas sobre su vida por ejemplo que tiene veintitrés años, Cuando la película acabo él se fue yo me di un baño y después me fui a mi cama para dormir, pero recordé que no he llamado a mi papá y entonces lo llame.

-hola papi ¿te desperté? – eran las diez y media y yo creo que lo había despertado.

Mientras seas tú ni importa si me despiertas o no - dijo con su voz adormilado. confirmado ya estaba dormido.

Lo siento papá mejor te llamo después –

No. Mejor cuéntame cómo te va en tú viaje –

Le conté todo sobre cómo me está yendo y que conocí a un chico que era mi vecino en el hotel, me dijo " princesa te quiero como te mande SOLTERA" hablo remarcando la última palabra.

Obviamente a mí el animal no me gusta, y en este momento no tenía interés por ningún hombre. Cuando terminó su llamada le mande un whattsApp a mi amiga.

Sexy Kary ❤

-hola guapa, ¿cómo te está yendo? – no tarda mucho y me responde.



Darly

#13487 en Novela romántica
#2136 en Chick lit

En el texto hay: amorjuvenil, amistad

Editado: 04.10.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar