Endevor y El Dragón

Tamaño de fuente: - +

Capítulo IX

Nuestra aventura, ahora ambos como aventureros se inició. Johana me contó que en las Asociaciones de Aventureros si muestras tus avances a los Asociadores te pagan por cada nivel y Rango aumentado. 

            — ¿Entonces si subo de nivel, me darán algo de oro? —pregunté. 

            —Depende cuantos hayas subido. Por ejemplo, si solo hubiste uno, te dan creo diez de plata y cada cinco, acumulados, te dan diez de oro —respondió. 

            — ¿Siempre ha sido así? —pregunté. 

El camino se despedía de nosotros con cada paso que dábamos. Mi corazón palpitaba con fuerza, deseoso de subir un nivel o varios, para así sentir el poder del que algunos gozan, además de suyo.

            —No, creo que después de que Las Tierras Encantadas fueron salvadas, quien las salvó, sugirió eso —dijo ella.

Miré mi mano, mi emoción se hizo más grande todavía, ya que yo deseaba recuperar a mi familia.

            —¿Quién es ese que salvó las Tierras Encantadas?

Siempre había querido saber eso, ya que cuando entre a la escuela de magia, se supo acerca del ataque a dichas tierras. 

            —Su nombre es Ahz Mora, un demonio muy poderoso que sobrevivió al veneno de un Zorro Demonio —contó. 

            —Sé que tiene otro nombre.

Ella me miró, ya que muy pocos sabían que su nombre verdadero no era Ahz. Aunque yo no sabía su nombre, sabía que tenía dos distintos, uno por el que nadie lo llamaba.

            —Se llama Velyah, el Demonio Carmesí —respondió. 

No quise preguntar más, supe de inmediato, que en algún momento lo tomaremos, que lo podré conocer. 

 

            Dejamos de lado los terrenos poblados, y llegamos a los inhóspitos caminos llenos de desolación. El silencio era poderoso, tanto que te llenaba el alma de ese silencio, ninguno de los dos nos atrevimos a romper ese perpetuo silencio, hasta que algo pasó volando con gran velocidad. Se dirigía hacia el norte, justo a donde nosotros íbamos. La figura era alada, muy grande, casi creo que su tamaño era de cien metros de largo, de hocico a cola, si es que era un hocico la punta inicial.
            — ¿Qué rayos fue eso? —preguntó Johana.
            —No tengo idea —dije.
Aunque en realidad tenía la sensación de que si sabía que o quien era, tenía miedo de estar en lo correcto.
            Una explosión sumamente grande nos dejó inmóviles en el prado. Las Montañas Heladas, habían sido destruidas.

            —Las montañas ya no están —dijo Johana al después de que el humo se disipó.
            —No.
Me desplomé sobre mis rodillas, la única forma de poder recuperar a mi esposa se había ido, también mi mente no dejaba de pensar en esa figura, yo tenía el fuerte presentimiento de que ese era Pyro, el aura que ese monstruo emano al pasar era similar.
            —No es verdad —dije mirando mis manos sobre el césped. Las lágrimas inundaban mis ojos y recorrían mis mejillas—. ¡No es verdad!
Mi grito libero una magia que dormía en mi interior y las nubes que se habían generado de humo se esfumaron, se fueron como si de una mosca se tratasen.
            Unas imágenes inundaron mi cabeza; era Helenia disculpándose conmigo por no ser tan fuerte y no haber podido resistir la magia de Maximiliam, también me decía que no me preocupara, que todo iba a estar bien, que ya encontraría a alguien con magia más poderosa que la suya, que no llorara por ella. Golpeé el piso con mis puños y con cada golpe un hoyo se iba asomando, poco apoco sentí que golpeaba más profundo.
            —Endevor, cálmate por favor —pidió Johana un tanto asustada.
Su mano en mi hombro me hizo relajarme un poco. Su esencia de alguna manera calmaba mi ser, mi ira, mi tristeza.
            — ¿Ahora que rayos voy a hacer? —pregunté entre sollozos.
            —Perdón por no saber cómo responderte —dijo—, pero debemos advertir acerca de ese monstruo.

            —Tienes razón, vamos de regreso —dije y me puse de pie.
            —Lo siento mucho, de verdad.



LEPQuezada

#2288 en Fantasía
#501 en Magia

En el texto hay: hechiceria, peleas, dragones

Editado: 29.12.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar