Enemigos Con Beneficios

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 2: Caída.

Abigail.

Me tengo que ir.

—Podemos ir contigo.—Dijo Nathan.

Oh no, no se preocupen por mi, chicos. Caminaré a casa, es temprano y esta cerca..—No era temprano y no estaba cerca mi casa.

Mmm, ok. Con cuidado, Abs.—Clío tenía sus dudas y es que prácticamente me pierdo en cualquier lugar.

Sí señora, Nathan cuida a Clio o te mataré.—Mi amiga me envió una mirada de cállate.

—¡Claro!

Salí de la casa y alguien me tomó del hombro llevándome al patio trasero.

—Oye Daniel, hay otras maneras de que alguien te siga.—Dije cuando nos detuvimos. 

Ya me había bañado y no quería hacerlo de nuevo.

—¿Por qué Clío está con Nathan?—Me reprochó.

—Tu dijiste que tenías un acuerdo con Nathan.

—¿Y? ¡Tu y yo teníamos un trato! 

—Si, el trato era traerla, no que estuviera contigo.—Dije fastidiada, solo quería irme. 

La música era alta, todos estaban alcoholizados y me perdí un buen capitulo de mi programa por esto. 

—Bien pues el trato se cancela. Mandaré tu foto a todos.—Dijo sacando su celular.

¡Mi reputación! 

Un momento, yo no tengo reputación, son contadas las personas que me agradan aquí. 

—¿Sabes qué? ¡No me importa! Disfruta tus próximos meses sin sexo.—Dije, le saqué mi bonito dedo de en medio y me di la vuelta pero cuando empecé a caminar sentí su pie interponiéndose en mi camino.

Para mi maldita fortuna caí en el asfalto. 

No pasto, no alberca, asfalto. Por suerte puse mis manos para no golpearme en la cara.

Pero me raspé mi rodillita.

Vi mi rodilla ensangrentada, traté de pararme y no pude por ardor. Daniel estaba sorprendido de lo que había hecho y en una pelea mental por ver que hacía.

—En vez de quedarte como estúpido ayúdame, carajo.

Salió de su trance y me levantó por los hombros. Bueno, ya tengo otro punto para mi lista.

—Perdón te juro que no quería hacer eso. ¡Bueno si quería pero tenías que caer en el pasto!

—Si verdad, porque no calculo bien el lugar donde voy a caer cuando me ponen el pie.—Empecé a cojear hacía la salida del patio deshaciéndome de su agarre.

—¡No te puedes ir así! ¡Se te puede infectar!—Este hombre estaba más alterado que yo.—Vamos adentro a curarte.—Me tomó del hombro.

—¿Qué? No, nadie me verá entrando contigo a tu baño aunque estuviera muriendo.

Si sentía que me estaba muriendo.

—¡Pero tengo que curarte eso! ¡Ni si quiera puedes caminar bien!—Me estaba siguiendo.

—¡Entonces idea algo!—Volteé a verlo y parecía que estaba pensando. Vaya milagro.

—Ahora vuelvo.—Entró a lo que parecía ser su cochera y sacó el casco de una moto.

—Ah no, no iré a ningún lado contigo en tu moto.—No le importó lo que dije ya que me puso el casco y metió mi cabello ahí.—¿Qué haces?

Me va a secuestrar, si eso va a hacer y me va a dejar botada por ahí para que no lo demande. Ay Diosito.

—Nadie sabrá que eres tu con el casco y mi chamarra tapando tu cara y ropa.—Dijo poniéndome su chamarra tapando casi todo mi vestido.—Vamos a mi cuarto.

—¡Iugh!—Retrocedí unos pasos.

Mamááá, ahora me quiere violaaar.

—Ahí hay un baño con un botiquín.—Dijo rodando los ojos y me cargó en sus brazos. No puse objeción, en estos momentos me siento como una princesa y algún día me burlaré de él.

Iba a disfrutar cada detalle de esto, comenzando con que su chamarra olía muy bien y le iba dando pataditas en las piernas.

—Deja de hacer eso.—Le pegue más fuerte.

Entramos a la casa y al parecer nadie nos notó, subimos las escaleras y a punto de entrar a lo que supongo era su cuarto salió alguien de otro cuarto.

Dan, ¿Qué haces?—Era Nathan.

Madre mía, ya valió.

Mi amiga y yo estábamos en la moto, se cayó y curaré su rodilla. —Yo hice un gesto con mi mano de saludo tratando de tapar su mala mentira.

Para inventar excusas solo yo sirvo.

Ok...—El iba a decir algo más pero Daniel me llevó a su cuarto y cerró la puerta. Acto seguido me llevo a su baño y me sentó en la tasa.

—Sabes que eres un mal mentiroso, ¿verdad?—Dije quitándome el casco.

—Oye no me juzques, no todos queremos actuar.—Estaba buscando su botiquín.

—¿Cómo sabes eso?

Desde que tengo memoria siempre quise estar en alguna pantalla, ya sea grande o chica así que mi plan de vida hasta ahora es estudiar artes escénicas.



Sparkle Guuurl

#184 en Joven Adulto
#150 en Otros
#49 en Humor

En el texto hay: comediaromantica, romancejuvenil, amigosconbeneficios

Editado: 21.08.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar