Enemigos Intimos

Tamaño de fuente: - +

3 parte

NICOLE

La noche no pudo terminar mejor. Después del susto que me di cuando esos tipos se acercaron a la mesa buscándome y ofreciéndome dinero por acostarme con ellos, sentí que me iba a dar un paro. Pero cuando Ian el novio de Emma los iba a golpear, confesaron que un tipo del baño había dicho que yo era puta y que estaba dispuesta a acostarme con ambos.

Emma estaba furiosa con su hermano, pero la detuve y le dije que no fuera intervenir que esta era una guerra declarada y que yo no me iba a quedar con los brazos cruzados. Me amiga se molesto con ambos y solo me dijo que ella no iba a intervenir por ninguno. Se levanto y se fue junto a su novio.

No me fue difícil encontrar la manera de vengarme. Cuando Salí del bar, estaba dispuesta en buscar de verdad a unas putas para que me ayudara con el plan. Pero no me tomo mucho tiempo al encontrar a unos metros donde estaba un bar gay. Así que en vez de darle dos mujeres, que mejor de darle dos hombres. En el bar no me fue difícil en encontrar el prototipo que buscaba, al encontrarlos les ofrecí dinero y ellos sin protestar aceptaron...

Mi mejor amiga como era de costumbre levantarme cuando vivíamos juntas. Se me tiro encima y empezó hacerme cosquillas. Ambas empezamos una lucha de cosquillas terminando exhaustas. Le contamos a sus padres lo sucedió la noche anterior, después de reírse me advirtieron que ojala esto no se fuera de nuestras manos.

Después de ducharme y medio arreglarme bien ya que me dio flojera, Salí disparada al comedor donde me esperaban todos, junto al señor imbécil.

-¡¡Buenos días!!.- Salude emocionada de nuevo a los padres de mi amiga.

-No te había preguntado cariño, ¿Qué tal dormiste?.- Me pregunta papa James.

-Bien papi.- Le digo con cariño.

-¿Papi?.- Dice molesto el imbécil.

-Nicole le dice mami y papi a nuestros padres. ¿Por qué algún problema hermanito?.- Le dice Emma molesta.

-Ella no es su hija para que la llamen así.- Dice aun más enojado el imbécil.

-Pues nosotros la consideramos como una hija. Así que por favor hijo ten un poco más de respeto.- Le dice James un poco molesto.

-¡No puedo creer todo esto!. Esta mujer no es más que una oportunista y solo quiere aprovecharse de ustedes.-

-¡¡BASTA!!.- James le da un golpe a la mesa haciéndonos sobresaltar a todos.

-No voy a permitir que le falte a respeto a Nicole, ella es parte de la familia...- Antes que siga hablado el imbécil interrumpe.

-¡Por favor!.- Se levanta molesto de la mesa pero su padre lo detiene.

-Ya nos dimos cuenta esa guerra que tiene los dos.- Nos señala a ambos. -¡Es mejor que termine ahora mismo!. Antes que se les salga de sus manos y alguno termine lastimado.- Bajo mi rostro. De verdad me da vergüenza ponerlos en contra, no quiero que nadie pelee por mi culpa.

-¡ELLA FUE LA QUE EMPEZO TODA ESTA MIERDA!.- Grita mientras me señala.

-¡BASTA!, CUIDA TU LENGUAJE- James luce de verdad molesto.

-Lo siento papa pero no me puedo llevar bien con esta mujer.- Dice un poco apenado Adam.

-Vamos a llevar la fiesta en paz por favor.- Me levanto de la silla para controlar la situación. - Prometo tratar de llevarnos mejor, Adam hace una mueca. - Oh que las cosas no se salga de control-

-Pensé que ibas a decir que ya se iban a llevar bien.- Dice mi amiga cruzándose de brazos.

-El y yo no podemos llevarnos bien. Pero podemos llevar la fiesta un poco en paz.- Adam me mira serio y acepta que no podemos llevarnos bien, pero que vamos a evitar que las cosas se salgan de control.

Pase una tarde divertida con la familia. Aunque el señor amargado compartió con nosotros nos ignoramos completamente. Después de recibir una llamada, salió despidiéndose de todos menos de mí, cosa que me dio igual.

Me había puesto mi pijama y me fui a la habitación de Emma. Hemos planeado en dormir juntas como los viejos tiempos. Cuando nos acostamos Susan la madre de Emma entra a la habitación para darnos las buenas noches.

-Mami Susan, puedes taparnos.- Le hago un puchero y le señalo la cobija que esta a los pies nuestro.

-Buenas noches mis niñas que tengan dulces sueños.- Nos tapa con la cobija y besa nuestras frentes.

-Mamita Susan, puedes leernos un cuento.- Le digo con voz de niña y ella levanta la ceja. Acepta y yo le paso el libro que quiero que nos lea.

-No creerás que leeré todo esto.- Me recrimina mientras mira el libro grueso que le extendí. Emma al ver el libro que tiene su madre tapa su boca para no reír.

-No mamita solo una hoja.- Ella nos mira a ambas y se sienta a los pies de la cama. Emma aprieta mi mano por debajo de la cobija. Se ve que no va a aguantar mucho en reír. Le señalo donde leer.

-se coloca de pie rápidamente y con un movimiento de lo más eficiente se quita a la vez el pantalón y los bóxers y queda gloriosamente desnudo, cerniéndose sobre mí... Se inclina y me quita las bragas...- Ella abre sus ojos y nos mira a ambas quien tenemos las manos en la boca callando nuestra risa.

-Sigue mami.- Le anima Emma conteniéndose en reír.

-Sube a cuatro patas de la cama y va recorriendo mi pierna derecha llenándola de besos... Hasta que llega al vértice entre mis muslos y abre mis piernas.- Hace de nuevo una pausa. - ahora si esposa mía...susurra antes de poner su boca sobre mi piel, cierro los ojos y me rindo cuando su lengua invade mi clítoris...- Se levanta asustada y es cuando no podemos resistir más. Emma y yo estallamos a carcajadas. Mi amiga se retuerce en la cama hasta que cae de ella mientras yo corro al baño antes que orinarme encima por la risa que tengo.



MJPaez

#267 en Otros
#48 en Relatos cortos
#98 en Humor

Editado: 30.04.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar