Enemigos Intimos

Tamaño de fuente: - +

8 parte

NICOLE

Aun siento como si mi cuerpo fuera una gelatina, en especial mis piernas y lo incomodo que estoy para caminar; maldito imbécil, en verdad me dejo mal. Ese hombre es puro fuego, no se cansaba y después de la tercera follada perdí la cuenta de las veces que lo hicimos, solo sé que a las 5 de la mañana el ya se encontraba profundamente dormido y fue mi oportunidad de salir sin ser vista. Llegue a mi cuarto y pude dormir hasta el medio día, ya que la intensa de mi amiga no dejo que durmiera mas.

-¿Se puede saber dónde estabas?- Mi amiga me recibe con reclamos.

-¡¿Disculpa?!- Me hago la digna por su reclamo, ella solo rueda los ojos y pellizca mi pierna.

-¡Ya mama!, ¡¡no me pegues más!!- Doy un grito y hago un puchero de niña. Mi amiga se pone roja por el grito que le doy, todos a nuestro alrededor nos mira y susurra entre ellos, ella solo me señala.

-Más tarde hablamos- Me ignora y sigue conversando con Ian que se encuentra a su lado. Empiezo a tomar un vaso de gaseosa cuando siento que alguien toca mi muslo. Me atraganto con el agua y antes de insultar al que está a mi lado veo que es Adam.

Me ignora mientras conversa con sus tíos, pero sigue subiendo su mano por mi entrepierna. Empiezo a ponerme nerviosa mientras observo si alguien se está dando cuenta de lo que está pasando por debajo de la mesa, cuando veo que todos están sumergidos en sus conversaciones, abro más mis piernas para darle mejor acceso.

-¿Nicole?- Estoy tan sumergida en el toque de Adam, que no me doy cuenta que Ian me está hablando.

-¿Si dime que decías?- veo que todos de la mesa han parado de conversar para prestar atención a la pregunta.

-¿Te decía que donde te fuiste anoche?, nos preocupamos al no verte- Aprieto mis muslo cuando siento el dedo de Adam adentrarse en mi interior, todos me observa y el está a mi lado como si nada. Para que nadie sospeche que tiene su mano en mi parte, apoyo los brazos en la mesa recostando mi cuerpo.

-Ehh nooo yooo…- Mierda estoy tartamudeando, no puedo responder de los nervios que tengo, todos me observa y el maldito imbécil no detiene sus movimientos. – Nada Salí a pasear- Solo pude decir.

-¿Por qué estas nerviosa?- Emma me observa detenidamente mi rostro. –¿Por qué estas toda roja, estas bien?- No soporto mas y le doy un puntapié con el talón a Adam en su pierna, este pega un brinco golpeando la mesa haciendo que las bebidas se caigan en ella derramando su contenido. Todos se levantan mientras limpia su ropa. Aprovecho la distracción y salgo disparada, escucho los gritos de Emma pero la ignoro, necesito ir al baño.

Estábamos Ian, Emma, Adam y su familia listos para ir a una excursión con todos.

-¿Ahora me puedes decir que te ocurre, te veo como muy nerviosa y callada? Cosa que es raro en ti.- Pregunta Emma cruzándose los brazos.

-De pronto ayer le dieron una buena follada y eso la dejo sin palabras- Adam le contesta, mi amiga abre los ojos y escucho la risa de algunos del grupo. Maldito quiero matarlo.

-¡¿Follaste?!- Emma da un grito llamando la atención del resto del grupo, pongo mis ojos en blanco. – Y no me contaste- Emma dice ofendida.

- Si folle, pero créeme que no fue la gran cosa.- Veo que Adam aprieta su quijada. – Estoy callada porque me siento muy desilusionada.- Le sonrió a Adam.

-¿Acaso tenía el pito pequeño?- Me pregunta el primo acosador y la tía Nelly lo regaña por esa pregunta.

-¿Lo tenía pequeño?- Esta vez pregunta Emma, rio y veo como Adam cruza sus brazos y me observa.

-Naaa pues, como decirle…- Todos me observan esperando la repuesta. –Digamos que tiene la herramienta pero no sabe manejarla- Los hombres del grupo ríen y empieza a burlarse del tipo. Adam se ve furioso.

-¿Y este que le pasa? - Pregunta Emma, su hermano ha pasado por el medio nuestro golpeando nuestros hombros.

-Bien sabes que tu hermano es retrasado.- Emma ríe y ambas nos subimos al campero que nos llevara al sitio.

Nos llevan por un sendero ecológico mientras vamos a una cascada vemos hermosos paisajes, saco mi cámara y comienzo a tomar fotos. Empiezo a observar al grupo y veo que cada vez Adam se va quedando atrás del grupo, está solo y no ha permitido que nadie se le acerque, no sé si de verdad lo hice sentir mal. Empiezo a bajar el paso y voy quedando de penúltima. Emma me llama y le digo que sigan mientras yo me agacho simulando que le tomo fotos a unas flores, le digo a mi amiga que siga sin mí, levanto mi vista de la cámara y me doy cuenta que he quedado sola con Adam.

Cuando puedo confirmar que no hay nadie a mi alrededor y solo quedamos Adam y yo, volteo para poder hablar con él y me sorprendo cuando veo que el empieza a salirse del camino. Lo sigo sin saber dónde iremos a caer, el parece conocer el terreno así que no le doy importancia, tropezó con una rama y casi caigo de rodillas. Cuando me levanto me veo completamente sola y empiezo a entrar en pánico.

 

 

 

 



MJPaez

#268 en Otros
#47 en Relatos cortos
#99 en Humor

Editado: 30.04.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar