Enfermizas Obsesiones

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 9

Max: 22 años. Jack: 20 años. Isabel: 14 (apunto de cumplir 15)

Jack*.

Observo el televisor gigante frente a mí junto a todos, están llenos de sopresa al ver al maestro de los carniceros hacer su trabajo, uno que hace mejor que nadie, este maldito lugar mejoro demasiado desde que el gran Max llegó a mostrarles como se desmembra un cuerpo. Jackson era el número uno pero se fue a la mierda.

Hace cuatro años me enseñó como hacerlo, estaba perplejo, era un completo inútil a su lado pero fue bueno y me mostró que debo hacer y que cortar.

— ¿Jack cariño porque no vienes con nosotros?, Podemos ver a Max mientras nos follas. — Susurró en mi oído.

Retiré sus manos de mis hombros, cuando menos lo piense tendré a mi madre, es lo único que me interesa y el sexo así dejo de importarme, quizás porque madure o porque Max me daba palizas cada vez que dormía con zorras.

— Sabía que sería un demonio, desde pequeño se le notaba. — Dijo Jackson colocadose a mi lado.

Hice una mueca, es verdad, todos pudimos ver que él sería el demente que estamos viendo ahora.

— Pero incluso los mejores demonios caen. — Dijo riendo.

Llevo el vaso de vino a su boca y bebió el líquido.

— Terminaremos con él hoy, hay que asegurarnos de que beba, eso lo mantendrá en desventaja. — Dijo con malicia.

Solo le di una afirmación, regrese mi vista a la pantalla al igual que él, aunque lo miré de reojo, si supieras Jackson, Max es demasiado resistente al alcohol, se tomaba media botella sin quedar ebrio y es bueno aparentando que lo está, que puedo decir del maestro de la manipulación.
La pantalla se apagó dando a entender que ha terminado, de repente mostraron el dinero que se junto gracias a él.

— Cincuenta millones, es impresionante. — Dijeron detrás de mí.

— Ese bastardo es muy bueno, le quitó el puesto a Jackson. — Dijo una voz masculina con burla.

Apreté la mandíbula por ello e iba a levantarme, Jackson me sujetó del brazo y negó.

— Es verdad, tranquilo Jack, me desquitare cuando lo haya matado y este escupiendo sobre su tumba. — Dijo soltando una carcajada.

Nos quedamos bebiendo, aunque procuro tomar poco, debo estar conciente para ayudar a Max, si dejo que lo haga solo lo más seguro es que termine matandome junto a Jackson.

— Ahí están. — Dijo con una sonrisa.

Se sentó a mi lado y pidió un vaso de vino, lo bebió de un solo jalón y se le quedó mirando a Jackson.

— Vaya creí que ya no venías desde que te hiciste un inútil para matar, que patético, me das asco. — Se burló recargandose en la barra.

Las chicas no se acercaban a Max, querían, todas habían intentando tener sexo con él pero ningúna lo había logrado. Tiene veintidós años y sigue siendo virgen, ¿La razón?, Bueno es obvio, es una cosa de baja estatura, cabello rubio, ojos azules y es nuestra hermana.
Sigo sin comprender el porque, yo también deseo a otra mujer y la amo y aún así me he acostado con tantas que no recuerdo sus nombres.

— Bebamos por la gran victoria de Max y por tener el primer lugar al mejor carnicero desde hace cuatro años. — Dijo Jackson pasándole la botella de licor.

Max mostró una sonrisa cínica y llevó la botella a sus labios, bebió un gran tragó y se la regreso a Jackson quien hizo lo mismo. Han competido por todo desde hace bastante tiempo, creo que por ello se odian o tal vez se debe a qué Max tienen ese complejo de líder y que siempre va a tener razón, por eso quiere eliminar a Jackson, yo solo lo hago con el fin de que mi madre sea solo mía...

Max.*

Bebemos mientras vemos quién soporta más, se ha puesto viejo, se más sencillo terminar con él ahora.

— Una vez que eso suceda Isabel será solo para nosotros, todos se quitaran del camino. — Dijo esa voz en mi cabeza.

Me quedé en silencio y giré mi cabeza a Jack quien me dió un asentimiento dándome a entender que esta metido en el plan.

— Jack mejoró un poco. — Dijo esa voz con malicia.

Así es, todo gracias a que tuve que enseñarle como, aún sido sin comprender porque no nació siendo como yo.

— Es más como Jackson... Quizás por ello deberías matarlo también. — Aconsejó.

Fruncí el ceño sin poder evitarlo, es imposible, es mi hermano, quizás sea un bastardo pero no puedo matarlo.

— ¿Te imaginas que en unos minutos te traicionara?, Qué se fuera de lado de Jackson y que los dos te matarán, sería muy triste... Lo peor es que vayan a casa y los dos tomén a Isabel. — Dijo neutro.

Me quedé en completo silencio y mirando al frente, no, es imposible que hicieran algo así, Jack tiene una extraña obsesión por mamá, la desea a ella no ha Isabel.

— Tu madre e Isabel son parecidas, ese idiota fácil podría solo compararlas y tomar gusto por lo que es tuyo. — Dijo con obviedad.

Lo observé, lo hizo de igual manera y sus ojos se fijaron en Jackson y la botella que se había tomado, está ebrio y Jack está de mi lado.
Eres una voz bastante molesta, Jack odia a Isabel, lo he notado y eso es debido a que le agrada la atención, es una rivalidad que siempre va a existir entre hermanos, aunque obviamente no dejaré que le toque un solo cabello.

Me puse de pie, Jackson me miró y también lo hizo con rapidez.

— ¿Ya nos vamos? — Preguntó arrastrando un poco las palabras.

— Claro imbécil, a menos que quieras quedarte. — Dije fingiendo estar ebrio.

Jack va a lado de Jackson dedicándome una que otra mirada fija y oscura.
Le he enseñado tanto que me hace sentir cierto orgullo.

— Cría cuervos y sacarán tus ojos. — Dijo esa voz.

Apreté la mandíbula, no importa, si llega a traicionarme olvidaré quien es, le arrancaré el corazón sin remordimientos algunos y enterrare su cuerpo junto al de Jackson, la persona que más odia y ha despreciado siempre, creo que se debe a que por las noches escuchaba como Jackson tomaba a mamá, le daba golpes y podíamos conocer palabras sucias que le decía en el proceso de la violación como: "Te gusta", "mira como entra", "estás tan caliente", "aprietas muy bien", "vamos muévete"... Y muchas otras que no recuerdo o tal vez si, pero no me interesa en lo más mínimo, lo único importante aquí es que vamos camino a la muerte de Jackson...



Margarita Barraza

Editado: 18.08.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar