Entre Dios y El diablo

Tamaño de fuente: - +

CAPITULO II - BIENVENIDO A LA UNIVERSIDAD

Bienvenido a la Universidad.

 

Mi primer día de clases en la Universidad, el complejo es tan amplio como lo esperaba, se me hizo fácil llegar a la clase de inducción. El mismo profesor nos dictaría Religión Cristiana.

  • Buenas tardes – dijo el profesor al entrar al salón, era pequeño un poco calvo, y algo narizón
  • Buenas tardes – contesto el salón
  • Soy su profesor de inducción en el campo de la teología, me verán durante todo el semestre y posiblemente durante toda su carrera, así que bienvenidos, este es un lugar donde deberán aceptar las religiones de sus compañeros, conocer religiones nuevas etc. – la clase transcurrió tranquila, yo estaba sentado en los últimos puestos del salón vagando con mi mirada, me quede fijo en una chica, que se me hizo imposible no mirarla
  • ¿Era ella? – me pregunte – quizás fue mi mirada que la llamo, pero volteo a verme – si era ella – la chica de la playa, la que desapareció durante la explosión de la tasca.
  • Bueno jóvenes debido a que todos son nuevos y supongo que nadie se conoce, voy a formar parejas para que trabajen, en un proyecto que tienen que entregarme al final del primer corte, y la nota equivaldrá al sesenta por ciento de su nota tanto para su inducción como para la materia de Teología Cristiana – todo el mundo empezó a quejarse, pero el profesor los mando a callar a todos – si no les gusta, pueden empezar a empaquetar sus cosas – todos fue silencio en la sala. Muchos susurraban lo mala sangre que era el profesor otros que les daba igual y otros ni sabían que había dicho el profesor. – las personas que vaya nombrando por favor vayan saliendo del aula, esas personas trabajaran en su proyecto del primer corte. Después de recibir las pautas el profesor fue nombrando a los integrantes del equipo  –nombraron al menos treinta personas – hasta que por fin escuche mi nombre. – “Noah” – yo alce la mano – “Grace” – la chica que vi en la playa levanto la mano también, así que ese era su nombre <<Grace>>.

Me acerque hasta donde estaba, tenía aquella mirada de la playa, un brillo extraño en sus ojos café, ella me vio de reojo y comenzó a guardar los libros que llevaba encima en un pequeño bolso rosa.

  • Hola – dije, esperando no me hiciera un desplantazo
  • Hola – dijo tan a secas, que me dieron escalofríos
  • Creo que  ya nos hemos visto antes – antes de que terminara la frase contesto
  • Si, aquel día en la playa – me regalo una linda sonrisa. – estrechamos nuestra manos y salimos del aula
  • ¿entonces no eres argentino? – pregunto ella
  • No, no lo soy, cien por ciento Venezolano – ambos reímos - ¿Qué tal si me das tu número de teléfono?
  • No seas atrevido, no te conozco. – ella rio con algo de gracia
  • ¿entonces como planeas que hagamos el proyecto? – pregunte el algo sarcástico

Grace tomo un papel de su libreta y garabateo algo en él, lo doblo y lo metió en el bolsillo de mi camisa y se fue, Noah sonrió, después que ella se alejara un poco saco el papel de su bolsillo que decía “nos vemos en clases”.

  • El chico hecho a reír a carcajadas – claro.

 

Al siguiente día, todo fue de lo más normal, igual de aburrido las chicas lindas en su grupo, los sabelotodo de otro lado y los demás dispersos por el salón. El alboroto era tan grande que nadie escucho entrar al profesor hasta que lo vieron parado sobre el podio. Todo el mundo guardo silencio.

  • Buenos días, bueno tal y como lo dije ayer, hoy comenzaremos con un pequeño ensayo con su pareja sobre ¿Quién es Dios en su vida? ¿Cuál es el origen de este mundo? Si son de religiones diferentes les aconsejo que se pongan de acuerdo. Esta evaluación no tiene nota dentro de su pensum pero los ayudara a conocer a su pareja y mejor aún si son de religiones diferentes, la próxima clase entraremos en materia, quiero ese ensayo para final del día y quienes no lo hagan perderán el diez por ciento de las evaluaciones siguientes. El salón entero se alzó en voz de protesta pero el profesor simplemente los ignoro. – el tiempo corre chicos.

 

Grace

  • Vaya compañero que me toco, ¿Dónde estará? No tenía pinta de querer venir a clases, el profesor ya comenzó la evaluación y el nada que llega – mi mente salió del continuo reproche cuando escuche la voz de Noah - ¿Dónde estabas? – fue lo primero que pregunte
  • Lo siento me quede dormido
  • Que reconfortante – dije con sarcasmo el solo hecho a reír.
  • Lo siento, ¿Qué hay que hacer? – pregunto con un extraño entusiasmo
  • Tenemos que responder estas preguntas, es un ensayo corto de una o dos páginas a mano, no será problema – le acerque la hoja hasta él para que leyera, lo hizo cayado



ale_grag

Editado: 26.12.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar