Entre el cielo y aquel infierno

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 1

 


Se encontraban en un viaje Alejandro y su novia Marilyn buscando alguna forma de salir de la rutina, Alejandro sabia que sería de lo más hermoso que él junto a su novia podrían vivir, sin decírselo había planeado todo lo que harían todo el tiempo que estuvieran de viaje esperando que todo fuese perfecto.

Faltando poco para llegar a su destino, Alejandro decide detener el coche y observar cómo se veía a lo lejos la cuidad a las que estaban destinados a viajar, no a lo lejos se acercaba un autobús que viajan de cuidad en cuidad. A lo cual Alejandro dice:

- Jamás me atreveré a viajar en uno de esos autobuses.

- ¿Por qué? – contesto Marilyn.

- Me da un aviso de que en algún momento tendrá un accidente – suspira- siempre van muy rápido.

- Si tienes razón

En ese momento pasaba el autobús donde ellos se habían detenido ellos al pasar el autobús metros delante de ellos se cumple lo que Alejandro había mencionado, el autobús se vuelca de lado en una curva. Las personas que estaban cerca al igual que Alejandro y Marilyn que observaban a lo lejos la cuidad corrieron a auxiliar a las personas que se habían accidentado en el autobús. Todos los que corrieron estaban preocupados de que hubiese muerto alguien en el accidente ya que por el mismo accidente el autobús presentaba una fuga de gasolina.

Todos ayudaron a sacar a las personas que estaban dentro del autobús, Alejandro ayudaba a salir a las ultimas personas dentro del autobús, todos logran salir ilesos, Alejandro trataba de alejarse del autobús recordando la fuga de gasolina pero... en ese momento la fuga causo la explosión del autobús haciendo volar Alejandro por los aires.

Alejandro se había desmayado por la explosión pero no había muerto pero no se encontraba en la escena del accidente se encontraba en una habitación oscura (abandonada) de rodillas, encadenado de los brazos, junto a tres personas que se encontraban de la misma manera -¿Quiénes son ustedes?- dijo pero al parecer no lo escucharon o no querían responderle, delante de ellos estaba un hombre, sentado, no podía verse con claridad su rostro, pero con la poca claridad que había en esa habitación podía observarse que traía un traje.

Alejandro se sentía su cuerpo pesado como si un camión hubiese pasado por en cima de su cuerpo y recordó el accidente.

- Claro, la explosión. -añadió- ¿Qué demonios hago aquí? ¿dónde está Marilyn? ¡déjenme salir de aquí!

- Nadie te va a escuchar –dijo alguien- ese tipo de ahí... pues solo te observa como una maldita estatua.

- ¿Quién eres? – agrego- ¿Qué hacemos aquí?

- Me llamo Jessica y no sé qué demonios hacemos aquí

- ¿Habrá forma de salir de aquí?

- No lo se.

- ¿Cuánto tiempo llevas aquí?

- No lo sé, pero supongo que ha sido mucho tiempo, cuando vine a este lugar desperté aquí juntos a estas dos personas las cuales desconozco, después de un tiempo apareciste tu, puesto a que acá no se sabe si es de día o de noche no se cuanto tiempo ha pasado antes que aparecieras.

- Pero... esto no puede ser cierto, debo estar soñando – pregunto- ¿tienes algún recuerdo de lo que hacías antes de llegar aquí?

- Si, en la noche misma que aparecí acá tuve una discusión con mi novio y saliendo de su casa pasaba un coche, creo que un taxi el cual exploto cerca mío, me desmaye, y desperté en este lugar.

Todo era completamente extraño Alejandro pensaba si ¿todo eso era un sueño? Y que ¿si los sueños de estas otras tres personas estaban interconectados de alguna manera? Muchas dudas invadían si cabeza y no sabía qué hacer o que pensar al respecto.

Seguía con la conversación con Jessica y confesó:

- Algo similar me paso a mi estaba con mi novia e íbamos de paseo pero nos detuvimos un momento cuando pasa un autobús, se volcó, fuimos a ayudar a las personas dentro del autobús por suerte nadie murió y todos estaban ilesos pero... de momento el autobús exploto y ahora despierto acá

- Es todo tan extraño – dijo Jessica

- Y...yo también recuerdo lo que paso – dijo un chico que se encontraba junto a Alejandro – estaba en una fiesta, ebrio, una chica hermosa me llamaba – ríe- fui hasta el lugar de los baños cuando recibí un golpe en la cara, no quede inconsciente, ,e llevaron fuera de lugar de la fiesta y un tipo de traje como el que esta allá – señala a quien los vigilaba- me levanto, y perdí la consciencia de momento, cuando me di cuenta estaba acá en este maldito lugar – agrego- Solo.

- Todos estamos aquí por alguna u otra razón pero la pregunta es... ¿Habrá manera de salir de aquí? - Dijo Alejandro.

- No lo sé. – dijo la otra chica que estaba atada junto a los demás. – fíjate bien estamos ¡atados con cadenas! ¿Crees que podamos salir de esta?

- Se a que quieres llegar – contesto Alejandro – tratemos al menos se que juntos de alguna u otra forma lo lograremos.

- Sé que si primero hay que preocuparnos por el "vigilante" – dijo Jessica- por cierto digan sus nombres

- Me llamo Alejandro

- Erick

- Scarleth

- Me alegra saber que al menos no estoy sola en este maldito lugar - dijo Jessica.

Después de tanta platica el "vigilante" logro moverse por primera vez, levantándose de su asiento en el cual observaba a sus "prisioneros" dejando siempre oculto su rostro, salió de la habitación dejándolos completamente solos.

- ¿Dónde va ahora? – pregunto Alejandro.

- No lo sé, y no creo que sea algo bueno – contesto Jessica

- Bueno sea lo que sea no debemos alarmarnos

- Suspira – si... tienes razón.

En ese momento empezó a salir un humo blanco, los chicos que se encontraban atados empiezan a aterrarse poco a poco pero tratan de tomar calma a todo lo que sucede la única que si demostró tener bastante temor fue Scarleth quien dijo:

- No quiero morir aquí - llora

- No te preocupes estaremos bien – dijo Jessica

Luego ellos empiezan a quedarse adormecidos a causa del humo que corría en la habitación. Alejandro era el ultimo que aun seguía consciente pero en su mente transcurría siempre lo mismo – no... no puedo dormir tengo que estar con Marilyn no puedo dejarla sola ¡NO! – quedándose así dormido completamente.



Alec Medina

#2252 en Thriller
#1290 en Misterio
#992 en Suspenso

En el texto hay: romance, misterios, suspenso

Editado: 05.03.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar