Entre Espinas

Tamaño de fuente: - +

Sentencia

Cuando despertó la espalda le dolía, habia tenido que pasar la noche en el suelo. Miró como el sol empezaba a iluminar el pasillo, su mirada estaba clavada en el suelo, por lo cual notó como unos pies se acercaron a su celda. Era su abogado.

—Déjame decirte que no te tengo buenas noticias—el abogado lo mira serio

— ¿Es tan malo?—pregunta Alex

—Alex, tus huellas están en el arma homicida…

—Eso fue un error que cometí—Alex lo interrumpe

—Y no tienes coartada—completa el abogado

—Si la tengo, estaba con alguien, Aarón, cuando pasó lo del ataque

— ¿Aarón?—el abogado levanta una ceja

—Sí, Aarón Adams—responde

— ¿El mismo Aarón Adams que afirma haberte visto discutir con la victima hace unos días y dice que fue a la cocina por un vaso de agua y despues volvió con los demás cuando todo pasó?

Alex apartó la mirada, sintió como se sofocaba, necesitaba una prueba de que no era asi, de que trataban de inculparlo. Y en ese momento a su mente llegó el recuerdo de la grabación en la que ambos decían la verdad sobre la muerte de la chica. Pidió que le trajeran el celular y cuando buscó la grabación, ya no existía, se habia esfumado. Su única esperanza para no ir a prisión estaba en esa grabación y ahora ya no le quedaba nada.

—Alex, tienes que declararte culpable, conseguiré un trato—le dice el abogado

— ¡No!—exclama—soy inocente, no voy a declararme culpable

—Está bien, veré que hacer—el abogado se levanta y sale del cuarto

Una sombra apareció despues de que el saliera, Emma fue a visitarlo, en su rostro se veía el enojo que tenía, era una furia mezclada con pena e indignación. Alex la miró por un rato y despues apartó la mirada.

— ¿Qué haces aquí, Emma?—pregunta

—Necesitaba verte—responde Emma, pero Alex sigue sin verla— ¿Por qué lo hiciste?

—Yo no lo hice Emma, me están inculpando

—Lo peor es que ni siquiera puedes admitirlo—rechista

—No puedo admitir algo que no hice—Alex la mira enfadado

—Alex, tú te buscaste esto
—Yo no hice nada de lo que dicen—responde mirándola fijamente—Tú sabes que es así, pero prefieres que eso parezca ¿no?
—Eso es lo que crees, pero para mañana ya no te veré más, lo hayas hecho o no, lo lamento

Emma se va y Alex golpea la pared de la celda. No podia sentirse más traicionado. ¿Por qué le estaba pasando eso?

Pasaron varios días sin que su abogado volviera a visitarlo, empezaba a enloquecerse. Tampoco tenía noticias de su familia, lo que le parecía completamente extraño, ellos siempre iban a visitarlo. Al igual que Zoe y Cassie, ellas creían en su historia, Zoe habia escuchado la grabación y visto como Emma la borraba, pero esto no le servía de consuelo a Alex.

—Alex, encontraremos la forma de salir de esto—Cassie lo toma de la mano por la abertura de las rejas

—Dejé de pensar en que eso sería posible, Cassie—responde con tristeza—hasta mi abogado me abandonó

—Alex eso no…

—No fue asi, Alex—interviene Zoe—tu abogado…

— ¡Zoe no!—exclama Cassie mirándola y Zoe aprieta los labios

—Déjala terminar—pide Alex y ambas se miran. Zoe se acerca a él y continúa hablando

—Tu abogado no te abandonó—dice Zoe y Alex frunce el ceño—tu padre perdio su empleo y ya no tuvo como pagarle

— ¿Qué?

—Como lo escuchaste—Zoe suspira

— ¿Por qué perdio su empleo?

—Una empresa compró la suya e hicieron una reducción de personal

—Lo que faltaba…

—No es lo unico—Zoe deja de verlo—la empresa que la compró, pertenece al padre de Aarón

Alex soltó una risa llena de decepción, enserio se estaban empeñando en que no saliera nunca de ahí.

—Váyanse—dice Alex—quiero estar solo

Se soltó de las manos de Cassie y se fue a sentar en un rincón de la celda. Ellas intentaron decir algo, pero no sabían que podria reconfortarlo, asi que se fueron.



SebasEs

#638 en Thriller
#1752 en Otros
#244 en Acción

En el texto hay: misterio, suspenso, ficcion

Editado: 10.08.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar