Entrega Total

Tamaño de fuente: - +

"La posibilidad"

Ha pasado tres meses desde que Alex se fue, no he hablado ni mensajedo con el solo tengo algunas cartas que el me ha mandado contandome sobre su viaje y diciendo que pasará más tiempo del planeado en España debido a que su padre murió y ahora el era la cabeza del negocio de su familia pero que regresaría y se casaría conmigo... Eso me hace pensar en lo que quiero en mi vida y casarme no esta dentro de mis planes, nunca he creído que atarme a una persona sea algo que yo realmente quiera, no quiero lastimar a Alex y estoy pensando en aceptar su propuesta a pesar de mis deseos y sueños.. Seguí pensando hasta que una voz me saco de lo más profundo de mis pensamientos...

-¿En que tanto piensas bonita?
-Jean, me asustaste.. No pienso en nada que no sea la propuesta de Alex
-oh si, me sorprendió que te pidiera matrimonio, pensé que el sabría lo que pensabas acerca de ese tema.
-Que te puedo decir, no me conoce tan bien como el cree, pero cambiando de tema dime que tienes, te conozco perfectamente y hay una enorme tristeza y confusión en tu mirada así que habla.
-Moon, mi madre ha vuelto pero ella se encuentra en un estado demasiado malo, tiene una enfermedad terminal y solo le quedan unos cuantos meses de vida, ella ha regresado para que yo la perdone pero simplemente no puedo, su egoísmo es tan grande para solo regresar para limpiar su conciencia antes de morir, me abandonó y ahora viene como si nada y intenta ganarme, simplemente no soy capaz de comprender su actitud....

Solo fui capaz de abrazarlo, ver a Jean con lágrimas saliendo de sus ojos me partió el alma y comprendo todo su odio y desprecio hacía su madre, pero eso no quitaba el hecho de que fuera su madre de quien hablamos, al soltarlo pude notar que estaba un poco más tranquilo y lo invite a cenar a mi apartamento, el accedió a lo que yo le dije que lo esperaba en la noche y fui a buscar a Louis para buscar la manera de conocer a la madre de Jean.

Al llegar a la casa de Louis abrí la puerta con la llave que tengo y ahí estaba mi gran amigo acostado en el sofá viendo una película y sin darse cuenta de mi presencia en el lugar, procedí a acercarme y golpear su cabeza el se espanto y grito a lo que yo reaccione con una enorme carcajada el me miró y solo volteo los ojos.

-Louis, tengo que pedirte un favor...
-Dime bebé, te escuchó.
-Quiero conocer a la madre de Jean 
-Eso solo  debe decidirlo Jean, sole te diré que busques la forma de ir con el al evento de mañana y ahí podrás verla.
-Es enserio, la señora se fue por 20 años y la reciben con un evento en su honor.
-Así es esta familia Moon, yo también estoy en total desacuerdo pero no puedo hacer nada. 
-Gracias Louis me iré a casa a preparar la cena.
-¿Nuevo galán Moon?
-Solo es un Jean triste esperando cenar...
-¿De verdad piensas esperar a Alex? 
-Eso prometí amigo, eso prometí.....

Llegue a casa y preparé algo simple y me esmere más en el postre, le preparé a Jean  un Pay de limón, su favorito es increíble que a pesar de tantos años nos sigan gustando las mismas cosas y que aun exista esa comodidad y entendimiento mutuo tan intenso.

Tocaron a la puerta y yo sabía quien era así que fui corriendo a abrir y ahí estaba Jean pero traía un regalo, sonrió y me lo entrego, después le dije que pasara y empezamos a comer, al llegar al postre le dije que había preparado su favorito y me abrazo  y me dijo que era la mujer más maravillosa en el mundo, que lo hacía tan feliz solo con mi presencia y que se acabaría todo y no me dejaría ni una rebanada, eso ultimo lo veía venir, cuando Jean acabo su postre el me dijo que no quería ir a su casa porque ahí estaba su madre y que se iría a un Hotel a pasar la noche... Algo dentro de mi me decía que no lo dejara ir, que le pidiera que se quedara, que el me necesitaba a su lado y las palabras salieron de mi boca sin pensarlo....

-Quedate, solo quedate..
-¿No estarás hablando enserio, verdad? 
-Quedate esta noche y las que quieras, no tengo problema con ello, siento que debo apoyarte y eso quiero.
-Moon gracias eres la mujer más maravillosa de este mundo, te quiero demasiado.. 
-Ven y abrazame Jean!

*Abrázame, como si nunca nos hubiéramos hecho daño.
Abrázame una vez más*

Nos dirigimos a mi habitación y le dije que si quería ver una película o algo a lo que respondió que solo quería escuchar música así que busque mis audífonos y los enchufe a mi celular, le di un audífono a Jean y el otro me lo quede yo, pulse la opción de reproducción aleatoria y como una broma del destino sonó la canción "La posibilidad de los Claxons", esa canción que era tan especial para Jean y para mí cuando fuimos novios y ahora cuatro años después nos encontramos recostados en mi cama con los audífonos puestos escuchando la misma canción de hace años, con todos los sentimientos guardados saliendo por los poros de nuestros cuerpos, solo cerré los ojos y me deje envolver por la hermosa canción...



Moon Black

Editado: 11.03.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar