Erase una, dos... Mil Vidas.

Tamaño de fuente: - +

CAPITULO II

Hola chic@s, quiero decirle que el capitulo esta sin editar, proximamente subire la version editada :D, pero como quiero que vayan disfrutando de este grandioso libro, lo voy subiendo de esta manera asi pueden dejarme sus comentarios de que tal les parece! :D

 

 

 

CAPITULO II

HELENA

 

Nació el 08 de octubre de 1999.

Nadie sabe quiénes son sus padres o su familia.

Es el orfanato de las Hermanas Belén y en una noche calmada, un bebe apareció dentro de la cuna, ella aún estaba con su cordón umbilical y la placenta pegada a su cuerpo. La hermana mayor, Olga Belén, fue quien la encontró, ella vislumbro una sombra saliendo por la ventana del techo, con su rosario en mano comenzó a orar, hasta que escucho el llanto de un bebe y se encontró con Helena, su nombre se encontraba en un pedazo de papel.

 

Helena recibió el apellido de las hermanas Belén y tan pronto como comenzó a caminar, descubrieron lo independiente que era, una niña traviesa que sola aprendió a nadar y a escalar, siempre se escapaba para nadar en el lago a media noche y escalar las montañas del bosque.

 

A sus 19 años, toma la decisión de no vivir mas con las Hermanas Belén y comienza su trayecto en la escuela de policía y trabaja a medio tiempo en una Heladería.  Rento un apartamento tipo estudio, bastante pequeño pero acogedor, La hermana mayor Olga, estuvo con ella en su primer día en la ciudad y la ayudo a instalarse, logrando un estilo santo y terrenal.  El blanco y marrón predominaba su ambiente.

 

Helena – Madre Belén, estoy tan emocionada de vivir sola, pero tengo mucho miedo, yo se que puedo hacerlo y le aseguro que me voy a convertir en una detective.

H. Belén - Hija, dejarte aquí es el dolor mas grande que podemos sentir, tienes todo para lograr lo que quieres.  Pero nunca voy a entender porque quieres ser detective, si es por buscar a tus padres, te he dicho tantas veces que lo dejes así, no sabes que cosas hay en este mundo y podrían hacerte daño.

 

La H. Belén recuerda vívidamente el día que Helena llego, esto la hace exaltar y desmayarse.     

Helena entra en pánico e inmediatamente va a la puerta a buscar ayuda, pero la H. Belén comienza a hablar acerca de una sombra y un bebe, Helena no entiende el contexto de lo que dice, hasta que la H. Belén vuelve a recobrar el sentido.

Después de sentarse y comenzar a sentirse mejor, la H. Belén le entrega una cajita con un regalo a Helena, le dice que tan pronto como ella se vaya, Helena debe cargar ese regalo siempre con ella, pase lo que pase.  Se despiden con la bendición que solo una Hermana puede dar y Helena queda completamente sola en su nuevo hogar.

Ya han pasado 3 meses y ella conoce a todos sus vecinos, la abuelita del primer piso que vive con su nieto de 8 años, el bombero que vive en el 3er piso con su esposa y hermoso bebe de 5 meses, y su vecino favorito, un joven muy amigable que vive en el 1er piso vecino de la abuelita, algunas mañanas ella lo invitaba a nadar en la escuela de policía. Ella sentía un pequeño amor platónico por él, pero no se atrevía a confesarse.

 

5 am, Helena despierta como todos los días a iniciar su rutina, solo que este día es diferente, es 8 de octubre del 2019. Se queda mirando al techo.

 

Helena – Nunca pensé que fueran tan depresivo estar sola en mi cumpleaños, si tan solo hubiera crecido en una familia normal, no puedo soportar un segundo más de vida, solo que si algo me pasa, se que las Hermanas van a sufrir mucho, pero no puedo seguir fingiendo  querer algo que ni siquiera conozco, y que pasa si consigo a mi madre o padre y no me aceptan, que pasa si me rechazan y si cada uno es feliz con su familia – Comienza a llorar.

 

Esa misma mañana, la energía de Helena comienza atraer desdicha y muerte a la puerta de su casa, alguien interrumpe y con arma en mano la amenaza de no gritar o moverse.

Ladrón- grita ¿DÓNDE ESTÁN LAS COSAS DE VALOR?

Helenayo no, no, no tengo nada de valor, por favor no me haga daño, por favor no me haga daño, por favor, por favor, solo tengo un poco de dinero en mi bolso, tómelo y váyase.

El asaltante, frustrado por entrar en una vivienda pequeña, vacía y sin nada, toma a Helena por el pelo y la arrastra de la cama al pasillo, nota como algo brillante sale de su cuello y lo arranca con fuerza, era el regalo de la Hermana Mayor, una cadena de oro puro con símbolo muy esotérico de de dije.  Ella inmediatamente lo toma con su mano y el la golpea con el arma, ella se desmaya por unos segundos, al volver en sí, se levanta, al ver que al asaltante irse, coge la cadena de su mano y el inmediatamente hala el gatillo.  Helena recibió un disparo directo a su corazón.



S. de la Rans.

#467 en Paranormal
#141 en Mística
#3164 en Fantasía

En el texto hay: vida, magia, muerte

Editado: 20.10.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar