Eres mi angel ©

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 13

" Era el mejor de los tiempos, era el peor de los tiempos, era la edad de la sabiduría, era la edad de la insensatez, era la época de la creencia, era la época de la incredulidad, era la estación de la luz, era la estación de la oscuridad, era la primavera de la esperanza, era el invierno de la desesperación"

<<Historia de dos Ciudades, Charles Dickens>>

___________________________________________________________________________________________

Dos días y medio llevo conociendo a ese...ese... Ese desgraciado infeliz hijo de su madre!, y para mi ya fue suficiente... En especial porque no sé cuanto mas podré aguantar estar así... Después de lo que pasó hace un momento en la habitación, o lo que casi pasó y no pasó.

Ése despreciable ser logró nublar mi mente como nadie lo había hecho nunca, al menos de esa manera.

Ni Andrés logró hacerlo, y eso es mucho decir, porque cuando estuvimos a punto de estar juntos todo se fue al caño.

Comenzó besar mi cuello lentamente mientras estábamos recostados en mi cama, un día mientras le ayudaba a practicar un guión, recuerdo que un escalofrío recorrió mi cuerpo cuando intentó subir mi blusa, pero contrario a lo que pensamos que pasaría, la magia del momento desapareció asi sin mas, fue como si en ese momento nos hubiéramos lanzado el hechizo repeluz o algo así, luego llegó el señor harrys y él recordó quien era y "bum" explotó mi pequeña burbuja de amor.

Pero con zac, fue todo lo contrario, quería más, quería que se pegara mas a mi, que me besara como si no hubiera mañana, que meguara las ganas que tenia de él... Y no entiendo porqué, si como dije antes, apenas lo conozco hace dos días y medio.

Me levanto de la cama, si sigo viendo el techo seguro le haré un agujero con la mirada. Paso mis manos por mi rostro en un movimiento rápido y estiro mis brazos desperezándome...necesito una ducha fría, tal vez asi logro apartar a zachary graham de mi cabeza.

Él es de amy...y es un soberbio total, todo lo opuesto a lo que pido en alguien, todo lo contrario a mi.

Entro a la ducha, dejando que el agua recorra mi cuerpo y lave mis pensamientos de paso.

Al terminar me coloco una toalla y salgo con la cabeza un poco mas serena que hace un rato, y mi cuerpo mas relajado.

Maldición!

Me calentó ese sujeto y no terminó su trabajo.

Idiota!

Con violencia saco todas las cosas de la maleta que traje de la casa lujosa, quedando regadas sobre la recámara.

Elijo un short negro y una blusa celeste manga larga, me coloco mis tenis y me hago una media coleta de lado, y para aclarar, no fue fácil elegir entre tanta ropa.

________________________________________________________________________________________________

Camino despacio arrastrando la bicicleta que renté en en wharf, cuesta arriba por la empinada calle en zig zag de lombard street, apreciando la cantidad de flores que adornan la calle, y que brindan un espectáculo de colores a la vista.

Gracias al cielo que no hay muchos carros, no quiero morir una tercera vez atropellada.

Levanto la cámara que tomé de la casa de amy y que llevo colocada de mi cuello y me detengo a tomar una foto en la parte inferior de la calle.

- cuidado!- un ligero tirón hacia atrás me hace trastabillar y soltar la bicicleta.

Y debo decir que la suerte me odia, y mucho, porque un auto pasa encima de la bicicleta que rayos! Era rentada.

- noo!- bufo haciendo una mueca de " y ahora que hago" .

- nunca aprendes- se burla el desconocido que me salvo de volver a morir.

Volteo y lo enfrento.

- lo conozco?- cuestiono molesta mientras lo veo reír a carcajadas.

De que se ríe? Y quien será?

- mas de lo que crees...acaso tanto asi me extrañas que de nuevo quieres morir? Y lo peor, atropellada por tercera vez!-

No para de reír, abro mi boca para reclamar pero...

No puede ser!

- natanael...?

____________________________________________________________________________________________________

- perdón de nuevo- me disculpo al sujeto que renta las bicicletas.

- deberá pagar por ella- me pasa un papel, que parece ser la cuenta, mas el grabado de lo que vale la bicicleta.

Me la están cobrando como si fuera nueva! 

Que acaso no aplica la medición de bienes aquí? 

- dile que lo grave en la cuenta de graham-

Hago caso a natanael, el sujeto del hotel asiente con semblante molesto.

Ahora todo el mundo es crítico!

- tienes mucho que explicarme- veo por sobre mi hombro a mi ángel tramposo.

- disculpe?- pregunta el de la bici

- le decía a mi amigo- aclaro señalando a natanael.

El chico me mira con horror y con mano sudorosa me entrega un ticket.

Subimos a mi habitación, cuidando que nadie nos vea, al estilo de misión imposible y con natanael silbando el tono de la película.

- te puedes callar- digo bajito, es probable que zac esté en su habitación, la cual está justo enfrente de la mia, y si nos escucha me dará otro sermón de " hay que guardar las apar..."



Kim Mari

Editado: 16.08.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar