Eres mi reto.

Tamaño de fuente: - +

4

- Soledad - la llamo entrando a la cocina

- ¿Si señorita Ámbar? - Dice ella mientras saca el caldero del fuego

- ¿Cuál es la habitación de León?- le preguntó

- Es la del frente de su habitación - dice apagando el fuego

- ¿Enserio? ¿Ese no era el cuarto  de invitados? 

- Ahora es el de abajo, ¿ por que quieres saberlo? - Dice curiosa

- ¿Tu desde cuando me tutelas? Soledad aunque lleves en esta familia muchos años no eres parte de ella, y no te permito que te metas en donde no te incumbe ¿Entendido?

- Si, usted tiene razón señorita Ámbar, lo siento - Dice agachando la cabeza

Salgo de la cocina y subo la escaleras para ir a hablar con León.

Toco la puerta y nadie contesta decido entrar y la cierro antes de que alguien me vea.

Me impacta de repente el olor marihuana. ¡Sabía que esta gente provenía de la calle!

- ¿Por que coño entraste a mi habitación? - Dice el saliendo del baño  vestido y con el pelo mojado

- Por que yo hago lo que me da la gana  es mi casa - digo mirándolo a los ojos

- Vete de aquí-  Dice símplemente

- Claro que me voy a ir, le pienso contar a mi padre que trajo a delincuentes a vivir en mi casa - digo dispuesta a salir por la puerta

Pero el la cierra y me acorrala contra la pared.

- Tu no vas a decir nada - Dice apretandome el brazo

- No lo haré, si me haces un favor - digo intentando zafarme de su agarre

- No te voy a hacer ningún favor, y no le vas a decir nada - Dice desafiandome

Me suelto de su agarre y le doy un empujón pero el ni reacciona.

- Tu le vas a decir a mi padre que nos llevamos bien y yo no diré nada de lo que acabo de ver - digo  

- A mi nadie me dice lo que tengo que hacer - dice serio

- Bueno, entonces felicidades, voy a ser la primera que te lo diga - digo neutra - Y quítate necesito espacio personal - digo apartandolo ya que estaba demasiado cerca para mi gusto

- Es increíble-  susurra para si mismo

- Claro que lo soy, jamás conocerás a alguien como yo - digo mirándome  las uñas  - ¿Trato echo?

- Vete de mi habitación  - dice abriendo la puerta

- Tu sabrás lo que haces 

-  Te recomiendo que no me amenazes, le diré a tu padre que me pediste disculpas, pero me debes un favor  - dice empujando hacia fuera

- Perfecto - Dige alegre entrando a mi habitación

Que se cree que yo le hare un favor, despierta energúmeno te acabo de ver con marihuana...maldito delincuente.

Escucho gente gritando y me asomo a la ventana para ver de que se trata.

Veo que se trata de una señora mayor y  Vanesa. ¡Oh my gloss! Pero esta gente son unos bárbaros todos.

Sale mi padre y hace entrar a Vanesa mientras la señora mayor entra a un taxi  y se va. Que raro.

Salgo de mi habitación para ver si ya esta la cena, Soledad está sentada mirando una foto, voy por detrás son que se de cuenta y miro la foto que salgo yo y ella.

Fue un dia que mi padre no me dejo tener un ordenador ya que tenía cuatro años y creía que yo no lo iba a cuidar, lloré por días y Soledad me compro uno de juguete que tenía juegos entretenidos. Ese día mi padre me nos sacó una foto, no sabía que ella la había guardado.

- Soledad - la llamo

- Si señorita Ámbar-  Dice agachando la cabeza mientras se levanta

- Mirame cuando te hablo - digo

Levanta la mirada y observó sus ojos rojos, parecer a ver estado llorando aunque no me importa porque no me voy a meter en asuntos que no son de mi interés.

- ¿Cuando va a estar la cena? - preguntó entregandole un pañuelo para que se limpie.

No soy tonta se que es por mi trato hacia ella pero se lo merece.

- Ya está lista sólo me falta poner la mesa - dice tirando el pañuelo a la basura

- Señorita Ámbar, tome su móvil el resto de sus cosas están en su cuarto - Dice entregandome mi bonito móvil

- Genial, llamaré a mi primo - dije recordando que tenía que recoger a mi querida Princess.

Marco su número y salta al contestador, odio que me hagan esperar así que marcó otra vez y esta vez contesta.

- Hola Ámbar, ¿Como estas? - Dice mi primo Jeremy

- Perfecta como siempre-  digo yo mientras me miro las uñas

Tengo que ir a que me hagan una manicura urgente.

- Mañana por la mañana te entregare a Princess - Dice

- Esta bien, nos vemos - digo y cuelgo

Voy hacia el comedor y sólo veo  a Vanesa sentada me siento en silencio en frente de ella a esperar a los demás, ya pensaré en algo para separarles, de momento sólo tengo apetito.

- Supe que le pediste disculpas a mi hijo - Dice ella después de dos minutos de silencio

- ¿Pretendes que te lo pida a ti también? - digo enarcando una ceja

No dice nada y mira a mi padre y a su hijo los que se suman a la mesa, mi padre se sienta enfrente de León y León a mi lado.

- ¿De que hablaban? - pregunta mi padre acomodandose en la silla

- De que tu hija y mi hijo se hicieron amigos - dice ella mientras me mira con una mirada que no entiendo

- Deberías pedirle disculpas a Vanesa también ¿no crees? - Dice mi padre beviendo el vino que le sirvió Soledad

- No... yo creo que con su hijo está bien - digo mirandole mal

- Ámbar-  advierte

- No es necesario David - Dice ella refiriéndose a mi padre

- León irá a tu escuela Ámbar podrías ponerle al tanto de las actividades - dice

Me atraganto con el sushi y bebo agua para que se me pase en ardor de la garganta.

- Estas bien hermanita  - Dice sonriente remarcando la última palabra

- Si hermanito-  respondo del mismo modo

- Creo que no me sentó bien el sushi si me disculpan voy a recostarme a ver si se me pasa el mal estar - digo levantandome

Voy hacia mi padre a darle el beso de las buenas noches.

- Buenas noches princesa - dice sonriendo y mirando hacia León para que haga lo mismo



Famara Piñero Aigbedion

#6934 en Novela romántica

En el texto hay: amor-odio, amistad, en el texto hay

Editado: 01.08.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar