Eres Mia, Pequeña Fiera

Tamaño de fuente: - +

Cap 27 - Besitos calenturientos

Narra Lumina:

Siento algo suave y calientito debajo de mi, al abrir los ojos me encuentro con un chocolate dormido imágenes de lo que anteriormente paso llegan a mi mente ¿A donde me trajo el tipo este? Decido observar con las detalle donde me encuentro, es algo así como un cuarto con paredes de madera, tal vez sea una cabaña eso supongo.

Siento frió en mis piernas y no puede ser posible porque yo tengo puesto un pantalón, al mirar mi vestimenta traigo puesta la camisa que chocolate traía puesta ayer ¿Que pasó ayer? No creo que allá pasado nada pero la cabaña, que traigo puesta la camisa de chocolate, que el este abajo de mi y que por supuesto el este sin nada de ropa y ha ambos nos cubre una sabana.

Así que me lo vuelvo a preguntar ¿Que paso ayer? Bueno no siento como si me hubieras quitado la virginidad aunque sinceramente eso no se siente lo que se siente es el dolor que mi mama me dijo que se siente el día después, así que creo que sigo virgen, bueno como sigo así puedo permitirme seguir durmiendo.

- Mmm... Ya duerme princesa tus pensamientos... No me dejan dormir-dice chocolate con la voz ronca

¿Como que mis pensamientos? Pero ¿Como así? Aunque la verdad después de que me despierto no me vuelvo a dormir, así que iré a ver que hay en la cocina.

- Mmm... Esta bien te haré el desayuno pero permíteme dormir 5 mintos-dice volviendo a dormir

- ¿Mintos? ¿Que es eso?-digo

- Minutos-dice

- Bien-digo

Intento levantarme pero un brazo me lo impide, no se cual es la maña de chocolate que tiene de abrazarme por la cintura cada vez que dormimos juntos, intento liberarme de su agarre pero es inútil el posee mas fuerza que yo.

- Quédate quieta-dice

- Tu suéltame que quiero ir a bañarme-digo

- Mejor ahorremos agua y bañémonos juntos-dice sonriendo

El aun lleva los ojos cerrados pero lleva esa sonrisa encantadora que me hace derretir, dejo de intentar liberarme de su agarre y le sonrió aunque no me vea, lo veo dormir pacíficamente mientras yo lo observo como una acosadora.

- Si sigues mirándome así te beso-dice

- Pues entonces no te miro-digo

Cierro los ojos, siento sus manos en mi mejilla acunándola con dulzura.

- No quise decir eso princesa, a mi me encanta que me mires así con esos ojitos tan hermosos-dice

- Pues no tengo otros-digo abriendo los ojos

- Báñate tu primero mientras yo busco ropa para ti-dice abriendo los ojos

- Esta bien pero necesito que el señor acá presente me suelte por favor-digo sonriendo

- Pero es que no quiero, ya quiero que cumplas 16 años así podremos comenzar a ahorrar agua-dice sonriendo

- Tanto anhelo solamente para ahorrar agua-digo

- No solo para ahorrar agua, para otras cosas también-dice

No se ni como pero me encuentro debajo de chocolate sin mencionar que el tipo solo trae un prenda puesta, sentía algo duro en mi abdomen pero no me atrevía a mirar que era pero me imagino que es.

- ¿Podrías quitarte de arriba? Pesas mucho-digo algo nerviosa

- Claro cuando me des un besito-dice

Solo sonrió por lo que acaba de decir, sus labios se van acercando de forma amenazante a la mía después de unos minutos el pega sus labios a los míos, la suavidad de sus labios en los míos como si hubieran sido hechos el uno para el otro, el comienza a frotarse contra mi de una forma lenta provocando que una ligera excitación se instalara en mi.

- Si... Sigo así.... Temo hacerte mía.... Pero no puedo....-dice entre besos

- Entonces... No lo hagas....-digo

- Tampoco puedo... Tu olor... Me esta enloqueciendo... Yo te necesito...-dice

Pongo mis manos en su cadera y el deja de frotarse contra mi, sus manos acunan mis mejillas con cuidado como si en algún momento se fueran a romper, al igual que mis labios siempre me ha besado de forma dulce sin morderme el labio ni chuparlo ni nada, bueno no desde que le di una oportunidad.

Sus labios se separan de los míos y ahí es cuando un vacío se instala en mi y ese sentimiento crece y crece conforme van pasando los días, el iba a quitarse de arriba de mi pero yo lo agarre con mas fuerza de la cadera haciendo que me mirara.

- Solo ten paciencia-digo

- Lo se, se que debo tenerla pero no puedo, solo de verte ya quiero hacerte mía y marcarte para que todos sepas a quien perteneces-dice

- Eres muy posesivo-digo

- Yo solo no me gusta que los hombres te miren como si no tienes dueño, tienes pero esta esperando que tengas la edad suficiente porque no quiere que mueras si te marca sin tener la edad suficiente, porque el te ama mucho y no quiere que mueras nunca-dice sonriendo

- Pero si me haré vieja y no creo que me quieras estando viejita y tu todo un semental-digo

Ya cuando me doy cuanta de lo que dije cubro mi boca con mis manos de la sorpresa, lo dije le acabo de decir al mas arrogante de todos que es un semental y en verdad lo es.

- ¿Así que soy un semental? Repitame eso señorita Diaz-dice

— No te permito que vuelvas hacer eso además yo jamás lo dije en voz alta-digo sonriendo

— Pero lo pensaste y con eso basta mucho-dice sonriendo ladino

— Estúpido arrogante-digo

— Mi princesa Hermosa-dice sonriendo



Melany1528

Editado: 02.10.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar