Eres Mia, Pequeña Fiera

Tamaño de fuente: - +

Cap 30 - Reina vs brujo exiliado

2/?

Narra Lumina:

Chocolate me mira sonriendo y me toma de la mano.

— Lumina, ella es mi hermana Marianela es media Gamma y media bruja, así que eres como su media reina, Marianela, ella es Lumina mi novia, mi mate y mi casi esposa-dice chocolate

— Estas muy demente ella creo que ni siquiera tiene 16 no puedes casarte con ella loco, en fin Lu vamos y comemos helado hace demasiada calor hoy-dice Marianela
sonriente

— Bueno si eso quieres-digo

— Si ven y te presentó a Cristina-dice

— ¿Y quien es Cristina?-digo comenzando a caminar

— Es su gata blanca, no te le acerques mucho es muy rabiosa-dice chocolate

— Lo dices porque la vives pateando y ella vive tomando venganza, no te preocupes Lu se que le vas agradar a Cris y te ella te va agradar a ti -dice Marianela

Solo asiento y los tres ingresamos a la mansión no sin antes cerrar la puerta, Marianela separa mi mano de la de chocolate y me jala por la muñeca a no se donde.

— Marianela cuidado que es mi mate-dice chocolate

— Calmate loco hasta la asustas ¿No te da pena con ella? Para que sepas yo nada mas soy así contigo espantapájaros-dice corriendo

Ella abre una puerta y entramos a una especie de habitación con estrellas en las paredes, hay dibujos pegados y un cuadro donde están dos señores que se ven muy jóvenes, la mujer sostiene una bebe en manos mientras hay dos pequeños niños peleando.

— Ellos son mis padres, yo soy la bebe, Matías es el niño y la otra es mi hermana-dice sonriendo

— ¿Por que peleaban?-digo

— Eso le pregunte a mis padres y dijeron que mi hermana le estaba pegando a mi hermano porque le había dado un piquito a una niña, mi hermana siempre fue la razonable le obligó a mi hermano a no tener relaciones para mantenerse puro para su mate o eso me dijo ella-digo

— Ah bueno ¿Y que haremos acá?-digo

— Pues pensaba en practicar algunos peinados que no puedo hacer en mi cabeza porque mi cabello es muy largo y necesito ayuda pero como las sirvientas están en su descanso-dice

— Ah bueno por mi esta bien-digo

— Siii, así me cuentas ¿Como conociste a el espantapájaros de mi hermano? Ven siéntate-dice

Ella me guió hasta una silla giratoria que esta al frente de un espejo con muchas pequeñas fotos en el, me senté y me entretuve viendo las fotos mientras Marianela quitaba la cola que me había hecho, me detuve en una foto donde esta Marianela en una especie de bosque con un vestido blanco, al parecer es una especie de ceremonia pero se ve hermoso con todos esos árboles.

— ¿Te gusta? Fue el día que Matias me presento a la manada y ahí encontré a mi mate-dice

— ¿Con 11 años?-digo

— Tengo 13 la verdad, la misma edad que tu-dice

— Si bueno pero yo cumpliré en unos días-digo

— Lo sé cada brujo lo sabe es como algo que se instala en nuestros recuerdos cuando alguien posee la corona-dice

— Oh esta bien-digo

Ella toma un pañuelo y me venda los ojos así perdiendo la capacidad de ver lo que hara en mi cabello.

— ¿Y como conociste a mi hermano?-dice

— Te digo con dos condiciones-digo

— ¿Cuáles?-dice

— Una que no te rías y la otra que si te digo me vas a decir como exactamente conociste a tu mate-digo

Ella toma mi mano y junta nuestros meñiques.

— Trato hecho jamás desecho-dice y suelta mi mano

Asiento y doy un respiro para contarle todo.

— ¿Toda la historia?-digo

— Sii, completa digo tengo todo el tiempo de el mundo para escucharla-dice

— Bueno mi madre había decidido mudarse entonces nos mudamos a Montana, ahí comencé a ir a la escuela y al tercer día iba yo caminando normal a mi primera clase entonces siento que alguien me estampa contra un casillero y el dolor me hace cerrar los ojos eso hace que recuerde algo doloroso para mi y que insulto a tu hermano porque me estampó en el casillero y porque rompió mis lentes...-digo

— Primero mi hermano siempre ha sido así de brusco y segundo ¿Usas lentes?-dice

— Si, solo que ahora no me ha dado el tiempo de usarlos y veo casi todo borroso-digo

— Yo tengo te puedo dar unos, bueno ahora sin continua y perdona la interrupción-dice

— Bueno en fin que tu hermana me paso unos lentes que traía pero andaba la sangre tan caliente que los pise y me fui, me fui por un bosque para llegar a mi casa mas rápido pero fíjate que me perdí entonces para el colmo comenzó a llover, me senté de espaldas a un árbol a llorar por lo que había recordado puse mi cabeza entre mis piernas y luego siento como me alguien se sienta a mi lado y me abraza y eso me tranquiliza ya que esa persona tiene un cálido cuerpo...-digo

Yo respiro por un momento porque estaba hablando sin parar y luego continuo.

— Ya cuando me entra la curiosidad de ver quien es resulta que fue el imbécil que rompió mis lentes, no le di una patada porque estaba cansada comenzamos a discutir de que yo no me dirigía a mi casa si no a la suya y le dijo yo obviamente que yo ni lo conocía para saber donde vivía entonces terminamos de discutir y me alzo me dormí y me llevo a su casa-digo



Melany1528

Editado: 22.10.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar