Eres Mia, Pequeña Fiera

Tamaño de fuente: - +

Cap 31 - Reina vs brujo exiliado

3/?

Narra Lumina:

Escuchamos un estruendo abajo haciendo que nos levantaramos por instinto me quite la venda de los ojos, de repente sentía un ligero vacío en mi pecho que continuo creciendo conforme nos íbamos acercando a el lugar donde habiamos escuchado el estruendo, al llegar a la sala lugar donde pensamos que había ocurrido tal estruendo no había nada solo un gran hueco cerca de la puerta de la cocina pero esta no estaba en su lugar, la puerta que daba a la cocina al parecer yacía sobre el piso con un hueco en forma de puño.

Sentí una punzada en mi pecho y una mareo que mas bien lo sentí como un terremoto, Marianela me sostuvo porque al parecer ya me iba a caer ¿Que me pasa?

— ¿Te sucede algo? Lu-dice

— No lo se, siento un dolor en mi pecho y tengo jaqueca-digo

— Espero sinceramente que ese dolor de pecho no sea otra cosa peor-dice

— No creo pero me siento extraña-digo

Ella asiente y me ayuda a caminar hasta la cocina, al entrar siento algo viscoso en abajo de mis zapatos, al mirar abajo logro ver sangre lo que me pone en pánico al igual que a Marianela, al seguir el gran chasco de sangre que hay en el piso nos encontramos con una chica vestida de sirvienta tirada en el piso con una daga en el corazón.

Al acercarnos vimos que habían escrito algo en la sangre de la pobre chica, habían escrito "La siguiente daga va en su corazón, reina" Escuchamos un ruido y ahí apareció chocolate con una herida en su abdomen, el la sostenía pero brotaba mucha sangre de ahí, no pude evitar correr hasta el con las lágrimas queriendo salir, al estar frente de el tome su brazo y lo coloque por arriba de mis hombros haciendo que se apoyara en mi.

Dirijo mi mano a su herida al tocarla el gime de dolor y mi mano comienza a temblar, no se porque razón pero su herida comienza a cerrarse en el momento en que mis dedos tocaron su herida, el emitió un gemido de dolor lo que causo que volteara a ver.

— ¿Duele mucho? No te preocupes intentare aliviar tu dolor-digo

— Ahora estoy mejor que estas acá princesa-dice

— ¿Quien te hizo esto hermano?-dice Marianela

— No lo se, estaba acá y Karla me estaba sirviendo el desayuno pero paso todo tan rápido de repente Karla estaba en el piso en un charco de sangre y con la daga en el pecho, intente defenderme pero el era muy rápido, llevaba una máscara puesta por eso no supe quien era-dice chocolate

— ¿No pudiste reconocerlo por el olor?-dice Marianela

— Su olor era demasiado confuso... ¡Hay!-dice

Sin querer toque su herida provocando que un gemido saliera de chocolate, no entiendo la herida ya esta cerrada a de ser por dentro que le duele como si esta abierta.

— Lo importante ahora eres tu hermano, ve y descansa yo me encargaré de esto, Lu ve con el ahora necesita de ti para que su herida se sane mas rápido-dice Marianela

— La verdad no quiero que hagas esto sola Marianela-digo

— Ni yo tampoco-dice chocolate

— Yo puedo hacer esto y puedes decirme María, es mucho mas corto-dice sonriendo

— Si quieres dejo a chocolate dormido y luego vengo a ayudarte-digo sonriendo

— No, esta advertencia era para ti significa que el asesino va a intentar contra la vida de mi hermano nuevamente y sospecho que no fue ningún novato, huelo magia negra así que mejor quedate con el y debes protegerlo por mi-dice

— Esta bien-digo

— Gracias Lu ahora vayan a descansar-dice sonriendo

Asiento y ayudo a chocolate a caminar afuera de la cocina, chocolate es un poco pesado pero no me importa aunque pese mucho no crei que sentiría esto pero si algo le pasa a chocolate me moriría ya que ahora siento que lo amo, camino con el y lo ayudo a subir las escaleras aunque es bien pesado el tipo pero aun así lo amo.

— No soy pesado, no estoy gordo o ¿Crees que estoy gordo?-dice

— Claro que no pero si estas pesado, no estas gordo amor solo que seguro te sientes débil por la herida y tambien tu cuerpo está débil, a de ser por eso que pesa-digo siendo lo mas explicada posible

— Claro que no, yo no estoy débil-dice

— Entonces ¿Por que estas apoyado de mi para poder caminar?-digo

— Porque no fui yo, tu colocaste mi brazo sobre tus hombros-dice

— No seas ridículo si te suelto te caes y te rompes la madre, así que cállate y acepta que estas débil y herido-digo

— Soy el Alpha yo no puedo estar débil-dice

Ruedo los ojos y termino de subir las escaleras pero ahora que recuerdo no se a que habitación ir.

— Vamos a la mía, es la habitación al lado de la de Marianela-dice

— Bien señor Alpha-digo

— Pff por favor tu no tienes que decirme así-dice

— Pues tu estas todo macho diciendo que no estas débil sabiendo tu que no puedes ni caminar por ti mismo-digo

— Yo siempre he sido un macho eres tu que no me habías visto bien-dice

— Siempre te he visto bien...- El sonríe ladino- Bien estúpido-digo

El voltea su rostro hacia mi viéndome sorprendido con la boca abierta de la sorpresa.

— Te pueden entrar moscas-digo

— ¿Me dijiste estúpido?-dice



Melany1528

Editado: 02.10.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar