Eres Mia, Pequeña Fiera

Tamaño de fuente: - +

Cap 32 - Reina vs brujo exiliado

4/5

Narra Lumina:

No dejo de observar cada foto pegadas en las paredes de la habitación, también había mapas y algunos lugares tachados será que estaba buscando a la mujeres de los pósters.

— Primero que nada yo era un niño de unos 15 cuando colgué esos pósters y segundo esos lugares están tachados porque ahí te había buscado y no te había encontrado-dice

— Esta bien-digo

— Si quieres los puedes quitar, digo ya hace años que no entro a esta habitación así que considera que también es tu habitación-dice

— Bien-digo entrando

Le ayudo a sentarse en la cama pero en el momento en que se sienta gime de dolor y el mismo se cae para atrás quedando acostado en medio y medio de la cama, lo miro extraño y el palmea un lado de la cama indicando que me siente a su lado, me siento a su lado pero me jala quedando acostada a su lado, el mira hacia arriba fijamente y yo rodeo los ojos, de seguro hay otro cartel en el techo.

— Mira arriba fiera-dice

— No quiero seguramente tienes otro pósters de otra chica desnuda-digo cerrando los ojos

— Solo mira hacia arriba enana-dice

— Bien si tantas ganas tienes de que mire voy a mirar-digo

Abro los ojos y dirijo mi mirada al techo donde se encuentran un montón de fotos mías con chocolate, como esa vez que descubrí que era un lobo cuando el se acostó arriba de mis piernas, tambien hay una foto de la primera vez que lo bese o la vez que me ayudo a bajar de ese carro la primera vez que fuimos juntos a el cole, no puedo evitar abrazarlo de la emocion.

Escucho un gemido de dolor por parte de chocolate y intento apartarme pero el daño ya esta hecho, el me sostuvo prohibiendo que me fuera de su lado.

— Hay lo siento chocolate me había olvidado por completo ¿Estas bien?-digo

— Esta bien, solo que la próxima vez no me abraces tan fuerte, pensé que no era verdad pero tienes fuerza sobrenatural intenta controlarla princesa-dice

— Lo lamento, no quería lastimarte ¿Me perdonas?-digo

— No hay nada que perdonarte-dice

— ¿Quieres algo de comer?-digo

— Primero que nada no sabes cocinar y quiero que te quedes conmigo-dice

— Esta bien ñoño, se que no se cocinar solo quería hacerte un gesto-digo

— Puedes hacer un gesto regalando a este pobre hombre un beso de esa boquita hermosa que tienes-dice

— Pues no creo que se lo merezca por todos esos pósters-digo

— Yo si creo que se lo merece, anda fiera dame un beso, hace mucho que no me das uno-dice

— Mentiroso-digo

— No soy mentiroso, soy el Alpha y yo siempre digo la verdad-dice

— Pues esta vez mentiste-digo

Sin mas el me toma de el mentón y se va acercando pero en el momento que esta decidido en besarme volteo la cara y su beso queda en mi mejilla, sonrió de forma nerviosa cuando rompe el beso y me mira algo mal.

— ¿Que? Tu querías un beso y ahí lo tienes-digo sonriendo

— Muy graciosa pero me la vas a pagar después, se que después seras tu que quiera un beso mio-dice

— Si tu lo dices chocolate, ahora veamos tele ¿Si tienes verdad?-digo

— Obvio que si-dice

— Bien-digo

Me intento para pero el me detiene sosteniendo mi cintura, a lo que lo miro confundida.

— ¿Como voy a prender la tele? ¿Por telepatía?-digo

El sonríe ladino y yo solo lo miro sorprendida, yo no puedo hacer nada de forma telepática.

— A mi no me enseñaron a mover cosas o hacer otra cosa por telepatía, así que lamento decepcionarte pero no se hacer nada de forma telepática-digo

— Pues es el momento de intentarlo, digo eres la reina deberías poder hacer cualquier cosa por medio de telepatía-dice

— Te equivocas yo no se y no he probado eso, como no lo he probado no lo haré, ahora suéltame que buscare el control remoto-digo 

— No voy a soltarte hasta que lo intentes-dice

— Bien, si no lo hago ¿Me vas a soltar?-digo sonriendo

— Nop, no te soltare hasta que lo hagas y no me importaría estas agarrado a ti todos los días hasta que logres encender la tele por telepatía-dice

— Esta bien, lo intentare-digo

Dirijo mi mirada al televisor en frente de nosotros y me concentro en encenderlo pero no hace nada.

— Tu puedes fiera, eres la reina de los brujos recuerdalo, siente el poder corriendo por tus venas, debes concentrarlo en un solo punto-dice

El toca mi cien haciendo que simplemente cerrara los ojos y imaginara la tele prendida en un canal de películas, escucho personas hablando frente a mi así que decidí abrir los ojos y resulta que no eran personas hablando frente a mi sino que era la tele en un canal donde al parecer están dando la rosa de guadalupe, le atine pero no tanto.

Una felicidad se instalo en mi al saber que logre encender la tele con mi mente, esto es asombroso pero no todo es tan lindo porque no se como pero una flecha atravezo la pared solidad de la habitación y dio justo en una foto de chocolate colgado en la pared.

Eso me puso alerta, la foto callo al piso, la flecha dio justo en medio de sus ojos, esto tiene que acabar, ahora mismo buscare al culpable pero no puedo simplemente dejar solo a chocolate porque el culpable no ataca cuando estoy con chocolate.



Melany1528

Editado: 02.10.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar