Eres Mia, Pequeña Fiera

Tamaño de fuente: - +

Cap 35 - Tio Andrew

Narra Lumina:

Escucho una risa ronca muy conocida cuando Marianela sale de la cocina, me volteo a ver a chocolate un poco sorprendida.

- No te rías-digo golpeando su hombro

- Es que...- suelta una sonora carcajada- Ya piensa que va ha ser tia, todavía faltan algunos años, hablando de bebes quiero algunos 10-dice

Lo miro mas sorprendida, yo no me voy a poner a tan temprana edad yo jure que tendría mi primer bebe a los 30 así que el se aguantará para eso hay demasiados condones en el mundo, yo no tendré 10 hijos imagina 10 como yo, joder un caos por eso mi madre no tuvo mas hijo, dijo que conmigo bastaba y sobraba.

- Pero será de otra porque yo no voy a tener 10 hijos, no voy a tener hijos hasta los 30-digo

- Ya lo veremos-dice

- Si ya lo veremos-digo

Ahora que me acuerdo en la visión solo teníamos dos hijos, así que estoy salvada pobre de chocolate se va a tener que conformar con dos hijos nada mas, me bajo de la meseta y lo ayudo a cocinar el no ha dejado de mirarme con dulzura, saca la mortadela ya frita y la coloca en un plato.

- Si quieres te puedo freír huevo también-dice

- Mientras sea destruido-digo

- ¿El que?-dice cubriendo sus hijos con su otra mano libre

- No seas tonto, no te preocupes que esto si se hacerlo, se hacer diferentes tipos de huevos así que no te preocupes, tu búscame los huevos y yo los destruyo-digo

El se cubre mas sus hijos mientras me mira horrorizado, señala un especie de gabetero y se apoya de la meseta, me dirijo a la gaveta y la abro, encuentro una caja de plástico azul y la abro, encuentro los huevos y tomo dos.

Me acerco al sartén y rompo el cascaron con el sarten dejo el interior en el sarten y lo revuelvo con una cuchara que me paso chocolate despues de unos minutos lo saco y lo coloco en el plato.

Luego de unos minutos paso a la mesa a comer lo que había hecho, me siento en la cabecera y chocolate se sienta a mi lado derecho mientras me sonrie, yo comienzo a comer sintiendo su intensa mirada en mi.

- ¿Por que me miras tanto?-digo

- Temo que sea un sueño y ya estes en Hogwarts-dice triste

- No me ire ahora, no hasta que sepa que estarás bien cuando no este igual que los brujos y que Melody este tranquila, debo resolver al asunto de los dragones por ella-digo

- Si supongo pero te traje aqui con el fin de que te olvides de todo eso y pases mas tiempo conmigo-dice

- ¿De que hablas? Vivimos juntos, hacemos todo juntos, creo que a eso se le llama pasar tiempo juntos-digo

- No exactamente fiera, siempre que estamos haciendo algo juntos entra Melody y te dice que debes ir al reino a hacer deberes reales o hablar con brujos o con dragones o aprender magia, te pierdes por ahí y te olvidas de mi-dice

- Oh chocolate pero no lo hago a propósito-digo

- Se que no pero quiero salir contigo en una cita antes de que te vayas a Hogwarts, ya sabes pasar tiempo de verdad con mi mate antes de que la olvide-dice

- Desearía que fueras conmigo, yo te extraño cuando no te tengo pero se que si voy a Hogwarts podré ser una buena reina, no una inútil solo porque la corona apareció sobre mi cabeza pude derrotar a ese brujo pero si no hubiera aparecido estaría dormida sin poder despertar, quiero ser útil quiero saber como defenderme-digo

- Pero yo estoy acá-dice

- Chocolate no eres invencible, tienes un punto débil que todos saben y es la plata-digo

- Lo se pero te protegeria con mi vida si es necesario-dice tomando mi mano

- Eso es lo que temo que por protegerme salgas herido, no quiero verte lastimado no lo soportaria-digo

- Lumina eres mi mate por ti iría al infierno si es necesario-dice

Le doy una sonrisa y el me sonrie, dirige mi mano a sus labios y deja un beso ahí, me acerco a el para darle un beso pero escuchamos pasos y nos alejamos porque de seguro es Maria después de unos minutos un hombre entra a la cocina mientras habla por teléfono lo reconozco por la cara de una vez, el es mismo señor que estaba cuando chocolate me salvo o me secuestro, el al vernos se sorprende.

- Belinda te llamo despues...- cuelga la llamada y le da una sonrisa a chocolate- Mi pequeño Matías, no puedo creer que vengas a visitarnos-dice el señor

- ¿Por que? Esta también es mi casa-dice chocolate

- Y siempre lo será pero tu nunca pones una pata fuera de la manada-dice el señor

Ambos rien por lo que acaba de decir el señor y yo los miro confundida porque no entendí, no entiendo las bromas de lobos luego le preguntare a chocolate después que quiso decir su padre con "pata fuera de la manada", el por fin se da cuenta de mi presencia y me sonrie.

- Nos volvemos a encontrar otra vez señorita Díaz-dice

- Un gusto señor...-digo

- Oh por favor, llamame tío Andrew o Andrew solamente señor me hace ver mas viejo de lo que soy-dice sonriendo

- Perfecto-digo

- María me llamo dijo que te habían herido y que viniera de emergencia pero yo te veo en perfecto estado-dice

- Si papa me hirieron con plata pero esta hermosa y talentosa mujer que ves a mi lado pudo cerrar la herida y aliviar un poco mi dolor-dice chocolate

- No exagere-digo sonrojada

- No exagero es la verdad-dice

- Si ese es el caso, señorita Lu es muy bienvenida en mi hogar cuando lo desee a la hora que sea y gracias por salvar a mi hijo-dice Andrew sonriendo



Melany1528

Editado: 02.10.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar