Eres Mia, Pequeña Fiera

Tamaño de fuente: - +

Cap 39 - El salón de los dragones

Narra Lumina:

Melody siguió contándome la historia de Ann y cada vez me siento mas mal por ella seguramente ella ahora ha de estar en un encuentro emotivo con su hija y su abuela, lo que me pregunto es ¿Qué pasó con su madre?

- Melody ¿Qué pasó con la mamá de Ann?-digo

- Ah, ella también se convirtió en bruja exiliada pero nunca se volvió a saber de ella, Ann la ha estado buscando pero nunca la encontro-dice Melody

- Me imagino como debe estar, por lo menos ahora está con su hija y su abuela ¿Y el padre de la niña?-digo

- Oh el, no se sabe nada de el-dice Melody algo nerviosa

- ¿Por qué estás nerviosa?-digo

- ¿Yo? No majestad no estoy nerviosa ¿Por qué lo dice?-dice más nerviosa

- Si Melody estas algo nerviosa, de repente cuando Lu habló de el padre ¿Sabes algo de el padre?-dice María

- No, no se nada-dice Melody comenzando a sudar un poco

- Ha bueno si tu lo dices-digo

- Pero...-dice María

- No María seguro Melody no sabe nada no la presiones-digo

Ella sabe algo, estoy segura de que lo sabe pero ¿Por qué no nos dice? ¿Es tan serio? Melody nunca se pone nerviosa no hasta el punto de sudar ella esconde algo y yo lo averiguare, también encontraré a la madre de Ann yo solita soy buena descubriendo cosas pero no se por donde comenzar, ya se tal vez podría hablar con la niña a ver que recuerda de su padre, la niña de seguro lo recuerda.

Aunque si no se acuerda puedo hacer eso que me enseñó mi padre de ver recuerdos, así lograré ver la cara de su padre y encontrarlo.

- Melody tengo dos preguntas-digo

- ¿Si?-dice

- ¿La madre y el padre desaparecieron a la vez?-digo

- Bueno no que yo recuerde, la madre desapareció primero luego el padre de la niña desaparecio-dice Melody

- Ah bueno así que el posiblemente sepa donde está...-digo

- Nop no lo creo-dice Melody

- Bien no importa y la otra pregunta es ¿Cuantos años tiene la niña?-digo

- Tiene unos 5 o 6 años no lo se-dice Melody

- Perfecto gracias Melody eso es todo, ya se pueden ir, ah no Melody te voy a ayudar con los dragones-digo

- Majestad ¡Gracias! No sabe de que problemas me sacan, los dragones están mucho peores creo que con sus quejidos que más bien parecen gritos podrían hacer un hoyo en el reino-dice Melody

- ¿Tan asi?-digo sorprendida

- Si majestad, por favor hable con ella-dice Melody

- ¿Ellos? Pues ¿Cuantos son?-digo

- Unos 7 pero parecen que fueran 100-dice

- ¿Hacen mucho ruido?-digo

- No se imagina, venga ayudeme-dice

- Bien, vamos a el reino-dice

- Pero princesa-dice chocolate

- No me demoro chocolate, va a ser rapido-digo

- Esta bien, aquí te esperaré-dice chocolate

Asiento y me levanto de la cama, me acerco a Melody ella pone una mano en mi hombro y con un chasquido pasamos de la habitación de chocolate a un gran salón que nunca había visto y no es como si yo diabulara por el castillo pero nunca había visto este salón, al final de el salón hay una puerta de donde se escucha mucho ruido.

- ¿Ahí es?-digo

- Si majestad, yo no puedo entrar la última vez los dragones me vuelven polvo y si su fuego me roza por un segundo estoy muerta-dice Melody

- ¿Cuál es la posibilidad de que a mi no me pase lo mismo?-digo

- Uno usted tiene el sirelesto y dos los dragones reconocerán su esencia cuándo entre-dice

- Bueno así está bien, ahora ire-digo

Ella asiente y yo camino hacia la puerta, tomó el pómulo y lo giró abriendo la puerta, entró a la habitación y está completamente oscura.

- ¿Hola? ¿Dragones?-digo

La luz de la habitación se prende de repente haciendo que me cesará por unos minutos, pestañe algunas veces para aclarar mi vista hay unas 5 personas delante de mi.

- ¿Ustedes que hacen aquí? ¿No se dan cuenta que los dragones podrían hacerlos polvo? Melody dice que casi la hacen polvo es peligroso para ustedes aca-digo

- Majestad al fin, la estábamos esperando venga-dice una chica

- ¿Esperando? ¿A mi? ¿No me han escuchado de lo que digo de los dragones?-digo

Ellos ni caso me hacen y me hablan a un lugar donde hay otra habitación este salón sólo habitación tras habitación tiene que extraño y los dragones que ni aparecen, ellos abren la puerta y entramos donde hay una cama, hay una mujer arriba de la cama está embarazada y sudando a su lado hay un hombre que la mira preocupado, ellos al darse cuenta de mi presencia me miran.

- Majestad-dicen

- Si hola pero es que ¿No le tienen miedo a los dragones?-digo

- Majestad ayudenos-dice la mujer con un poco de dificultad

- ¿Para qué soy buena?-digo

- Mi bebé ya está en camino-dice la mujer

- Si lo se, lo noto porque nadie se abre de piernas en una cama si no es para otra cosa-digo

- Majestad ayudenos con el parto-dice el tipo

- ¿Perdón? ¿Me estas hablando a mi? Disculpe señor de verdad pero yo no se nada de partos yo hasta creo que me caí cuando naci-digo

- Por favor majestad, se lo suplico-dice la mujer

Ella ha estado hablando con dificultad pero seguramente es por las contracciónes que ha de tener ahora mismo, me acerco a las piernas de la señora gracias a dios su vestido cubre su parte íntima pero de seguro que debo verla para ver a su bebé salir, levanto su vestido sin ninguna intención de ver su parte íntima pero lo que me toca.

- Señora creo que es el momento de que comience a pujar, le advierto que yo he visto un parto pero en las películas así que creo que se que debo hacer-digo

Ellos asiente y la mujer comienza a pujar, yo creo que sirvo para doctora.

◇◇◇◇◇◇◇◇◇◇◇◇◇◇◇◇◇◇◇◇◇◇◇◇◇◇



Melany1528

Editado: 02.10.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar