Eres Mia, Pequeña Fiera

Tamaño de fuente: - +

Cap 1 - La mudanza inesperada.

Narra Lumina:

Me despierto por la horrible alarma como me desperte de un hermoso humor la estrello contra la pared, me levanto de un salto y me dirijo al baño me siento extraña hoy como nerviosa yo que se al entrar al baño miro mi reflejo en el espejo se ve con ojeras y mis ojos no expresan nada solo tristeza, tristeza por una perdida hace dos semanas mi padre lo mataron asi que no fue muy feliz eso, que maleducada soy mi nombre es Lumina Diaz y tengo 13 años pero parezco de unos 16 por ser alta, mi madre se llama Elle Diaz y mi padre se llamaba Jonathan Ferrari Diaz.

Me cepillo lentamente mientras me miro en el espejo pero termino despues de 5 minutos mas, me quite la pijama hasta solo quedar en bragas las lagrimas caian como cascadas pero solo caian ellas yo solo miraba aburrida como la lluvia artificial hacia su aparicion entre sin quitar mis bragas, al sentir el agua empaparme solo me dedique a quitar mis bragas y hacer mis necesidades.

Cerre el grifo y sali de la ducha, me enrole una toalla alrededor de mi cuerpo sali de el baño sin ponerme una toalla en la cabeza asi que como goteaba el piso se mojaba por las gotitas que caian, me seque todo el cuerpo para luego colocarme las bragas y sosten camine a el armario asi en ropa interior y lo abri dejando a la vista mi poca ropa busque entre ellas hasta encontrar esto:

Cerre el grifo y sali de la ducha, me enrole una toalla alrededor de mi cuerpo sali de el baño sin ponerme una toalla en la cabeza asi que como goteaba el piso se mojaba por las gotitas que caian, me seque todo el cuerpo para luego colocarme las b...

Me puse un gorro en mi cabeza y mis lentes tienen contacto porque tengo un problema con la vista no veo bien y necesito los lentes porque mi vista es un poco borrosa a veces, me coloco la mochila y como no tengo telefono porque no quiero ni siquiera tengo amigos excepto por feliz es como mi hermano de otra madre, me gusta tener amigos hombres y felix es un buen amigo hombre.

Salgo de mi habitacion, al pasar por el corto pasillo visualiso la habitacion de mi padre ella y mi mama se separaron antes de que lo mataran me da un poco de nostalgia pero se que ellos se amaban aunque estubieran divorciados y separados por unos pocos metros, camino y bajo las escaleras al ver que mi mama no esta cojo una manzana de el cesto y salgo de mi casa cerrandola.

Al salir de mi casa, vi a mi rubio favorito me acerque a felix y le di un sonoro beso en la mejilla el me sonrio y beso mi frente.

— Holi rubio-digo

— Hola pequeña demonio, ¿como estas?-dice

Comenzamos a caminar mientras hablabamos de cualquier cosa al llegar a la escuela todos nos miraban ya que ibamos tomados de la mano somos mejores amigos pero actuamos como novios, hermanos, enemigos y primos, fuimos a nuestras clases y nos sentamos juntos el tiempo paso tan rapido que ya me encontraba camino a mi casa con feliz pero al ver un carro de mundanzas nos miramos extrañados.

Hombres salian con cajas, entramos a la casa como si pisaramos otro planeta desconocido al ver a mi mama bajar las escaleras las miramos.

— Hija... Hola, muy bien no queria decirte esto asi pero nos mudaremos a Montana sera mejor para ti y para mi comenzar una vida nueva vida llegaremos a Montana a la 6 de la tarde y mañana entraras a un nuevo instituto-dice

— Pero...-digo

— Lo siento cariño, perdon si es apresurado pero solo empaca tu ropa-dice

— Mama, esto es una decision muy apresurada ¿y lo que yo pienso?-digo enojada

— No importa mientras sea por tu bien-dice

Subi enojada las escaleras y fui a mi habitacion busque la estupida maleta y entre toda mi poca ropa y empaque mis libros favoritos tambien empaque mi mochila para la escuela tengo cuadernos que me serviran a la perfeccion y lapices, lapiceros y borradores al estar todo listo baje con todo y ahi estaba mi rubio me abalanze a sus brazos y lloramos como dos niños que les quitaron sus juguetes favoritos.

— Te extrañare-digo

— Yo tambien, pequeña demonio-dice

Me separe y le di un sonoro beso en la mejilla el me beso la frente y sali de la casa cargando las maletas, fue demasiado triste y mas cuando entre al camion y vi a mi pobre rubio despidiendose con la mano todo fue muy rapido ya estabamos de camino a Montona o como se llame de todos modos no me importa solo quisiera volver a ver a mi rubio ya lo extraño tanto.

Despues de dies horas llegamos a una casa ni grande ni pequeña todos bajaron las cosas y las dejaron adentro de la casa yo baje mi maleta y entre, es muy bonito pero eso no me importa duramos mucho ordenando terminamos a las 10 asi que me fui a dormir me puse un pijama mi cuarto no es tan grande es igual que el otro me tiro en la cama cuando ya tengo puesta la pijama cierro los ojos.

A la mañana siguiente.

Me levanto porque tocan la puerta de mi habitacion, al abrir los ojos mire la puerta que se abre mostrando a mi mama toda arreglada me mira sorprendida porque ni siquiera me he duchado.

— ¿No has puesto la alarma?-dice

— Nop-digo algo adormilada

— Pues parate, duchate rapido, cambiate igual y baja a desayunar de la misma manera por cierto te comprare un telefono-dice

— Mama ya hablamos de esto, no quiero un telefono no me sirve de nada ademas te ahorraras el dinero que seguro tienes cosas mas importantes para comprar asi que no te preocupes-digo levantandome de la cama



Melany1528

Editado: 02.10.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar