Eres Mia, Pequeña Fiera

Tamaño de fuente: - +

Cap 17 - El espíritu vengativo de Karen

Narra Lumina:

Después de unos minutos, el me soltó y abrió los ojos, intento sonreírme pero le salio mas como una mueca yo le devolví una sonrisa y lo ayude a parar para ponerle su brazo en mi hombro, si que pesa un montón pero esta bien.

— ¿Que haces acá? Debías estar en el refugio-dice

— Tonto ¿Me crees tan mala como para dejarte morir?-digo

— No es eso, casi mueres si no fuera por esa bruja-dice

—  Se llama Melody-digo comenzando a caminar

— Exacto, ademas a la reina no la puede matar ningún hechicero común, ni siquiera yo que soy una bruja común-dice Melody

— ¿Bromeas? Tienes 5000 años-digo

— Eso no tiene nada que ver, comparada con la reina de los brujos soy como una hormiga-dice Melody

— Aun así no debiste venir-dice Chocolate

Entramos a la mansión de Chocolate, no había ni una sola alma ahí dejo a Chocolate arriba de un sofá y lo miro mal ¿En serio? ¿Ni un gracias? Solo se ha pasado regañandome sobre que no debí venir.

— Pues lo siento, la próxima vez no seré tan amable ya veo que la amabilidad no me sirve ni para limpiarme el culo-digo 

Me voy molesta de ahí, subo las escaleras con rapidez y camino hasta la habitación de chocolate que es la habitación principal así que entro y cierro dando un portazo, uno intenta ser amable y es malo a pero cuando uno no es amable también es malo ¿Quien lo entiende?

— Ni siquiera un puto gracias ¿Quien entiende a ese imbécil? Debería sentirse avergonzado de que lo salvo una chica pero ¿Quien se cree ese puto?-digo a la nada

Cojo la lampara y la tiro al suelo rompiendo así la bombilla en pedazos, voy tirando todo a mi al rededor.

— Primero me pide una oportunidad y se la doy luego lo salvo y ya soy la mala ¿Quien coños lo entiende? Díganme así veo que tengo que hacer y que no, prefiero miles de veces volver a mi estado que estar con ese idiota-digo

Arg, en solo minutos la habitación se encuentra de cabeza escucho como la puerta se abre y me volteo, mi prima y Felix se encuentran viendo sorprendidos la habitación.

— Prima ¿Te encuentras bien?-dice

— Estoy perfectamente-digo respirando agitada

Mi corazón palpita de forma muy rápida, creo que fue demasiada adrenalina.

— ¿Que paso acá? ¿Problemas en el paraíso?-dice alejandra

— ¿Que paraíso?-digo

— Olvídalo amiguis, ven bajemos a cenar has estado acá por horas murmurando y rompiendo cosas-dice Felix

—  ¿Horas?-digo

— Sip-dice

— Ok-digo

¿Pasaron horas? Yo lo sentí como minutos, supongo que tal vez estoy loca salgo de la habitación y Felix me sostiene de la mano sonriéndome, primero que nada es solo para tranquilizarme yo no le gusto a el, a veces suelo tener ataques de ira y destruyo todo y el hace eso para tranquilizarme.

Vamos hablando de cosas triviales mientras caminamos hasta el comedor, en el aire se empieza a sentir una vibra negativa no se como puedo percibir vibras pero es lo que percibo, me detengo para mirar fijamente al frente.

Alejandra me mira confundida porque me he callado de repente, es que no creo lo que veo, una niebla negra se comienza a convertir en Karen quien me mira seria.

— Alejandra creo que tenemos visitas-digo señalando a Karen

Ella me mira confundida pero solo asiente y mira hacia donde estoy mirando, abre los ojos como platos en seguida ella aparece delante de mi, por unos segundos me lleve a asustar nunca había visto un fantasma ademas ¿Como murió?

— Solo por ti Mati no me hace caso ¿Que tienes tu que no tenga yo?-dice furiosa

— Supongo que yo no soy tan perra y estúpida, debiste quedarte en el refugio cuando te dije y no ir por Mati cuando ni siquiera sabes pelear-digo

Tal vez la me sentencie pero me da igual yo tengo razón y ella no.

—Eres una imbécil, si Mati no esta conmigo no lo estará contigo tampoco-dice bien enojada

Ella mira a mi castaño quien esta muerto de el miedo se puede ver que tiembla, me puse adelante para que no le hiciera nada.

—  El pleito es conmigo, así que a mi es a quien debes de matar no a mis amigos-digo

Se escucho algo loco pero no permitiré que hiera a mi castaño, ella me mira seria puedo notar la ira y el rencor en su mirada.

— Cierto para eso vine ¿En que estábamos?-dice

— En que si tu no tenias a mi chocolate no lo tendría yo-digo

Estoy completamente segura de que Melody vendrá a salvarme solo tengo que gritarle cuando no pueda con esta mientras tanto intentare vencerla por mi cuenta, su mirada en mi me eriza la piel.

— Mati no es tuyo y nunca lo sera, así que no digas que es tuyo-dice

Yo solo asiento, sus ojos se vuelven negros al mirarme no sabia que los fantasmas podían tener los ojos negros, se que es momento de correr pero sigo ahí esperando el golpe.

— Mi reina, comience a correr yo la protejo-dice mi prima

— Ya entiendo, vez muchas películas tu también vas a correr mueve tu culo y corre, es a mi a quien quiere-digo

Ella me mira algo sorprendida pero yo agarro su muñeca y también la de mi castaño y comienzo a correr con ellos mientras Karen nos persigue por todo el pasillo, al voltearme para ver si seguía estaba hecha un moustro ella se ríe mientra nos persigue hasta su risa es un asco, bajamos las escaleras corriendo y nos dirigimos al comedor, abrimos la puerta y mi castaño agarra la primera silla y se la pone a la puerta.



Melany1528

Editado: 02.10.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar