¡eres Mia! Primer Advertencia!

Tamaño de fuente: - +

FIESTA EN CASA DE DERECK Y ETHAN (PARTE 2)

Al momento que iba a responder se dejo ir sobre mi empotrándome contra la pared y besándome repentinamente, sacándome de mis pensamientos, al contrario de lo que me imagine fue un beso suave pero que puedo decir yo no tengo mucha experiencia en besos, cuando el trato de intensificar el beso se abrió la puerta y nos separamos como si  quemáramos.

-Lo lamento pensé que no había nadie- Dijo Lucas, a lo que asustada voltee a verlo y solo vi una mirada de te lo dije. 

-Espera no es lo que parece-Dije espantada volteando a ver a Dereck en busca de ayuda pero el solo miraba a Lucas como si su mirada lo pudiese matar.

-¿Y que parece? según tu Emma.

-A ti que te importa que parezca-Espeto Dereck.

-No parece nada solo me equivoque pensé que aquí estaba el baño, es todo Lucas-Dije adelantándome antes que esto empeorara.

-¿El baño? te puedo llevar.

-No necesita que la lleves, para eso me tiene a mi, aléjate de ella ya te lo había advertido imbécil-Espeto Dereck muy enojado, esto ya me esta preocupando.

-¡Respecto a lo del baño!, Lucas guíame por favor-Dije tomándolo del brazo y saliendo rápidamente de la recamara.

-Sabes que me va a odiar mas de lo que ya lo hace verdad- Espeto un poco asustado.

-¿Desde cuando eso te preocupa?-Dije divertida.

-Pues si pero...

-No te preocupes, ahora si llévame al baño-Dije interrumpiéndolo.

Después de ir al baño le pedí a Lucas que me ayudara a buscar a Leah, al encontrarla el se fue con unos amigos y yo me quede con una Leah muy borracha, a lo que decidí que ya era hora de partir a su casa.

-¿Emma por que ella no me quiere?-Dijo Leah casi llorando.

-¿Ella? ¿Desde cuando te gustan las chicas?, bueno no importa después me cuentas ya vámonos.

-No, tengo que encontrarla, hacer que me acepte-Decía totalmente fuera de si, se le notaba una gran tristeza-

-No se quien es ella pero no me gusta nada como te pones por su rechazo, mañana hablamos de ella si tu así lo deseas.

-Eres una gran amiga lo sabias-Me sonríe tiernamente.

-No, no lo sabia pero gracias por decirlo aunque estés muy borracha-Le conteste acariciando su cabello.

Al llegar a la calle tuve que marcarle a un taxi para que nos llevara a casa de Leah, iba realmente nerviosa ya que íbamos solas, al llegar a nuestro destino el taxista me ayudo a bajar a Leah muy amablemente y se lo agradecí ya que no podría haberlo echo sola, como pude fui abriendo puertas hasta encontrar el cuarto de Leah, su casa es realmente muy bonita.

Me sorprendió el echo de que sus papas no estén, talvez se lo pregunte mañana, pensé mientras me acomodaba a un lado de Leah ya que no me dijo como nos acomodaríamos al dormir.

-¡BUENOS DIAS DORMILONA!-Grito Leah.

-Cielos Leah déjame dormir, ¿Cómo tienes tanto entusiasmo después de tu borrachera?

-Bueno nunca me a afectado-Dijo como si nada encogiéndose de hombros 

-Aun no entiendo como es que solo me fui un momento y al volver estabas tan borracha-Le dije a lo que solo suspiro con un deje de tristeza.

-Bueno ver a la chica que te gusta coqueteando con otros enfrente de ti nos es tan lindo que digamos.

-Ni siquiera sabia que te gustaban las chicas-Dije confundida.

-Nunca me lo preguntaste-Se encogió de hombros.

-Tienes razón-Dije restándole importancia.

-De verdad no me dejaras de hablar ahora-Dijo asustada con sus ojitos cristalinos.

-Escucha no tengo razón para dejarte de hablar realmente me agradas, al decirme esto me das a entender que realmente te han echo daño con respecto a esto-Le conteste angustiada, abrazándola.

-No tienes una idea, el único que me a apoyado en esto es Tomi, me alegra tener a alguien mas a mi lado-Me contesta hipando.

-No te preocupes a partir de hoy contaras siempre conmigo.

-Gracias Emma no sabes cuan feliz me haces desde que les Conte a mis papas que mi alma gemela es una chica, no pasan mucho tiempo en casa, me evaden y me duele tanto como no tienes una idea-Dijo abrazándome mas fuerte.

-Tus papas no saben lo que se están perdiendo con el tiempo que tengo de conocerte se que eres una chica lindísima, aunque pensé que te gustaban los chicos.

-Y me gustaban hasta que apareció ella ahora solo pretendo que me siguen gustando.

-Bien no se quien es ella pero no me gusta que te haga sufrir.

-Da igual yo la amo como no tienes una idea y se que ella siente algo por mi solo tiene miedo.



MiriamCorpus21

#935 en Novela romántica
#304 en Fantasía

En el texto hay: hombreslobo, romance, magia

Editado: 29.05.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar