Eres mía, Teniente

Tamaño de fuente: - +

CAPÍTULO 5

 

Cumpleaños 1/2.

Allison

Al sonar mi alarma, cuarenta minutos más temprano de la hora en que la regularmente me levanto, me despierto para después levantarme de la cama, luego de haber pasado unos segundos en mi cama, sonreí y le di gracias a Dios por haberme dado otro día de vida. Después de haberme dado una ducha y de haberme puesto mi ropa, unos pantalones vaqueros de mezclilla, una blusa blanca con un ligero escote por delante, lo iba a complementar con un abrigo azul marino largo, me senté frente a mi tocador mientras me colocaba mis aretes de pompones color negro, para después calzarme mis botines negros de igual manera, en mi tocador encontraban todos mis maquillajes, perfumes, todo lo que ocupa una mujer para poder arreglarse y ponerse bella.

Hoy es un gran día, ya que es el cumpleaños número 7 de mis niños hermosos, no puedo creer que rápido se pasa el tiempo, ya están muy grandes, y cada día los amo más.

Como es viernes, los niños tenían que ir al colegio, a ellos no les gusta faltar, pero cuando salgan de clase si habrá una comida en la casa de mis padres, para festejar su séptimo cumpleaños.

Al estar ya lista tomó todo lo que necesito y bajo a la cocina les quería preparar el desayuno a los niños, para ser precisos su desayuno favorito. Waffles con frutos rojos, miel de maple y acompañado con su leche con chocolate.

Luego de haber acomodado todo lo que hice, haber lavado los trastes que ocupe, coloque los platos en la mesa.

Subí de nuevo las escaleras y me dirigí a la habitación de mis niños.

-Buenos días mi niño, es hora de levantarse - le dije a Daniel dándole muchos besitos en la cara, pude ver como poco a poco despertó, sonrió.

-Buenos días mami, voy a darme una ducha - aviso yo sólo dije que si con la cabeza.

El entro al baño de su habitación, yo me dirigí a la habitación de Dannia.

-Buenos días princesa es hora de ir a la ducha - la llene de besos la cara, al igual que a Daniel. Poco a poco despertó.

-Hola mami, lo se iré a la ducha- se estira sentada en la - Oye mami ¿qué día es hoy? - pregunta mi princesa, sé muy bien a lo que quiere llegar, pero le seguí el juego.

-Mmm... Hoy es viernes mi amor, ahora apúrate que se hace tarde. - ella sólo dijo que si con la cabeza y se dirigió al baño con la cabeza abajo.

No sé cómo es que cree que he olvidado su cumpleaños, jamás lo olvidaría.

Salí de su habitación no sin antes decir que los esperaba abajo para desayunar. Ellos me gritaron un “Sí mamá” desde la ducha de cada uno.

En lo que ellos bajaron yo coloque todo en orden la mesa del comedor, no tardaban en bajar, arregle mis cosas para el trabajo para poder tenerlas a la mano. Hoy venía vestida
diferente a como me visto para el trabajo, ya que la blusa es un poco escotada, en fin, me gusta cómo me veo.

Al poco rato llegaron los niños, cuando están en la entrada del comedor comencé a cantar las mañanitas.

-Estas son las mañanitas que cantaba el rey David hoy por ser su cumpleaños se las cantamos así, despierten mis niños, despierten miren que ya amaneció ya los pajaritos cantan, la luna ya se metió, - termine de cantar todas las mañanitas. - ¡FELIZ CUMPLEAÑOS NÚMERO 7 MIS AMORES! - los abracé, ellos igual me abrazaron, estaban muy sonrientes.

- Gracias mami, pensé que lo habías olvidado - dijo mi pequeña Dannia.

-Claro que no mi amor, óyeme bien jamás, pero jamás olvidaré tu cumpleaños - le sonreí y me regreso el gesto.

-Gracias mami te quiero mucho - dijo estas ves Dany.

-Yo más mi niño - sonreí. -Buenos mis niños a desayunar, no tarda el llegar su tía para llevarlos a la casa de los abuelos y de ahí al colegio - les informe - Nos vemos en casa de los abuelos más tarde mis niños, y recuerden que saliendo del colegio tienen tareas que hacer - ellos no saben de la fiesta de hoy ya que es una sorpresa que les hemos preparado, irán algunos amigos de su colegio, los cuales igual saben que es sorpresa. -  Bueno yo creo que no tarda en llegar su tía - ellos se sientan a desayunar - Así para que pueda irme al trabajo - estaba por sentarme en una silla, pero en eso tocan el timbre - Creo que ya llegó su tía nos vemos más tarde mis niños hermosos. Se portan bien y ya saben, obedecen a la maestra, a su tía y a sus abuelos, por favor - les doy un beso en la cabeza a ambos. Tome mis cosas y camino hacia la puerta.

-Si Mami, Adiós mami te amo - dice Daniel.

-Igual yo te amo mami - dijo Dannia.

-Yo más mis niños - abrí la puerta y mi hermana muy sonriente estaba parada allí - Hola y adiós - le di un beso en la mejilla - Nos vemos en la fiesta, ellos no saben nada así que no abras la boca ¿Okey? - susurré saliendo del departamento ella sólo dijo que si con la cabeza.



Fergus Espincoric

Editado: 13.06.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar