Eres mía, Teniente

Tamaño de fuente: - +

CAPÍTULO 8

Allison

James sonríe, se acercó a mí poco a poco y deja un beso en la comisura de mis labios.

Sólo sonreí, y él me regresó la sonrisa.

-Vaya historia - me mira sorprendido, y después sonríe - Eres una mujer admirable, sacar a tus hijos sola es de personas valientes y fuertes - toma mi mano sobre la mesa - Te admiro de verdad. - sonríe y acaricia mi mano con su pulgar.

-Gracias - me sonroje - Lo hago porque los amo con todo mi corazón. Ellos son mi razón de vivir, después de que pasara lo de... - guarde silencio, ese tema me afecta mucho aún.

- Oye si no quieres decirlo, no lo hagas, tranquila - acaricio mi mejilla con su mano libre.

-Gracias - sonreí.

En ese momento llegó la cena.

-Gracias - le agradecí al mesero.

-Gracias - agradeció James.

Y en ese momento comenzamos a cenar.

-Y dime ¿Cuál es tu historia? ¿A que he dedicas? - le pregunté. al terminar un bocado

-A decir verdad no hay mucho que contar - sonrió mientras se limpia la orilla se sus sexys labios con la servilleta blanca de tela - Soy dueño de dos empresas importantes aquí en Nueva York - me sorprendo ante tal confesión - Drug Company Harrison and Thompson, es una empresa de Fármacos de la que soy dueño junto a un buen amigo, yo soy el que me dedico a lo administrativo y el de la fabricación de los productos - explica mirando mis ojos - Thompson advertising company la cual me heredó mi padre, es una compañía de publicidad, además de que es la empresa familiar - toma otro bocado, lo mastica para segundos después vuelve a hablar - Estudié Economía, tengo dos postgrados en Contabilidad y administración de empresas, soy bueno en mi trabajo a decir verdad, desde los 20 años estoy en este negocio, y te soy sincero me gusta lo que hago - hizo una pausa para comer otro bocado - Estoy soltero, no tengo hijos, al menos no aún, no hace mucho salir de una relación larga, de la cual no quiero hablar - suspira pesadamente y siguió cenando.

Durante la cena degustamos un vino algo fuerte. Sólo tomamos una copa cada uno.

En pocos segundos la mesa se inundó de un gran silencio, un silencio cómodo, a decir verdad.

Después de la cena pedimos un delicioso postre, James pidió un pastel de zanahoria mientras tanto yo pedí una rebanada de pastel de chocolate.

-Y dime ¿Tienes algún tipo de relación con alguien? Ya sabes un novio... o algo por el estilo.... - pregunta de repente James.

-No, por el momento no, estoy bien así, soltera.... - sonreí de lado.

Terminamos la cena, charlamos un rato más, para después de un rato decidimos irnos del lugar. Nos levantamos de nuestros asientos, James pago posteriormente salimos del lugar, nos montamos en su auto y tomar marcha, no sé adónde la verdad.

- ¿A dónde vamos? - Pregunte un tanto nerviosa.

Él sonrió mostrando su perfecta dentadura.

>Vaya ¡Que sonrisa tan hermosa! <

-Tranquila, sólo iremos a un lugar antes de que te lleve a casa. - sonríe de nuevo.

Yo sólo asiento con la cabeza.

Después de un trayecto no tan largo, llegamos a ciclo-pista muy famosa aquí en Nueva York.

- ¿Te gusta? - pregunta James.

-Sí, claro que sí, me encanta es.... Hermoso - hago una pausa admirando la bella vista - Había venidos aquí antes pero nunca de noche, incluso más hermoso de noche…- mire todo alrededor.

-Me alegra saber que soy el primero que te ha traído a este lugar de noche - no despega su mirada de la mía.

Había una Luna muy hermosa en este momento.

>Me encanta. <

-Está muy hermosa Luna ¿No crees? - comente con una gran sonrisa mirando la Luna.

-Sí, es hermosa - lo mire y su mirada está sobre mí, al momento en el que baje mi mirada hacia él, subió su mirada a la Luna, me limité a sonreír de lado, para después despegar mi vista de él.

Estuvimos mirando un rato más la Luna, es realmente hermosa. decidimos sentarnos un rato en una de las bancas que había justo detrás de nosotros, todo el tiempo estuvimos en un gran silencio, un silencio cómodo en lo que a mi concierne.

De un momento a otro sentí ganas de llorar y no tenía idea del porqué.

>Serian lágrimas de emoción y nostalgia< Pensé.

Tenía años que no me trataban como James lo estaba haciendo esta noche, la cual sin duda alguna se había convertido en la mejor noche de mi vida, él es una persona increíble, que me es difícil creer que sea tan lindo conmigo. A pesar de que es poco el tiempo que llevo conociéndolo.



Fergus Espincoric

Editado: 13.06.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar